El Ayuntamiento de Níjar seguirá con el plan para acabar con unos 30 asentamientos ocupados por 2.000 personas

El alcalde de Níjar (Almería), José Francisco Garrido (PP), ha manifestado este martes que el Consistorio va a continuar con el plan iniciado en el mandato anterior liderado por el PSOE para la “erradicación del chabolismo” en el municipio dado que, según los datos preliminares del último censo aún por cerrar, existen unos 30 asentamientos en la localidad ocupados por unas 2.000 personas a las que se tratará de orientar a un recurso habitacional alternativo para la demolición de estos poblados.

En un desayuno con medios de comunicación, el primer edil ha indicado que “próximamente” se van a iniciar actuaciones en este sentido para acabar más nuevos asentamientos como ya ocurrió en febrero de este año mediante la demolición de El Walili, que supuso el desplazamiento de cerca de medio millar de personas, algunas de ellas a recursos habitacionales alternativos articulados por el Ayuntamiento.

“Tenemos que solucionar el problema que tenemos y dejar claro que no se puede construir ni una chabola más en el municipio”, ha advertido el regidor quien, en este caso, ha afirmado que las acciones no se harán “de forma precipitada” ya que el desmantelamiento de El Walili tuvo un coste de “en torno a 620.000 euros por no esperar unos meses a tener disponibles los alojamientos que se estaban terminando en Los Grillos ni tener claro cómo se iban a gestionar esos alojamientos”, según ha precisado.

El contar con unos alojamientos que proporcionen una “alternativa consolidada y perfectamente organizada” es condición para el alcalde a la hora de hacer que el Ayuntamiento de Níjar pueda “seguir funcionando sin ese perjuicio a las arcas municipales” que, según ha estimado, ha supuesto el derribo “deprisa y corriendo de El Walili”.

En este sentido, ha avanzado que las 64 construcciones mediante las que se podrá facilitar un alojamiento en Los Grillos a unas 300 personas están prácticamente terminadas con la instalación de cocinas esta misma semana. El Ayuntamiento recibió una subvención de 1.547.351 euros correspondientes a la tercera convocatoria del Programa de Fomento del Alquiler de la Junta de Andalucía para ejecutar estas obras.

De forma paralela, también se ultima un sistema para la gestión de esos alojamientos del que, por el momento, no se han dado detalles dado que se decidirá “en las próximas semanas” antes de comenzar con el desalojo de asentamientos, sentido en el que se comenzará con los más pequeños.

“TALLERES DE INTEGRACIÓN”

El alcalde ha incidido en que, paralelamente, con los realojos en Los Grillos se va a articular un plan con “actividades de integración” para “aprender español” o realizar “talleres”, mientras que las personas que ocupen dichas viviendas “se van a clasificar por país de procedencia” y situación de su núcleo familiar. “No tenemos que inventar nada, ya hay otros pueblos de Andalucía donde se están desarrollando acciones muy similares”, ha estimado.

El alcalde ha trasladado asimismo su interés en sacar el asunto de los asentamientos chabolistas “de la discusión política”, dado que es un “problema del municipio” y de la “agricultura nijareña”. “Debemos dejar claro que esto es un drama humano que padecen las personas que viven allí y que tenemos la mala fortuna de tenerlos en Níjar”, ha dicho.

Garrido, quien ha valorado la colaboración de las diferentes administraciones y organizaciones del tercer sector, ha señalado que el plan municipal pasa por “identificar a las personas que allí viven, trasladarlos a los alojamientos que estamos terminando en estos días para mejorar su vida” y luego “proceder a derribar el asentamiento”.

Así, desde el Área de Familia se ha determinado que el desmantelamiento de las chabolas comenzará por los asentamientos “más pequeños” para “ir quitando esas realidades”. De ahí, se pretende comenzar a trabajar en una segunda fase para obtener “nueva vivienda en el municipio de Níjar” a disposición de quienes “quieran arraigarse y desarrollar su vida” en la localidad.

“Ahora mismo no existe vivienda, o prácticamente no existe vivienda para que esas personas que se quieran quedar en el municipio de Níjar, sean del país que sea, puedan desarrollar su vida allí”, ha reconocido el alcalde, quien ha incidido en la “perspectiva social” con la que se trabaja para que “esas personas salgan de esa realidad” con actuaciones que se van a ejecutar “lo más silenciosamente posible”, según ha advertido.

No obstante, Garrido ha reconocido que únicamente a lo largo del presente mandato no será posible acometer este plan para crear nueva vivienda destinada a cubrir las necesidades de cerca de un millar de familias. “Tenemos que ir solucionando el problema asentamiento a asentamiento, familia a familia, porque nuestros servicios sociales tienen conocimiento exhaustivo del problema. Es un problema a largo plazo”, ha reconocido.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,688SeguidoresSeguir

Últimos Artículos