El PSOE en el Ayuntamiento de Málaga certifica un compromiso presupuestario con el equipo de gobierno

Pérez: “Hemos primado un acuerdo para ayudar a las familias que peor lo están pasando abandonando las trincheras ideológicas”

El Grupo Municipal Socialista ha anunciado esta mañana una serie de acuerdos presupuestarios después de varias semanas de negociaciones con el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Málaga. Así lo ha anunciado el portavoz del PSOE, Daniel Pérez, quien ha asegurado que su grupo ha “primado un acuerdo para ayudar a las familias que peor lo están pasando, abandonando las trincheras ideológicas”. De esta forma, tras un acuerdo valorado en torno a los 40 millones de euros, los socialistas se abstendrán tras lograr acuerdos que profundizan en una “salida social de esta crisis sanitaria, que ha creado graves desigualdades en nuestros barrios, en nuestros vecinos”.

“Cerramos este acuerdo pensando en las familias que peor lo están pasando, las mismas que han tenido que hacer las colas del hambre en nuestros barrios, las que no pueden pagar el alquiler por esta maldita situación, por esas empresas que lo están pasando tan mal, por esos trabajadores en ERTE o esos autónomos que desde que dio comienzo la pandemia han visto mermados sus ingresos. Ellos son la motivación de este acuerdo, abandonando postulados de siglas para avanzar en la necesidad social. Vivimos tiempos complejos y complicados, y mi mano, y la mano del Partido Socialista, a diferencia del PP y Ciudadanos a nivel nacional, como ustedes pueden ver, está tendida y lo seguirá estando mientras haga falta. Porque esa es nuestra vocación, la de ser útiles”, certifica Pérez.

Cabe recordar que el portavoz socialista ya ofreció en el mes de mayo al propio alcalde un proyecto ‘Málaga Suma’ donde se marcaban una serie de líneas maestras, con carácter presupuestario, “para abordar los cambios necesarios tras el drama económico y social que ha supuesto para muchas familias la crisis sanitaria de la COVID-19. Hablamos de una profunda desigualdad sobre la que reclamábamos al ayuntamiento hacer más de lo que hace”.

En el mes de agosto el concejal volvió a tender la mano al alcalde para pactar las cuentas. Pese a no encontrar respuesta por parte del equipo de gobierno, en el mes de diciembre los socialistas presentaron una moción urgente a pleno para crear una comisión de trabajo que llegase a acuerdos presupuestarios. El PP y Ciudadanos votaron contra la misma, sin embargo, a los pocos días, rectificaron desde la concejalía de hacienda y se creo un equipo de trabajo que ha cosechado el acuerdo de hoy.

En cuanto a los acuerdos, el portavoz ha asegurado que “se ha conseguido que el equipo de gobierno este año sí aplique a crear un plan de empleo en conjunto con la Junta de Andalucía, el mismo que negaron meses atrás, por lo que es una buena noticia en términos socioeconómicos que dará respuesta a cientos de malagueños con un presupuesto cercanos a los 8 millones de euros”.

Otra de las áreas referenciadas es la de derechos sociales, “un escudo social básico que crece en más de 11,2 millones entre ayudas al tercer sector, en 3,4 millones con entidades de reparto y economatos, así como ayudas directas a las familias por valor de 6,5 millones o el aumento de los servicios sociales en su plantilla con 1,3 millones más. Es decir, hablamos de un acuerdo con un marcado acento social”, explica el edil del PSOE.

Los socialistas además pidieron al equipo de gobierno un aumento de los planes de ayuda al alquiler de vivienda al observar el fracaso de los últimos. “Finalmente hemos conseguido que se mantengan los actuales y se cree un nuevo plan, con una partida inicial de 1,2 millones, donde se dará realmente respuesta al drama de aquellas personas que, tras esta pandemia, no pueden pagar el alquiler y eran rechazados por el IMV en sus ayudas. En total hablamos de 4,1 millones en una cuestión vital para nosotros”, suscribe el dirigente socialista.

También avanza el acuerdo, según explica el portavoz, en la línea de “mejorar las ayudas directas a empresas, pymes y autónomos. Mejorando el exiguo plan actual hasta el máximo de solicitantes, que podemos ponderar en torno a los 10 millones de euros, así como planes directos para el taxi, con 415.000€, y el sector cultural, con 800.000€. A esto, además le sumamos un recorte al área de fiesta de 400.000€, que podrá aumentarse, para que no sucedan incongruencias como las del pasado año”.

En cuanto al apartado de infraestructuras, el dirigente comenta que se ha conseguido “un acuerdo de mínimos en la construcción de redes separativas y mejoras para EMASA por valor de 5 millones. Y un plan para barrios e infraestructuras de 10 millones, un plan al que haremos en conjunto seguimiento para poder marcar parte de esas obras y así acertar con lo que realmente se hace, profundizando en la mejora de la movilidad sobre todo”.

“Sinceramente, no es el mejor presupuesto posible, es muy mejorable, pero creemos que al menos si son unas cuentas más realistas que las actuales en su vertiente social, razón por la cual nos mostramos razonablemente contentos. No obstante, el voto positivo se ha quedado lejos ya que el equipo de gobierno se ha negado a aceptar exigencias básicas como la bajada de cargos de confianza, la eliminación del impuesto a la muerte que suponen las plusvalías por herencia o la tan necesaria marcha atrás a la zona azul en Cruz de Humilladero y Huelin”, ha finalizado.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,675SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad