Con Málaga pide “fortalecer” el servicio de inspección para acabar con “el descontrol en gestión urbanística”

La concejala portavoz de la confluencia conformada por Izquierda Unida, Podemos, Verdes Equo, Más País, Alianza Verde e Iniciativa del Pueblo Andaluz, Tori Morillas, ha reclamado “la necesidad de poner en marcha medidas para garantizar un correcto funcionamiento del servicio de inspección urbanística y poner fin al descontrol y el caos en la gestión urbanística que sufre Málaga”.

Así lo ha señalado ante la apertura por parte de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), “en clara situación de hechos consumados” y cuatro meses después de la denuncia registrada por el grupo municipal de Unidas Podemos, de una expediente a la construcción irregular de una pérgola en el edificio réplica de La Mundial, en Hoyo de Esparteros.

Morillas demanda “mejorar la gestión de la GMU, para ello es fundamental poner en marcha una auditoría interna que permita diagnosticar qué es lo que está ocurriendo para que suframos tanto retraso en las intervenciones cuando se ve de manera evidente que se están cometiendo infracciones urbanística”.

“Y, a partir de esta auditoría –ha continuado–, fortalecer, ampliar y mejorar los recursos de la inspección de Urbanismo para que haya en Málaga un urbanismo ordenado, un urbanismo democrático y un urbanismo sostenible”.

En este punto, Morillas ha recordado que “hace ya cuatro meses que denunciamos que podría estar cometiéndose una nueva infracción urbanística en la réplica de La Mundial. Se ha construido una pérgola que no está autorizada. No entendemos por qué la GMU ha tardado tanto tiempo en intervenir”.

“Tristemente vuelve a llover sobre mojado, ya que en estos edificios de Hoyo de Esparteros se han cometido, al menos, dos infracciones más, una de las cuales ha terminado en apertura de procedimiento sancionador, entre otras cosas porque la cubierta no es transitable, pero, como puede comprobarse, se ha instalado una pérgola para un ‘chillout’ y la empresa que explota el edificio hasta ha anunciado que va a hacer barbacoas, se le está dando un uso como si tuviera una autorización de la que adolece”, ha lamentado.

Asimismo, ha advertido de que “las infracciones en Hoyo de Espartero son una buena muestra de que en el Ayuntamiento de Málaga existe un absoluto descontrol y caos en la gestión urbanística. Queda claro que los sólo tres inspectores que hay en la ciudad no dan abasto para intervenir en las numerosas infracciones urbanísticas que se producen”.

Por su parte, el viceportavoz de Con Málaga, Nicolás Sguiglia, considera que “la infracción urbanística en el Hoyo de Espartero es una muestra de como funciona el área de Urbanismo en nuestra ciudad, siempre con dos velocidades y dos maneras de actuar: para los de arriba, para las grandes empresas, permisividad y poner todos los recursos de la GMU para fomentar el negocio privado de unos pocos. Sin embargo, cualquier vecino en cualquier barrio va a encontrar muchos problemas para emprender obras menores en su casa”.

Por ello, Sguiglia ha reclamado que al equipo de gobierno que “actúe como tiene que actuar un gobierno democrático e impida que se incumpla la normativa y que ponga la GMU al servicio de un urbanismo democrático para el interés general y no sólo para el beneficio privado”.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,688SeguidoresSeguir

Últimos Artículos