Entrevista – Ramón Muñoz-Chápuli

Ramón Muñoz-Chápuli es Catedrático de Biología Animal en la Universidad de Málaga. Como investigador, ha publicado un centenar de artículos científicos en revistas nacionales e internacionales sobre temas relacionados con la biología del desarrollo animal. Formó parte del equipo que obtuvo el V Premio de Investigación del Consejo Social de la UMA y del Parque Tecnológico de Andalucía. Su docencia se centra fundamentalmente en el ámbito de la biología del desarrollo y la evolución animal, aunque ha impartido también clases de posgrado sobre Historia de la Biología y Filosofía de la Ciencia. Su pasión por estos temas le llevó a interesarse por la figura del emperador Federico II.

«No sólo en el Islam, para cualquier religión debe ser vital evitar los fundamentalismos, el fanatismo y la intolerancia»

  • LGA.- ¿Qué le lleva de la Historia de la Biología al emperador Federico II?

En realidad, Federico II forma parte de la Historia de la Biología, puesto que escribió el primer tratado moderno de ornitología: El arte de cazar con aves. Era un apasionado de la cetrería, y de la vida y costumbres de las aves. La mayor parte de este tratado se perdió, tal como se narra en la novela, pero de los fragmentos que se conservan se desprende una actitud crítica respecto a los conocimientos naturalistas clásicos, basados en Aristóteles y Plinio el Viejo. Federico II aseguraba que el conocimiento de la Naturaleza debe basarse en la experiencia y la observación, y en esto se adelanta en dos siglos a los tratados de Historia Natural del Renacimiento.

  • LGA.- ¿Por qué un título tan duro en el que se alude al Anticristo?

Yo creo que no es duro, sino que refleja la realidad. El sueño hace referencia al proyecto político del emperador Federico, la reconstrucción del Imperio Romano sobre la base de la legalidad, la prosperidad y la paz, libre del sometimiento a la Iglesia católica. Precisamente por esto, y por su tolerancia hacia el Islam, desde la Iglesia se le calificó como “el Anticristo” y fue condenado en varias encíclicas papales, y dos veces excomulgado.

  • LGA.- En esta novela histórica aparecen personajes reales tan interesantes como el filósofo Averroes. En la actualidad la mayoría occidental piensa que es muy difícil que dentro del islam se produzca una corriente renovadora con fuerza, como por ejemplo, la que hubo en el catolicismo a raíz del Concilio Vaticano II. ¿Qué opina al respecto?

No sólo en el Islam, para cualquier religión debe ser vital evitar los fundamentalismos, el fanatismo y la intolerancia. En cualquier caso, y tal como lo entiendo yo, la concepción de Averroes de la divinidad, o al menos la interpretación que hizo de esta concepción el averroísmo latino, se basa en una idea de Dios no providencial, sin pueblos ni razas predilectas, identificado con el universo y con las fuerzas que lo alientan. Mi opinión es que esta concepción de la divinidad contradice cualquier fanatismo religioso y resulta muy saludable para el que necesite creer en un Dios.

  • LGA.- El emperador Federico II emprendió la Sexta Cruzada. ¿Cómo logró hacerla incruenta?

Con algo que deberían practicar más los dirigentes políticos contemporáneos: diálogo, negociación y capacidad de seducción.  

  • LGA.- ¿Las Cruzadas tenían intereses económicos, ecuménicos o de imposición religiosa?

Sin duda, fueron muchos los intereses que impulsaron los sucesivos intentos de reconquistar Tierra Santa. Pero estoy seguro de que muchos cristianos, llevados por su fe sincera o su fanatismo, que son los extremos de todo un espectro de sentimientos religiosos, no querían ver en manos de infieles los lugares en los que había vivido Jesucristo, a quienes ellos consideraban Dios. El problema es que para los musulmanes sucedía lo mismo, también Jerusalén era una ciudad santa para ellos. Y así seguimos, después de tantos siglos…

  • LGA.- Por su novela pasan muchos otros personajes, entre ellos Francisco de Asís. ¿El papa Francisco tiene herencia evangélica de su tocayo?

Se supone que el papa adoptó tal nombre en reconocimiento hacia el santo de Asís. Pero no tengo opinión formada en cuestiones de religión católica actual. Como dice el evangelio: “Por sus frutos los conoceréis”.

  • LGA.- Por último, ¿cree que la religión es un método efectivo de control social o tiene una fuerza que impulsa a la liberación del ser humano?

No hay una respuesta sencilla. Creo que la religión es y ha sido eso y mucho más. A lo largo de la historia los humanos han elaborado mitos para explicar el origen del mundo, las causas de los fenómenos naturales, los criterios para distinguir el bien del mal, o lo que pueda suceder tras la muerte. Algunas de estas mitologías pueden proporcionar consuelo a los que sufren, o explicaciones tranquilizadoras a quienes se hacen preguntas. Otras se terminaron por convertir en elementos de cohesión de pueblos o comunidades que pretendían que Dios estaba con ellos para ayudarles contra sus enemigos, los “infieles”. Y esto ha sido causa de terribles calamidades para los seres humanos. También se ha usado y se usa la religión para imponer una moralidad determinada, esto está bien, lo otro es pecado. Y no sería justo negar que hay quien encuentra en la religión una vía hacia la liberación de la opresión. Es un fenómeno extraordinariamente complejo que no se puede despachar con un par de calificativos.

Puede adquirir ya «El sueño del Anticristo» AQUÍ

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

827FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,970SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad