Continúa grave en la UCI la mujer apuñalada por su expareja en Armilla

La mujer de 47 años a la que su expareja presuntamente apuñaló en el cuello la semana pasada en su domicilio de Armilla, en el área metropolitana granadina, sigue grave en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Neurotraumatología y Rehabilitación de Granada, centro en el que fue sometida a una intervención por neurocirugía.

Así lo han apuntado fuentes sanitarias por Europa Press consultadas este miércoles, apuntando a que la recuperación puede ser lenta. Mientras la Junta activó este pasado jueves el protocolo para asistir a sus hijos y otros familiares, ese mismo día el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Granada acordó el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del supuesto agresor, de 54 años, que había sido detenido tras los hechos por supuesto intento de homicidio.

La jueza de Violencia de Granada también le ha impuesto una orden de alejamiento de 500 metros respecto de la víctima y de sus dos hijos así como la prohibición de comunicación por cualquier medio con cualquiera de los tres.

El detenido ya había sido condenado por un presunto delito de violencia de género en el año 2010, pena que ya había cumplido. La víctima, tras recibir atención en un primer momento en el Clínico San Cecilio, en el Parque Tecnológico de la Salud, fue trasladada en la madrugada del jueves al Hospital de Neurotraumatología y Rehabilitación de Granada para ser sometida a una nueva intervención.

Los hechos ocurrieron sobre las 21,00 horas del martes en una vivienda de Armilla donde víctima y agresor, separados legalmente desde 2005, estaban conviviendo y donde se encontraban dos de los tres hijos que tiene la víctima. Fue el más pequeño, de 8 años, el que salió a pedir ayuda a los vecinos, según relataba el miércoles la alcaldesa de la localidad, Dolores Cañavate. La otra hija, de unos 14, trató de defender a su madre y recibió un corte en la mano.

La regidora relató a Europa Press que desde el Ayuntamiento de Armilla se ha venido atendiendo a esta mujer por violencia de género por parte de su expareja desde 2004 y hasta 2010, incluso acompañándola a los diferentes juicios que ha tenido por este asunto, que se saldaron con órdenes de alejamiento y una condena. No obstante, desde 2010 no había presentado nuevas denuncias de modo que no tenía en vigor ninguna medida de protección.

Este extremo también lo ha confirmado la Subdelegación del Gobierno en Granada, precisando que si bien la pareja se encontraba en el Sistema de Seguimiento Integral en casos de Violencia de Género (VioGén), el caso estaba “inactivo” desde 2012 por “riesgo inapreciable” después de la última valoración que se hizo al respecto.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,688SeguidoresSeguir

Últimos Artículos