Programa para mejorar la calidad de vida de las personas mayores que viven solas.

Tras detectar sus necesidades se les ofrece acompañamiento, apoyo psicológico y los recursos municipales disponibles para este sector de la población. Trabajo conjunto del Ayuntamiento, Cruz Roja, Fundación Harena y el Teléfono de la Esperanza que posibilita movilizar todos los recursos disponibles en el municipio.

El Área de Derechos Sociales, junto con Cruz Roja, Fundación Harena y el Teléfono de la Esperanza, ha desarrollado entre los meses de septiembre de 2020 y febrero de 2021 el Programa de movilización local contra la soledad y aislamiento social de las personas mayores, por el cual se ha contactado con las personas mayores que viven solas, se han conocido cuáles son sus necesidades y se les han ofrecido las ayudas, recursos o prestaciones que existen a su disposición.

El objetivo del programa es movilizar todos los recursos disponibles en el municipio para mejorar la atención a las personas mayores que viven solas, además de la adaptación progresiva de la sociedad al envejecimiento.

Según el Padrón de Habitantes en Málaga existen 9.687 personas mayores de 80 años que viven solas. Este grupo poblacional ha sido el objetivo de este programa municipal, aunque posteriormente se han sumado mayores a partir de 65 años.

Se ha trabajado específicamente con 1.060 mayores que han recibido acompañamiento y apoyo psicológico por parte de la Fundación Harena y el Teléfono de la Esperanza. A ellos a hay que sumar los 776 mayores derivados a los Centros de Servicios Sociales Comunitarios y que están siendo valorados por los trabajadores sociales municipales para poner a disposición las prestaciones existentes si las necesitasen.

IDENTIFICACIÓN DE LAS NECESIDADES DE LAS PERSONAS MAYORES DE 80 AÑOS.

La primera intervención ha sido realizada por Cruz Roja, que se puso en contacto con las personas mayores de 80 años que vivían solas y con las que se pudo contactar ya que en el Padrón constaba su teléfono particular.

Se estableció contacto telefónico con 4.198 mayores, de los que el 50% (2.099) manifestaron que no tenían ninguna necesidad, el 4,3% (182) no han permitido la valoración y el 45,75% (1.917) han sido valoradas por el equipo de Cruz Roja.

De estas 1.917 personas se detectó que 621 necesitaban apoyo para desarrollar las actividades básicas de la vida cotidiana (Apoyo ABVD), 155 necesitan una cobertura de necesidades básicas (Cobertura NNBB), 274 precisan apoyo emocional y acompañamiento y 867 resulta no tener ninguna necesidad por el hecho de vivir solas.

Las y los mayores que necesitaban Apoyo ABVD y Cobertura NNBB fueron derivadas a los Centros de Servicios Sociales Comunitarios, donde se ha iniciado un proceso de valoración de la situación de estas personas y poder ofrecerles los recursos que el Ayuntamiento dispone para ellas.

Aquellas personas que necesitaban acompañamiento y apoyo emocional acompañamiento se derivan a Fundación Harena y el Teléfono de la Esperanza a las que también se unieron usuarios de estas dos entidades mayores de 65 años.

Programa de atención a personas mayores.

ACOMPAÑAMIENTO A PERSONAS MAYORES.

La Fundación Harena trabaja con estos mayores para paliar el sentimiento de soledad y aislamiento, asignando a cada una de ellas personas voluntarias que comparten su tiempo con ellas y que han sido formadas previamente para esta función.

Se trabaja, en el marco de este programa municipal, con 118 personas, 51 de las cuales están recibiendo acompañamiento presencial en domicilios, residencias y hospitales; 57 acompañamiento telefónico; 1 ambos y 9 se encuentran en espera del voluntariado idóneo.

En las tares de acompañamiento trabajan 145 personas voluntarias.

INTERVENCIÓN PSICOSOCIAL CON MAYORES.

El Teléfono de la Esperanza trabaja con estos mayores para mejorar su calidad de vida y su bienestar psicológico. Atienden a 703 mayores, de los que 181 han necesitado atenciones individuales, tras participar todos ellos en sesiones grupales. En esta parte del programa intervienen 168 voluntarios

En los talleres grupales se abordan habilidades sociales en tiempos de Covid, aprendizaje básico y uso del móvil, resiliencia y fortalezas personales, entrenamiento de la felicidad, soledad sana, vivir con plenitud la tercera edad, inteligencia emocional, ansiedad y estrés en situaciones difíciles e inteligencia emocional a través del mindfulness.

En estas sesiones grupales se detectan las necesidades individuales de cada una de las personas y si es necesario pasan a intervenciones individuales.

Todas las personas voluntarias que han participado en el programa a través de Cruz Roja, Fundación Harena y el Teléfono de la Esperanza han recibido una formación específica para poder trabajar y abordar la realidad de las personas mayores, y a quienes se han enseñado unos conocimientos comunes que han hecho posible la homogeneidad del programa.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,698SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad