Salud y Familias pone en marcha el proyecto ‘Fantastic’ para evitar ictus

Se realizará un cribado entre más de 2.000 pacientes con episodios de este tipo por causa desconocida para detectar si padecen fibrilación auricular, lo que aumenta cinco veces el riesgo.

La Consejería de Salud y Familias, a través del Plan andaluz de atención al ictus y el Grupo de investigación neurovascular del Hospital Virgen Macarena, ha puesto en marcha el proyecto ‘Fantastic’, con el objetivo de detectar fibrilación auricular oculta en pacientes andaluces que han sufrido ictus isquémico y evitar así futuros episodios en estos pacientes.

En la fibrilación auricular, las aurículas -las cavidades del corazón situadas sobre cada uno de los ventrículos- no laten adecuadamente lo que puede producir coagulación de la sangre en el corazón.

Los pacientes con fibrilación auricular presentan cinco veces más riesgo de ictus, de ahí la importancia de detectar este factor. Dentro de los que presentan fibrilación auricular, el riesgo de recurrencia de ictus es mayor, llegando a ser de un 15% durante el primer año. El estudio Fantastic (Fibrilación auricular no tratada en Andalucía: Screening tras el ictus) se centrará en la detección de fibrilación auricular oculta en pacientes que han sufrido un ictus isquémico criptogénico (de causa desconocida) mediante una estrategia de innovación que unifica la clínica, la bioquímica y la tecnología para evitar futuros ictus.

El estudio, en el que participarán los hospitales andaluces que cuentan con unidades de ictus y hospitales comarcales, tendrá una duración de 12 meses. Se prevé que participen en este cribado más de 2.000 andaluces anualmente.

Ictus criptogénico.

El ictus criptogénico o indeterminado es un tipo de ictus isquémico cuya causa es desconocida. Este tipo de ictus supone el 25% del total de casos y una de sus fuentes más habituales es la presencia de fibrilación auricular que ocurre de manera oculta en el paciente. El cerebro humano es uno de los órganos donde existe mayor riesgo de obstrucción arterial por coágulos de la sangre bombeada por el corazón y tiene, por tanto, alto riesgo de que estos coágulos puedan producir un ictus.

La problemática radica en la dificultad de detectar una fibrilación auricular en pacientes cuyo ictus no tiene un origen conocido y este hecho ha sido la base para el desarrollo del proyecto Fantastic. En caso de detectarse fibrilación auricular oculta, el diagnóstico de la misma permitirá realizar un cambio de tratamiento e iniciar anticoagulación, con la reducción significativa de posibles recurrencias. Con la participación y ayuda de todos los centros andaluces se podrá mejorar el diagnóstico etiológico y evitar recurrencias vasculares en los pacientes con ictus isquémico criptogénico de toda la comunidad.

Para detectar la fibrilación auricular normalmente se caracteriza y controla al paciente mediante diversos dispositivos de monitorización cardíaca (monitorización electrocardiográfica durante 24-72 horas) y/o se utilizan tests de detección de biomarcadores en sangre, aunque actualmente no detectan todos los casos de fibrilación auricular.

Proyecto Fantastic.

Con el Proyecto Fantastic, además de realizarse el estudio clínico detallado, los pacientes serán monitorizados electrocardiográficamente de forma prolongada (28 días aproximadamente) mediante un holter. La fibrilación auricular será fácilmente detectable en el periodo de monitorización, dado que el seguimiento se hará a través de un software asociado a un algoritmo desarrollado concretamente para la detección de este problema. El software crea un informe a partir de los resultados de la monitorización (episodio de fibrilación auricular y riesgos del paciente) que será compartido con el investigador responsable en menos de 15 minutos vía email.

Paralelamente, con este proyecto se va a dotar a los hospitales participantes de los tests necesarios para realizar un estudio bioquímico de la sangre de cada paciente para conocer la concentración de NT-proBNP de forma rápida (10 minutos). Se ha demostrado que, aunque este biomarcador se encuentra normalmente en la sangre, tras un ictus isquémico por fibrilación auricular sus niveles aumentan drásticamente.

Una vez finalice el estudio y en función de los resultados, se trabajará para implementar el servicio en todos los hospitales de modo que se avance en la equidad en la atención al paciente y se facilite el diagnóstico en los centros comarcales. De esta forma, el paciente recibirá un servicio y atención sanitaria avanzada así como un tratamiento personalizado, adecuado y referenciado con la evidencia científica más actualizada.

El proyecto se financiará con distintas ayudas de investigación, entre ellas una beca concedida por el grupo Daiichi Sankyo, que permite extender este proyecto que se llevaba inicialmente a acabo en el Hospital Virgen Macarena de Sevilla a toda la región.

Con este proyecto, el grupo busca mejorar el manejo de los pacientes con ictus en toda Andalucía, dado que será un punto de unión entre todos los centros colaboradores que mejorará el servicio y atención a los pacientes. Además, será el pistoletazo de salida para el desarrollo de nuevos estudios y nuevas tecnologías, como son aplicaciones de salud digital, para avanzar en el diagnóstico y el tratamiento de pacientes con ictus.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,688SeguidoresSeguir

Últimos Artículos