Sánchez Haro y el PSOE se ponen del lado de los sindicatos y contra las empresas, los trabajadores y los agricultores en el conflicto del manipulado

El secretario de organización socialista en Almería tira de demagogia para criticar un convenio que apoyó hace dos años y muestra una supina ignorancia sobre el funcionamiento del sector y la imposibilidad de tratar una actividad discontinua con criterios de trabajo continuo.

El Partido Socialista de Almería y su secretario de organización, Rodrigo Sánchez Haro, han vuelto a mostrar hoy su falta de compromiso con el sector hortofrutícola almeriense, su fobia hacia las empresas comercializadoras y su despreocupación por lo que ocurra con los agricultores, amén de su rotundo desconocimiento del funcionamiento y de las características internas del sector, al alinearse del lado de los sindicatos de clase, Comisiones Obreras y UGT, constantemente ajenos a los problemas y a la situación del campo, pero que están provocando una auténtica crisis con la convocatoria de huelga en el sector del manipulado.

Sánchez Haro se ha mostrado ajeno al hecho de que es absolutamente imposible regular una actividad tan discontinua en cuanto a las cargas de trabajo como es la confección de productos hortofrutícolas bajo criterios de actividades que necesitan cada día las mismas cantidades de recursos humanos y tampoco ha hecho caso a la evidencia de las cifras, que reflejan con claridad que lo solicitado por los sindicatos supondría el hundimiento manifiesto y rotundo de las empresas del sector y el consiguiente paro galopante en el mismo, así como la pérdida de puestos de trabajo de todos los trabajadores de los que se habla en este conflicto.

Fiel a su costumbre, Sánchez Haro ha confeccionado un discurso plagado de desconocimiento, en este caso sobre el sector agro (del que fue, por cierto, consejero, lo cual supone un tremendo agravante) y de una profunda carga demagógica e ideológica, manifestando por ejemplo que “es necesario que se atiendan las justas reivindicaciones de estos trabajadores y trabajadoras, que llevan mucho tiempo exigiendo estabilidad en el empleo y cambios en la organización del trabajo que puedan favorecer la conciliación familiar”.

A juzgar por sus palabras, Sánchez Haro evidencia desconocer que con su postura y la de su partido está abogando por la ruina del sector, de cientos de empresas y sobre todo de los agricultores, que son siempre sobre los que se repercuten los sobrecostes en esta actividad, al manifestar que “vamos a estar junto a estas trabajadoras, como hemos hecho siempre, como estuvimos con ellas cuando, después de muchas negociaciones, se alumbró el anterior convenio, el que rige en la actualidad a pesar de que expiró hace ya dos años. Tienen todo nuestro apoyo y, con total seguridad, el de toda la sociedad almeriense”, en un acto de demagogia sin límite, tratando de hablar en nombre de todos los almerienses como si alguien lo hubiera nombrado portavoz.

Además, pese a reconocer en el anterior párrafo que actualmente rige un convenio que no sólo contó con el visto bueno de los sindicatos sino también del propio PSOE, ha cargado duramente contra él, con una nueva remesa de profunda demagogia al afirmar que “el nuevo convenio tiene que hacer visibles las manos del campo, las de miles de mujeres que envasan lo mejor del campo almeriense y que durante mucho tiempo llevan reivindicando unas condiciones laborales acordes a una sociedad moderna y a un sector que las necesita para hacer llegar no solo a nuestro país, sino también a los mercados internacionales, los productos de primera calidad que producimos en nuestros invernaderos”, obviando que el anterior convenio tan sólo lleva dos años desde que terminó su vigencia y tratando de dar a entender que hace dos años no existía una sociedad moderna.

Ante un conflicto absolutamente artificial, en el que los trabajadores del manipulado no habían traslado ningún tipo de demandas hasta que se ha producido la entrada. como elefante en cacharrería, de los sindicatos de clase, Sánchez Haro y el PSOE han abogado por estar del lado de los sindicatos y contra las empresas, los trabajadores cuyos puestos de trabajo corren peligro y contra los agricultores.

Victor Hernández Bru
licenciado en Ciencias de la Información y posee suficiencia investigadora por la Universidad Complutense, doctor en Humanidades (Historia) y máster en Comunicación Social por la Universidad de Almería y máster en Administración y Dirección de Empresas por ESIC. Ha dirigido diversas empresas de comunicación como socio-director, como Presssport Comunicación e Imagen y Estudionet Márketing On Line; trabajado en prensa escrita para Ideal (23 años), es responsable de comunicación de importantes empresas de diferentes sectores, como Grupo Agroponiente, Jarquil, Segusán Seguros y dirige las emisoras esRadioAlmería.com y RadioMarcaAlmería.com. Ha publicado su tesis doctoral, Historia de la Prensa de Almería, y la novela Diario de un Maltratador, además de diversos artículos especialmente enfocados sobre la historia del tiempo presente en España.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,698SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad