La alcaldesa de Níjar quiere que los empresarios financien su incapacidad para solucionar el problema de los asentamientos

Al margen de este desconocimiento garrafal de la primera industria del municipio nijareño, la alcaldesa se ha hecho un Donald Trump en toda regla

En la mañana de hoy se está celebrando un pleno en el Ayuntamiento de Níjar, donde como es sabido gobierna, por segunda legislatura consecutiva, el Partido Socialista. El domingo, leía en las páginas de Diario Ideal un reportaje acerca de lo que la alcaldesa y su equipo de gobierno quieren hacer con el gravísimo, con el intolerable problema de los asentamientos ilegales de inmigrantes: auténticas ciudades que se encuentran levantadas irregularmente, en terreno ajeno y a base de chabolas, al margen de la legalidad y en condiciones rotundamente infrahumanas.

Estas construcciones ilegales no han dejado de crecer, en cantidad y en volumen, durante los seis años que el PSOE lleva gobernando en Níjar, lo cual ha provocado que sean, sin duda, las más elefantiásicas de la provincia. ¿Y qué ha hecho en todo ese tiempo el equipo de gobierno? Las acciones del gobierno municipal socialista cabrían en la cantimplora de un Clic de Famóbil; es decir, que no han hecho absolutamente nada.

El domingo, la alcaldesa sacaba pecho, que es seguramente su mejor habilidad, ante la peregrina idea de encargar a una universidad un estudio, con el dinero de los nijareños, para ver cuál sería la mejor solución ante este problema. No es de extrañar que la alcaldesa busque fuera y gastando dinero de todos, lo que ella no es capaz de pensar, por la sencilla razón de que su capacidad de generar soluciones es un monumental conjunto vacío, y lo que tampoco permite a algunos de sus concejales, repito, algunos muy valiosos, a los que no permite encadenar dos respiraciones sin pedirle permiso.

Pero la conclusión más rotunda que ofrecía la alcaldesa, a pesar de que aún no ha sido presentado el estudio, es que deben ser los propios agricultores los que se dediquen a construir alojamientos para los inmigrantes en sus instalaciones; inmigrantes a los que ha calificado de ‘temporeros’, en una definición que no puede mover a otra cosa que al ‘flipe’ generalizado, porque demuestra que la alcaldesa con uno de los tres municipios agrícolamente más importantes de Almería desconoce que en nuestro modelo agrícola la figura del ‘temporero’ es prácticamente testimonial y que los trabajadores, inmigrantes o no, prestan su labor prácticamente durante los doce meses del año.

Al margen de este desconocimiento garrafal de la primera industria del municipio nijareño, la alcaldesa se ha hecho un Donald Trump en toda regla: de esa mente privilegiada ha salido la peregrina idea de que hay que construir un muro y que lo pague Mexico, es decir, que ante su palmaria incapacidad para solucionar un problema gravísimo, ha decidido que han de ser los empresarios, quiénes si no, los que se rasquen el bolsillo y sus parcelas de terreno para dar alojamiento a sus trabajadores.

La pregunta, la principal pregunta que se me viene a la mente es: ¿qué demonios pensará esta señora que es una empresa? En este momento ignoro la respuesta, pero seguramente tenga mucho que ver con su concepción de lo que es un ayuntamiento, que para ella no es otra cosa que su propio cortijo. Con ese modelo de pensamiento, no es difícil adivinar qué idea tiene de lo que es una empresa.

Victor Hernández Bru
licenciado en Ciencias de la Información y posee suficiencia investigadora por la Universidad Complutense, doctor en Humanidades (Historia) y máster en Comunicación Social por la Universidad de Almería y máster en Administración y Dirección de Empresas por ESIC. Ha dirigido diversas empresas de comunicación como socio-director, como Presssport Comunicación e Imagen y Estudionet Márketing On Line; trabajado en prensa escrita para Ideal (23 años), es responsable de comunicación de importantes empresas de diferentes sectores, como Grupo Agroponiente, Jarquil, Segusán Seguros y dirige las emisoras esRadioAlmería.com y RadioMarcaAlmería.com. Ha publicado su tesis doctoral, Historia de la Prensa de Almería, y la novela Diario de un Maltratador, además de diversos artículos especialmente enfocados sobre la historia del tiempo presente en España.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,698SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad