Banderas moradas

Banderas moradas

Cuelga estos días en mi balcón una bandera de Jaén. Confieso que yo siempre quise tener una bandera de Jaén. No sé si ese deseo de mis tiempos casi infantiles o tal vez ya adolescentes proviene de cuando yo frecuentaba Fondo Gol en el viejo estadio La Victoria. Es bastante probable.

A la vuelta de unos años ese deseo lo he acabado cumpliendo. Ha tenido que ocurrir un estallido social en tierras del Santo Reino para que hoy por hoy sea factible hacerse con una bandera de nuestra ciudad con cierta facilidad, porque no es algo que se adquiera en las tiendas de souvenirs de por aquí porque sencillamente es que apenas existen. Ni tiendas de souvernirs ni banderas de Jaén para adquirir a pie de calle.

Lo mío no ha sido un arrebato, ni tampoco es una cuestión estética para darle lustre a mi calle. Me he adherido a la causa común del jaenerismo que quiere alzar su voz para reinvidicar que no somos invisibles, que seguimos existiendo, que no se nos desprecie ni se nos olvide.

Mi bandera de Jaén en el balcón es una de tantas que desde el pasado fin de semana se deja ver asomando por las calles y las cuestas de nuestra ciudad. Una respuesta visual, pacífica, simbólica y muy auténtica ante todo como llevamos soportado, pero en un contexto también muy concreto: en pleno puente de Andalucía. La comunidad autónoma a la que supuestamente pertenecemos en lo administrativo y así lo cuentan los libros de historia, pero que luego casi no tiene reflejo en lo presupuestario y me atrevería a señalar que cada vez menos en lo identitario.

Y a los hechos me remito tras haber visto en estos días un original video de una cadena de supermercados llamada “El Jamón” – que por cierto aquí no tiene presencia- aprovechando el amplio repertorio de vocablos que contiene el popular diccionario del habla andaluza (y no me refiero expresamente a la obra de Alcalá Venceslada), con un montón de expresiones con el que seguramente se identifica más un “Caballa” de Ceuta que cualquier jiennense de la Sierra de Segura. O sea, absolutamente nada.

El poema “Aceituneros” de Miguel Hernández, oficializado como himno provincial por la Diputación se inicia en sus primeros versos con un contundente “Andaluces de Jaén”. Resulta paradójico cuanto menos, que casi noventa años después, hayamos convertido en himno unos versos con los que posiblemente no podamos sentirnos ahora tan reconocidos por lo minúsculo que resultamos ante el resto de una región que siendo tan poliédrica como es parece tener una versión casi única de ser andaluz. O más que única, oficial.

En Jaén tenemos más de un kilómetro entero dedicado a Andalucía en forma de Avenida. En uno de sus extremos, se erige la bandera verdiblanca de nuestra comunidad presidiendo la Glorieta de Blas Infante, dando sentido y contenido al espacio. Y en el extremo opuesto del Gran Eje, que es como jaeneramente conocemos a la Avenida de Andalucía, se dejan ver muchas banderas moradas de Jaén. Llevamos toda la semana así, con sentimientos encontrados entre lo que somos, lo que queremos ser y lo que nos dejan.

Se ha despertado un cierto jaenerismo que no sé hasta dónde llegará en el tiempo, pero por lo pronto comienza a expandirse y medianamente a agigantarse, aunque sea a un paso muy lento.

Igual que una minúscula gota de aceite que crece y se acaba haciendo grande, este sentimiento jaenero está llamado a hacerse oír con toda su fuerza el próximo fin de semana, con banderas moradas y aceitunadas de la provincia atravesando nuestro mar de olivos hasta llegar a Despeñaperros, allí donde Andalucía empieza o termina. Toda una provincia en una misma dirección y bajo un mismo sentir.

José Luis Marín Weil
Abogado. Crítico Taurino de EsRadio Andalucía. Veinte años dedicado a la información taurina tras pasar por COPE Jaén, Onda Jaén RTV y el Diario Viva Jaén entre otros medios. Director del portal JaénTaurino.com Autor del libro “Recorriendo el Campo Bravo de Jaén”. Tiene tres premios a nivel nacional en certámenes de literatura taurina juvenil. Distinguido por la revista Argentaria con el “Premio a la Difusión Cultural de la Tauromaquia” en la provincia de Jaén. Observando y narrando la actualidad con perspectiva jaenera.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,694SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad