Ecologistas piden información al Ayuntamiento sobre una “macroplanta de estiércol” en Puente Jontoya

Ecologistas en Acción en Jaén ha solicitado al Ayuntamiento de la capital información sobre “la construcción de una macroplanta de estiércol junto a las urbanizaciones del Puente Jontoya” por “los perjuicios ambientales” que puede generar en la zona, cuyos vecinos trasladan también “enorme preocupación”.

Según ha informado este miércoles en un comunicado, a principios de agosto se empezó a realizar un importante movimiento de tierras en una parcela colindante a una almazara y a varias áreas residenciales del citado núcleo.

“En pocos días y en pleno puente del 15 de agosto, comenzó la construcción de muros y una gran piscina de hormigón posiblemente para lixiviados. Fue entonces cuando surgió una gran preocupación entre la vecindad que generó que desde la Asociación vecinal Juntos Ya se denunciara el asunto ante el SepronaA. La respuesta de este servicio fue sorprendente, escueta y abstracta: ‘tienen papeles'”, ha afirmado.

Tras realizar diversas indagaciones, Ecologistas en Acción ha explicado que “parece ser que esta instalación es para gestión del estiércol de unas vaquerías que existen a varios kilómetros de esta zona, que son de los mismos propietarios de las parcelas donde se está construyendo esta instalación”.

A su juicio, por las explanaciones y construcciones realizadas hasta la fecha, “tiene unas dimensiones de al menos 3.000 metros cuadrados, estando situada a menos de 20 metros del Arroyo de Reguchillo” y lindando con una vía pecuaria. Además, la parcela donde se construye “es colindante con una almazara y a pocos cientos de metros de gran número de viviendas”.

“Con todo lo que se sabe hasta la fecha, se podría decir que no es una instalación inocua ni para el medio ambiente, ni para las personas, dado el impacto ambiental que puede generar. Se podría generar contaminación de aguas superficiales y subterráneas y contaminación del aire por malos olores o plagas de mosquitos, con la consiguiente afección a cientos de viviendas colindantes que pueden sufrir sus impactos y efectos durante décadas”, ha apuntado la organización.

En este punto, ha lamentado la “lentitud” del Ayuntamiento de Jaén al atender la petición de información, “registrada el 23 de agosto, frente al rápido ritmo de las obras. Además de solicitarla por escrito, el asunto “se comunicó verbalmente con anterioridad” a la concejala de Participación y a la Defensora del Jiennense, que “hasta el momento siguen sin dar ni explicaciones ni datos”.

NORMATIVA

Ecologistas en Acción ha precisado que este tipo de instalaciones han de someterse a la Ley 7/2007, de 9 de julio de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental (conocida como ley GICA) y ha añadido que “parece ser que no existe autorización ambiental por parte de la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía, responsable de dar este tipo de autorizaciones”.

Igualmente, ha dicho desconocer cómo se ha tramitado el cambio de calificación del suelo rústico a industrial que debe ajustarse a la normativa y planeamiento vigente. “En definitiva, en caso de que el Ayuntamiento de Jaén la haya autorizado, se ha realizado de un modo muy opaco y en contra de la transparencia y los intereses legítimos de los habitantes de una zona residencial”, ha considerado.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,688SeguidoresSeguir

Últimos Artículos