Un estudio de la UGR demuestra que la gamificación favorece el bienestar psicológico de los estudiantes

Un estudio realizado por los investigadores del Departamento de Educación Física y Deportiva de la Universidad de Granada Carmen Navarro Mateos, José Mora González e Isaac J. Pérez López, ha permitido comprobar que aprovechar los principios y principales elementos motivadores de los juegos y la ficción en el ámbito educativo, lo que viene a conocerse como gamificación, influye de manera positiva en el bienestar psicológico de los estudiantes universitarios.

Las variables objeto de este estudio están relacionadas con competencias como la capacidad para gestionar las emociones, la proactividad, la capacidad de adaptación o la flexibilidad ante los cambios. Los resultados del trabajo de investigación han determinado la influencia beneficiosa de estas prácticas docentes sobre todos estos aspectos.

Los investigadores han estudiado la influencia de la gamificación en el aprendizaje de los estudiantes universitarios, a través de un proyecto de innovación docente basado en la popular saga cinematográfica Star Wars. La narrativa de la aventura se construyó en torno al secuestro del maestro Yoda por los sith, con Palpatine a la cabeza.

Para ello, los padawan (alumnado) debían demostrar previamente que eran sensibles a la Fuerza y que contaban con el potencial necesario para abordar la importante misión de formar parte de la Alianza Rebelde y liberar al maestro Yoda, mostrando evidencias de su aprendizaje a través de diversos retos formativos.

Durante el proceso debían, además, evitar sucumbir a las tentaciones del Lado Oscuro de la Educación y sus principios (comodidad, conformismo, desidia) y dar muestra de los que identifican al Lado Luminoso (pasión, compromiso, creatividad).

El proyecto finalizó con un triple escape room. Los jóvenes rebeldes se encontraban celebrando el éxito de la presentación de sus proyectos de innovación ante el Senado Galáctico, cuando un grupo de soldados imperiales irrumpía de manera brusca en el aula, sacándolos y encerrándolos en tres salas conectadas entre sí.

Esto fomentaba la interdependencia positiva entre los integrantes de los diferentes grupos, por lo que la cooperación y comunicación fueron aspectos claves para lograr salir con éxito antes de los 60 minutos de los que disponían para hacerlo.

Este trabajo de investigación, recientemente publicado por la revista Games for Health Journal, completa una trilogía de artículos en los que los autores ponen de manifiesto el potencial de la gamificación (cuando no se confunde erróneamente con jugar o divertirse) sobre aspectos tan importantes como el bienestar psicológico, la composición corporal o la salud cardiorrespiratoria de los estudiantes.

Para ello, los investigadores señalan que es fundamental entender la gamificación como sinónimo de aventura, lo que supone convertir al alumnado en el verdadero protagonista de su proceso formativo. De esta manera, se fomenta su autonomía y su capacidad de decisión, así como la necesidad de gestionar las consecuencias y emociones que conllevan, en un contexto de aprendizaje en el que la sorpresa, la incertidumbre y el desafío constante se convierten en ingredientes clave, y que, junto con una retroalimentación formativa y compartida, favorecen la sensación de progreso y el crecimiento personal.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,688SeguidoresSeguir

Últimos Artículos