Garzón sacará adelante su ataque al aceite de oliva y al jamón

El ministro de Consumo, Alberto Garzón (IU), ha insistido este miércoles en su ataque a dos de los pilares de la dieta mediterránea, el aceite de oliva y el jamón ibérico. Una criminalización contra la que han levantado la voz varias comunidades autónomas, entre ellas Andalucía.

En una entrevista en RNE recogida por Europa Press, el ministro ha defendido el etiquetado en productos con «exceso de azúcares, sal o grasas» para alertar al consumidor de que resultan «perjudiciales para la salud a medio plazo». La propuesta ha contado también con el rechazo de algunos nutricionistas.

La implantación de ‘Nutriscore’, por tanto, prevista para finales de este año, continúa adelante pese a la repulsa de los gobiernos autonómicos: «Nosotros no innovamos nada, lo que hacemos es regular lo existente», ha espetado.

En este sentido, ha insistido en que se trata de una herramienta que ya existe en otros países como Francia o Alemania y que es el etiquetado frontal que más respaldo científico tiene.

Así, también ha resaltado el carácter voluntario de su implantación, aunque se ha mostrado partidario de hacerla obligatoria. «No podemos hacerlo obligatorio porque es una competencia de la Comisión Europea, lo que hacemos es regular que quien lo quiera poner lo ponga bien, dentro de unos estándares y que funcione adecuadamente para que no se engañe al consumidor», ha apostillado.

Desacuerdo de nutricionistas

Tal y como ha recordado el ministro, ‘Nutriscore’ es un etiquetado frontal de los alimentos que simplifica el «enrevesado» listado de ingredientes que aparecen detrás del mismo a través de un algoritmo. «Si el producto tiene un exceso de nutrientes que se ha demostrado científicamente que son perjudiciales para la salud a medio plazo, como exceso de azúcares, sal y grasas, en la escala frontal aparece más rojo; si es al contrario, más verde», ha explicado, aclarando que ‘Nutriscore’ no explica si un producto es «bueno o malo», sino que solo simplifica su información nutricional.

Preguntado por el desacuerdo de algunos nutricionistas con respecto a ‘Nutriscore’, el ministro ha explicado que se debe a que les parece «insuficiente». «Este etiquetado sólo abarca la dimensión nutricional, y hay otras dimensiones como la trazabilidad ecológica, laboral, o incluso el procesamiento del producto que no se incorporan, y esto sería adecuado según los nutricionistas, por lo que estamos trabajando en ir incorporando estas medidas», ha anunciado Garzón.

No obstante, ha insistido en sus beneficios «dentro de la dimensión nutricional», ya que es el etiquetado frontal que tiene una mejor capacidad de cambiar los hábitos de consumo. «Funciona porque el consumidor va cambiando su pauta de consumo y el productor va cambiando su fórmula nutricional», ha abundado. «Dentro del acuerdo de gobierno está que se tiene que aprobar, y tiene que aprobarse», ha concluido.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,698SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad