Imbroda se opone a cumplir uno de los acuerdos presupuestarios con Vox

El pasado 22 de enero Javier Imbroda reconocía que había que "matizar" el artículo referente a la autorización paternal en las actividades complementarias, conocido como 'pin parental'.

La Consejería de Educación y Deporte ha vuelto a recordar este sábado que el acuerdo firmado esta semana con el grupo parlamentario Vox «en ningún caso implica la implantación del llamado ‘pin parental’ en el sistema educativo andaluz».

En un comunicado, la Junta ha lamentado que la Confederación Andaluza de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (Codapa) «participe del juego de la confusión, en la línea de algunas fuerzas políticas, sobre un acuerdo que lo único que persigue es mejorar la información y la transparencia para las familias», implementando mecanismos para que los padres «puedan conocer mejor el plan de centro y las actividades que se llevarán a cabo».

El objetivo PROPUESTO POR VOX, es «salvaguardar la libertad y la participación de los padres en la actividad educativa y sin menoscabo de las potestades del personal docente».

«Esta Consejería seguirá trabajando en avanzar hacia la libre elección de centro por parte de las familias, mejorando la información y la transparencia, con un diálogo permanente y abierto con toda la comunidad educativa para caminar hacia una necesaria despolitización de la educación, que permita centrar todos los esfuerzos en mejorar el sistema en su conjunto», añade el comunicado.

Ciudadanos cambia de criterio en solo 24 horas

Hace apenas dos días, la Consejería liderada por Imbroda, que pertenece a Ciudadanos, se comprometía públicamente a impulsar antes de que finalizase el periodo de sesiones «los cambios normativos necesarios para garantizar la igualdad de oportunidades en el sistema educativo que permita a las familias educar a sus hijos en libertad, sin imposiciones de ningún tipo».

Igualmente abogaba por establecer «un sistema transparente de información a los padre a través del cual se impulse la implicación de las familias en la educación de los hijos y el derecho de los padres a decidir sobre la participación de sus hijos en actividades complementarias, siempre con absoluto respeto a los preceptos consagrados en la Constitución Española».

El cambio de criterio de Imbroda aventura nuevos desencuentros con Vox y suma tensión a una relación cada vez más desgastada. El gobierno PP-C’s, que gana mes a mes tiempo de gobernanza a consta de ceder ‘el mango de la sartén política’ a Vox, tendrá serios problemas para finalizar una legislatura que apuntala la formación liderada en Andalucía por Alejandro Hernández y cuyos presupuestos desde las elecciones de diciembre de 2018 dependen del apoyo de la formación.

Resultado de imagen de vox andalucia
El vicepresidente del la Junta de Andalucía, Juan Marín, el consejero de Hacienda, Juan Bravo y el portavoz de Vox en el Parlamento andaluz, Alejandro Hernández, se saludan tras firmar el acuerdo para aprobar los presupuestos. EFE

En vigor en Murcia

El ‘pin parental’ está en vigor ya en Murcia desde que en septiembre, tras el acuerdo de investidura que permitió a PP y Ciudadanos hacerse con el Gobierno de Murcia gracias a los votos de Vox, la Consejería de Educación trasladó a los colegios e institutos una instrucción para poner en marcha una autorización obligatoria de los padres para que el alumnado participe en determinadas actividades y que sean los padres, y no la consejería de educación quien decida el contenido en la educación de los hijos.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,715SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: