Cristina Peláez comprueba en el Pumarejo que las colas del hambre siguen siendo una realidad en Sevilla

460 personas siguen recogiendo cada día su bolsa de comida gracias a la inmensa labor de las Hijas de la Caridad, los voluntarios y los empresarios que ceden gratuitamente los alimentos para que las familias que acuden puedan alimentarse cada día.

La presencia de la Eurocopa de fútbol en Sevilla, y el final de las restricciones, han permitido que la actividad económica del sector servicios de la ciudad comience a recuperar los niveles de actividad previos a la pandemia. Sin embargo, la situación está de lejos de ser la misma y ni mucho menos la deseada.

Por este motivo, la portavoz municipal de VOX, Cristina Peláez, ha acudido al comedor social que las Hijas de la Caridad tienen en el Pumarejo. Allí la recuperación de la actividad económica no se siente, cada día 460 personas acuden a recoger sus bolsas de comida gracias a la encomiable labor de las monjas, los voluntarios y los empresarios que generosamente ceden alimentos de forma desinteresada.

“Curiosamente son los sectores a los que este gobierno socialista no para de atacar, la Iglesia y los empresarios. En esta ciudad, y en España en general, se habría visto una situación mucho más dantesca si no llega a ser por ellos. Jamás podremos agradecerle lo que sigue haciendo», comenta Peláez. Los datos facilitados por Antonio Lancha, impulsor del comedor, revelan que «apenas un 20 % de las personas que vienen a recoger sus alimentos son personas sin hogar. La inmensa mayoría son personas que antes tenían una vida normal y ahora pasan hasta vergüenza por venir aquí”, refleja la portavoz de VOX.

“Venir aquí nos recuerda que en Sevilla seguimos teniendo unos índices de paro y de pobreza muy superiores a otros puntos de Andalucía. Resulta inconcebible siendo la cuarta capital de España, pero es la realidad que Juan Espadas pretende ocultarnos», recuerda Peláez.

Necesidad de más ayuda e implicación del Ayuntamiento.

Hay que recordar que los usuarios de este comedor siguen sin poder almorzar en sus instalaciones debido a las medidas anticovid. Esto implica que formen colas al sol, hagan sus necesidades en la calle, se enfrenten entre ellos, dejen los restos de los alimentos en plena calle y en definitiva generen molestias a los vecinos del barrio.

VOX ya propuso una serie de medidas de fácil realización pero ni el PSOE, ni Ciudadanos ni Adelante las aprobaron. Incluso vertieron acusaciones poco oportunas hacia esta formación política. «La situación no va a solucionarse por sí sola. Ni los vecinos ni los voluntarios del comedor, ni las propias monjas, se merecen enfrentarse cada día a esta crispación porque su solución es bien sencilla».

Por todo ello Cristina Peláez ve “como un gran ejemplo lo que sucede en este comedor. Este gobierno debe actuar con urgencia en asuntos como estos. El Ayuntamiento sigue perdido en la inoperancia y la desidia. Se empeña en dilatar cualquier asunto y la ciudad necesita mucha más eficacia”.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,715SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: