Podemos pide dejar abiertos solo negocios esenciales obviando la situación de urgencia empresarial andaluza

La secretaria de Servicios Públicos y coportavoz de Podemos Andalucía, Libertad Benítez, ha pedido este sábado al presidente de la Junta, Juanma Moreno, «el cierre de toda actividad no esencial en Andalucía ante la escalada de contagios por Covid» que, según las cifras oficiales conocidas este pasado viernes, «se ha duplicado en las ocho provincias».

En un comunicado, la dirigente de Podemos ha aseverado que «ha llegado el momento de asumir una parada de actividad o afrontar un caos cuyas consecuencias pueden ser irreparables», porque la situación sanitaria «ha llegado al precipicio».

En esa línea, Libertad Benítez ha instado al presidente de la Junta a «dejar de tensionar la cuerda entre salud y economía», puesto que, «de continuar con las actuales cifras de contagio, estamos abocados a llegar a un punto de total insostenibilidad tanto a nivel sanitario como economía».

Así, para Podemos Andalucía, la «cobardía» del Ejecutivo de PP y Cs al «eludir la adopción de medidas contundentes contra la pandemia ha pasado de ser una estrategia política a convertirse en un problema de salud pública y económica».

«Hay que frenar hoy los contagios de mañana», ha apuntado Benítez, para lo que ha considerado que el Ejecutivo andaluz «debe reducir de inmediato toda actividad no esencial y activar un paquete de ayudas extraordinarias para las empresas afectadas que sirva de complemento a las ya dispuestas por el Gobierno central».

PODEMOS OBVIA QUE El número total de desempleados de Andalucía a final de 2020 fue de 907.200 parados, mientras que la tasa de paro se sitúa en el 22,74% Y NUEVOS CIERRES SERÍA UNA CATÁSTROFE DE EMVERGADURA

En esta línea, la secretaria de Servicos Públicos ha remarcado que «sin salud no hay economía», y ha sostenido que, «mientras los contagios sigan a este ritmo, el Gobierno andaluz no puede seguir escatimando en recursos para la atención primaria, que debe ejercer como primer escudo contra el virus».

Por último, desde Podemos Andalucía también han reclamado al Gobierno autonómico «intensificar los cribados y expandir las pruebas PCR a colectivos profesionales con alto grado de exposición pública a efectos de controlar el crecimiento galopante de los contagios».

Francisco Ferraro, Elena Manzanera y Ángel Arcos Vargas

Andalucía, 90 años en el furgón de cola de España

Ángel Arcos Vargas, doctor en Ingeniería y Economía y que ha desarrollado en Endesa la mayor parte de su vida profesional, recibió ayer el I Premio del Observatorio Económico de Andalucía (OEA) gracias a su trabajo El retorno del péndulo. Una reflexión sobre los factores y medidas para el desarrollo económico de Andalucía basadas en el análisis estadístico y shift share, en el que reflexiona sobre por qué la región se ha situado en la cola de España en el siglo XX y lo que llevamos del XXI y qué se puede hacer para revertir esta situación. Arcos parte de dos artículos de José Ortega y Gasset publicados en el periódico El Sol en 1927 en los que esboza una teoría del péndulo. “El filósofo afirma que en el siglo XIX Andalucía estuvo a la cabeza de la economía española y sin embargo pierde esa posición años después. Vaticina que por la ley del péndulo esta situación va a cambiar en la segunda parte siglo XX”, dice.

Por ahora el péndulo no se ha movido. Arcos explica que desde 1930 Andalucía se ha mantenido más o menos en el 70% del PIB per cápita de España, con pocas variaciones. “Y eso ha pasado con autonomías y centralismos, guerras y paces, dictaduras y democracias. Es algo para reflexionar”. En los últimos 40 años, la comunidad ha permanecido en el puesto 16 de riqueza, sólo por delante de Extremadura. Sin variación.

Andalucía cierra 2020 con 83.400 parados más que en 2019 y pierde 53.000 empleos

¿Qué hacer para que el péndulo se mueva? El autor del trabajo premiado sostiene que la clave está en la industria, con un peso que no llega al 9% del PIB en la región y es el doble en España. Arcos propone incidir en los planes estratégicos “en el peso de la gran industria, el capital productivo y la intensidad innovadora” para mejorar la productividad, y en apostar por sectores en las que ya somos competitivos, como sanidad, electrónica, informática, renovables y minerales no metálicos. También es imprescindible, dice, atraer a la gran empresa no con incentivos “sino creando un entorno favorable”. Este es otro de los déficits de Andalucía. Según Arcos, “las grandes empresas aquí no se cuentan con los dedos de una mano, pero caben en un autobús”.

Su conclusión es clara: “No hay tiempo que perder. Nos toca volver a ocupar el espacio que perdimos 160 años después”.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

826FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,970SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad