La Guardia Civil se incauta de 1.500 kilos de hachís en un playa de Sorvilán y detiene a 17 personas

La Guardia Civil se ha incautado de 51 fardos con 1.500 kilos de hachís en una operación antidroga que se ha llevado a cabo en la playa de La Ventilla, en el término municipal de Sorvilán (Granada), donde los agentes encargados del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) detectaron sobre las 0,00 horas del miércoles una embarcación sospechosa a unas 18,5 millas al sur de Motril que navegaba en dirección a la costa.

Los agentes siguieron su rastro durante toda la noche y observaron que al llegar a unas dos millas de la costa la embarcación puso rumbo este y que a la altura de la playa de La Ventilla tocó tierra y los narcotraficantes que allí esperaban, y que más tarde fueron detenidos, comenzaron a alijar bultos en la arena.

La Guardia Civil, mientras tanto, había preparado un dispositivo con patrullas de los distintos puestos de la Compañía de Motril a expensas de saber dónde se produciría el alijo para entrar en acción. Al saber que el alijo se estaba produciendo en la playa de La Ventilla, las patrullas del dispositivo fueron alertadas y se dirigieron inmediatamente a dicha playa.

Las dos primeras detenciones fueron las de dos individuos subsaharianos que estaban en una furgoneta de alquiler cargada con la mayoría de los fardos de hachís intervenidos. Los tres siguientes detenidos, también subsaharianos, estaban cargando los fardos que aún quedaban en la arena de la playa y transportándolos a la furgoneta.

Los tripulantes de la embarcación al ver a los guardias civiles huyeron a gran velocidad mar adentro y arrojaron al mar dos fardos que aún seguían a bordo. Estos dos fardos fueron localizados más tarde por agentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Motril junto a la escollera.

Al inspeccionar la furgoneta, en la guantera del salpicadero, los investigadores de la Guardia Civil descubrieron una pistola y las llaves de otros dos vehículos de alquiler que los narcotraficantes habían dejado ocultos en una rambla cerecana, y que también fueron intervenidos.

Los agentes desplegados consiguieron localizar y detener a lo largo de la mañana a doce porteadores más escondidos entre la maleza y las rocas cercanas al lugar del alijo, y todos ellos, al igual que los cinco primeros detenidos, procedían de países subsaharianos como Senegal, Guinea o Costa de Marfil; la mayoría de ellos, no obstante, iban indocumentados.

Esta operación se enmarca dentro del esfuerzo que la cuarta Zona de la Guardia Civil está desarrollando en el Campo de Gibraltar y su zona de influencia contra el narcotráfico.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,688SeguidoresSeguir

Últimos Artículos