Salado anima a la provincia de Málaga “a liderar la revolución verde” en la gala de los Premios Andalucía de Medio Ambiente

El programa de lucha contra el cambio climático de la Diputación de Málaga, ‘Málaga Viva’, recibe uno de los galardones otorgados por la Junta de Andalucía La Diputación supera los 340.000 árboles plantados en la provincia

El presidente de la Diputación, Francisco Salado, ha animado a la provincia de Málaga “a liderar la revolución verde con los ayuntamientos de los 103 municipios de la provincia», con motivo de la gala de los XXIV Premios Andalucía de Medio Ambiente que ha celebrado la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía celebrados hoy en la Finca de la Concepción.

La institución provincial ha recibido uno de los premios por su proyecto de lucha contra el cambio climático ‘Málaga Viva’ gracias al cual a día de hoy supera los 340.000 árboles plantados en la provincia. El jurado ha valorado que el conjunto de acciones que desarrolla la institución provincial contribuyen a involucrar a los municipios en la responsabilidad local y la sostenibilidad y a sensibilizar a la ciudadanía a través de acciones de concienciación ambiental.

“No puede haber respeto al medio ambiente, desarrollo de políticas ambientales sostenibles, lucha contra el cambio climático, ni un futuro mejor para nuestros hijos si no existe una alianza entre las administraciones públicas y la empresa privada para proteger la naturaleza”, ha apostillado.
Salado ha hablado del compromiso firme que existe con la naturaleza y el futuro de la tierra por parte de la institución provincial y de los premiados. En esta línea, ha afirmado que la Diputación pretende convertir en los próximos años las políticas verdes en uno de los ejes de su acción de gobierno.
El presidente ha hecho extensivo el premio que ha recibido la Diputación de Málaga a los 103 ayuntamientos de la provincia y a las instituciones privadas “que nos ayudan” como Unicaja; así como a los 20.000 ciudadanos, entre ellos más de la mitad escolares y jóvenes que han participado en las arboladas, en los talleres y en los bombardeos de semillas puestos en marcha por la delegación de Medio Ambiente, Turismo Interior y Cambio Climático de la Diputación de Málaga.

“Todos debemos ser conscientes de que sólo somos guardianes del legado que debemos dejar a las generaciones venideras” ha afirmado. En este sentido considera que los bosques, playas y parajes naturales de Andalucía, de Málaga, serán nuestra mejor herencia”.

Este importante reconocimiento de la Junta de Andalucía se une a otros galardones similares que ha recibido la institución provincial, como el concedido en julio de este año en la cuarta edición de los Premios Torres & Earth, dirigido a reconocer buenas prácticas en la protección del medio ambiente y la reducción de la huella de carbono.

Málaga Viva

La Diputación de Málaga puso en marcha Málaga Viva en 2016 con un ambicioso conjunto de actuaciones a llevar a cabo en la provincia para intentar frenar los efectos del cambio climático logrando una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los esfuerzos se han centrado en tres ámbitos. Por un lado, liderando a los ayuntamientos de la provincia para que se impliquen en el desarrollo de medidas efectivas contra el cambio climático y para que se unan al Pacto de la Alcaldías para el Clima y la Energía. Por otro lado, mejorando la educación y la concienciación de la población a través de acciones divulgativas y didácticas. Y, además, con diferentes medidas de manera transversal para reducir la huella de carbono.

En 2019 se desarrollaron más de 44 actuaciones, que contaron con un presupuesto de casi diez millones de euros, englobadas en la iniciativa ‘Málaga Viva’, en la que se continúa trabajando para alcanzar la meta del millón de árboles plantados.

A través de ‘Málaga Viva’ también se llevan a cabo proyectos de innovación social relacionados con la agricultura sostenible y la implantación de huertos urbanos en los municipios de la provincia, así como acciones de ahorro y eficiencia energéticas favoreciendo una mejor gestión del agua y de los residuos.

Otro de los ejes principales es el de la educación ambiental, que se desarrolla en el Vivero Provincial, por el que cada año pasan 3.000 personas, la gran mayoría estudiantes.

Igualmente, se realizan talleres de ‘nendo dango’ (bombas de semillas). Durante 2019, los escolares participantes fabricaron 25.000 bombas de semillas, que a finales de noviembre se lanzaron en un paraje afectado por un incendio forestal en Casares.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,669SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad