Navantia Cádiz solapa el negocio de cruceros con la llegada de una docena de gaseros, petroleros y otros buques

Navantia Reparaciones Bahía de Cádiz ha indicado que el inicio del verano traerá a los diques de la capital gaditana hasta una docena de buques para sus trabajos previstos de puesta a punto. Se trata principalmente de gaseros y petroleros, además de otros buques, que darán continuidad a esta unidad de negocio una vez que la reparación de cruceros se detiene en estas fechas.

Según ha explicado en una nota, en el astillero de Navantia Cádiz se encuentra en la actualidad el buque Orange Sun, al que se ha realizado una renovación del tratamiento de superficie de la obra viva y se ha colaborado con el armador en solucionar un problema relacionado con la línea de eje de propulsión.

También, en el dique 4 del astillero gaditano se encuentra desde hace unos días uno de los petroleros construidos en Puerto Real, el Monte Udala. Este buque está realizando trabajos habituales de una varada programada incluyendo tratamiento de superficie, mecánicas, tuberías y reparaciones de acero, teniendo prevista su marcha para este fin de semana.

Según ha señalado Navantia, para mitad del mes de junio se contemplan nuevas llegadas que irán sustituyendo a los buques mencionados. Así, el primero que se espera es un buque porta contenedor, el BF Esperanza, para una varada programada en la que se realizarán los habituales trabajos de inspección, renovación de tratamiento de superficie, mantenimiento y reparación de la parte mecánica de la parte exterior del casco.

Además de los trabajos estándares que un buque de este tipo suele traer, Navantia Reparaciones va a fabricar y colocar la tubería necesaria para la instalación de un sistema de tratamiento del agua de lastre. También se prevé realizar una serie de reparaciones de acero. Con todo ello, el buque permanecerá en el astillero unos 18 días, aunque con la posibilidad de terminar algunos trabajos a bordo del buque navegando cuando entre en servicio de nuevo.

El siguiente en llegar será el buque Edda Fides sobre el 18 de junio. Se trata de un buque tipo “accomodation barge”, una estructura flotante para proporcionar acomodación a los trabajadores de campos petrolíferos. El buque necesitará distintas inspecciones y reparaciones rutinarias con varios trabajos de asistencia a técnicos. La previsión es que permanezca en el dique 2 del astillero unas dos semanas.

A continuación, y para final de junio, se espera la entrada en Reparaciones Cádiz del buque Donald M. James, un bulkcarrier. Este buque es gemelo del buque Ireland, que reparó en Navantia Cádiz hace solo unos meses. Será uno de los que requiera más trabajo de reparación del tratamiento de superficie, tanto en las bodegas como en el casco del buque. Además, aparte de los trabajos de tratamiento, está prevista una gran variedad de trabajos mecánicos, lo que lo hará permanecer en el astillero casi un mes, según ha indicado Navantia.

Por su parte, en el mes de julio se producirán nuevas entradas y para comienzos de mes se espera la llegada del buque Seapeak Bahrain, un gasero LNG, que realizará su varada obligatoria programada y estará en el astillero de Cádiz unos 18 días, gran parte en el dique y algunos días a flote.

Este tipo de buque suele conllevar, aparte de todos los trabajos habituales, una gran cantidad de asistencias técnicas a varios equipos. Además, se le realizará un trabajo poco habitual como es un despiece de los dos motores principales del buque.

Ya para la última semana de julio se prevé la llegada de otro buque gasero LNG, el Seapeak Catalunya, que necesitará una varada prolongada, de unos 30 días debido a los trabajos que se le realizarán. De hecho, una vez finalizados, permanecerá en el muelle del astillero otras dos semanas más. Para la llegada de este buque, Reparaciones Bahía de Cádiz lleva ya más de un mes trabajando con la prefabricación de una gran cantidad de tubos que formarán parte del sistema de tratamiento de agua de lastre que se va a instalar en el buque.

Por su parte, durante los meses de agosto y septiembre, el dique 1 de Cádiz estará ocupado con los trabajos habituales a los barcos de la Armada. Así, el dique 2 estará sujeto a una gran cantidad de trabajos de inspección, mantenimiento y renovación de acero durante aproximadamente un mes y medio (agosto y parte de septiembre). Ya para la segunda mitad de septiembre, se espera la varada del buque Volcán de Tagoro y, para octubre, otra varada del buque Volcán de Taidia.

Por último, el dique más grande del astillero gaditano, el número 4, recibirá a principios de septiembre la llegada de un tercer buque gasero LNG, cuya varada se extenderá a lo largo de unos 15 días. Después de este tercer gasero entrará en dique otro de los petroleros construidos en la factoría de Puerto Real, el Monte Urbasa, para realizar una varada similar a la que acaba de comenzar con el Monte Udala.

Ya en la primera semana de octubre, finalizada la etapa estival, volverán los cruceros a Navantia Cádiz. En concreto, se trata del Carnival Freedom, cuya varada se extenderá durante unos 15 días, según ha indicado Navantia.

La compañía ha señalado que en los diques del astillero de San Fernando se continuará con los trabajos de mantenimiento de los remolcadores de Boluda, VB Boxer, VB Glaciar, Sertosa Veintisiete, además de seguir dando respuesta a las necesidades de los distintos buques de la Armada.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,688SeguidoresSeguir

Últimos Artículos