Con Málaga urge a declarar BIC y convertir en centro cultural público la antigua prisión provincial

La portavoz del grupo municipal de Con Málaga, la confluencia conformada por Izquierda Unida, Podemos, Verdes Equo, Más País, Alianza Verde e Iniciativa del Pueblo Andaluz, Toni Morillas, va a defender una moción ante la Comisión Plenaria de Urbanismo del próximo lunes para “la protección integral mediante la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) y la rehabilitación del edificio de la antigua prisión provincial de Cruz de Humilladero para su conversión en centro social y cultural”.

Según ha criticado la líder de la formación de izquierdas se trata de un proyecto “que arrastra ya más de diez años de abandono, preso del desprecio del PP por los equipamientos públicos y nuestro patrimonio, lo que está provocando el deterioro del edificio, cuya integridad está en claro peligro”.

Morillas explica que “el edificio fue cedido al Ayuntamiento hace ya más de una década. La tarea era sencilla: recuperarlo y adecuarlo para un uso social y cultural en favor de Málaga y del distrito de Cruz de Humilladero, que está muy falto de equipamientos públicos, pero lo que está haciendo el alcalde, Francisco de la Torre es dejarlo morir y, como no cuenta con ninguna figura de protección, se está cayendo a cachos”.

Morillas detalla que “la iniciativa que vamos a defender ante la Comisión de Urbanismo contiene una batería de hasta seis acuerdos, con los que se garantizarían los objetivos de rehabilitar el edificio, se aseguraría la financiación para su conversión en un equipamiento social y cultural público, se blindaría su protección patrimonial y se lograría que contase con un espacio de divulgación de la memoria histórica y democrática”.

“La demanda vecinal desde el inicio es que el edificio sirva para acoger un gran equipamiento para el uso cultural y social. Durante el pasado mandato se comenzó la redacción de un proyecto de adecuación cultural, pero el alcalde lo paralizó hace meses”, ha asegurado.

También ha añadido que “ahora se han tenido que licitar trabajos de conservación de las cubiertas ante el grave estado en el que se encuentran, pero es sólo un parche y una prueba del abandono en el que se encuentra el edificio, que cuenta con un área total de 14.112 metros cuadrados, una superficie construida de 9.985 metros cuadrados y se estructura en dos plantas, en las que se ubican varios módulos, corredores y patios”.

Por su parte, el portavoz adjunto de Con Málaga, Nico Sguiglia, ha asegurado que “la antigua cárcel provincial fue fundada en 1933 y en ella numerosos malagueños republicanos fueron represaliados por el franquismo durante años. Y no sólo murieron cientos de personas a garrote vil, también fue la antesala para otras muchas a las que desde ella las llevaron al cementerio de San Rafael para su fusilamiento. Por ello es lugar de la memoria histórica de los malagueños y de las malagueñas desde 2014 y debe contener un espacio de divulgación de la memoria democrática”.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,688SeguidoresSeguir

Últimos Artículos