El Ayuntamiento de Cádiz promueve la realización de un proyecto piloto de mindfulness contra la obesidad infantil

La iniciativa, destinada a niños de 8 a 10 años, se desarrollará en el colegio Adolfo de Castro.

La concejala de Enseñanza, Ana Fernández y la concejala de Salud, Eva Tubío, se han reunido este jueves con la directora del colegio público Adolfo de Castro, Amparo Butrón, el vocal de Alimentación del Colegio de Farmacéuticos, Felipe Mozo y el experto en Mindfulness, Luis López, para desarrollar un proyecto piloto contra la obesidad infantil en el centro escolar.

La concejala de Salud, Eva Tubío, ha explicado que «desde el Ayuntamiento, a través del Plan Local de Salud, se elaboró un diagnóstico sobre el impacto de la obesidad infantil que constituye un serio problema de salud en la infancia que se agudiza aún más en familias en situación de vulnerabilidad». Esta situación «nos preocupa enormemente por los efectos que puede tener a corto, medio y largo plazo en la población». Una preocupación que comparte también el Colegio de Farmacéuticos cuyo vocal en Alimentación ha propuesto esta iniciativa.

Tubío ha señalado que el Plan Local de Salud establecía que «existía un mayor riesgo de padecer obesidad infantil en el entorno de la Bahía frente al Casco Histórico o el Paseo Marítimo por lo que consideramos que el colegio Adolfo de Castro, abierto siempre a programas nuevos, puede ser el perfecto para desarrollar este proyecto piloto».

La concejala de Enseñanza, Ana Fernández, ha explicado que el proyecto consiste en «fomentar una alimentación responsable a través del mindfulness, es decir que el alumnado sea consciente de los alimentos que toman y cómo afectan a su salud y a sus cuerpos». En principio, esta iniciativa se llevará a cabo en las aulas de 4º y 5º de Primaria, con niños entre los 8 y los 10 años y se implicará a toda la comunidad educativa, profesorado, familias, alumnado, y también a los monitores del comedor escolar.

El proyecto fomentará consejos sobre alimentación saludable que promulga la Organización Mundial de la Salud a través de dos métodos comparados: la enseñanza tradicional y el mindfulness. La hipótesis de origen de la investigación es la incidencia de esta técnica de mindfulness en la consecución de los objetivos de alimentación y hábitos saludables en la infancia. Los alumnos y alumnas aprenderán a conocer y escuchar su cuerpo, a ser conscientes de la comida y a desarrollar nuevas rutinas y hábitos. Todo ello puede ayudarles a una mejor salud y a un mayor rendimiento escolar ya que la alimentación correcta y el control consciente de la salud, según señalan los expertos, mejoran la atención y los resultados académicos.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,718SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: