La Junta culmina las obras del acerado para el tránsito seguro de los peatones en El Gordillo

También se han acometido trabajos para evitar anegaciones en la travesía de la carretera A-8003 a su paso por la barriada sevillana

La delegada de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio en Sevilla, Susana Cayuelas, ha visitado junto a los vecinos de la barriada sevillana de El Gordillo el nuevo acerado instalado en la calle Poto, en la A-8003, la antigua carretera de mercancías peligrosas, para garantizar el tránsito seguro de peatones. Este acerado evita que los vecinos tengan que realizar desplazamientos a pie por el arcén para ir a la farmacia, a las paradas de autobús o el colegio.

La delegada, que ha ido acompañada en la visita por representantes de la asociación Los Girasoles de la barriada, ha manifestado que, con esta obra, se atiende una antigua demanda vecinal. “Velamos por la seguridad vial en todos los niveles: con grandes obras, pero también con pequeñas actuaciones que hacen la vida más fácil y, sobre todo, más segura a los vecinos”, ha remarcado Susana Cayuelas.

La carretera A-8003 cumple un papel esencial para los municipios de La Rinconada y Sevilla, ya que no sólo los conecta entre sí, sino que, junto con las carreteras A-8005 y A-8008, es un acceso a la SE-20, la vía conocida como Súpernorte. Los vecinos de la zona, especialmente los de esta barriada sevillana, usan el arcén de esta vía, sobre todo en 200 metros de la travesía situada en el kilómetro 3, para acceder a servicios básicos.

Ante esta situación, la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, a través de su Delegación Territorial de Sevilla, inició a finales del mes de julio las obras para la instalación de un acerado con una longitud de 260 metros en la margen izquierda de la vía, desde donde se localizan las primeras viviendas hasta el paso de peatones del final de la A-8003 donde, una vez que crucen, podrán continuar por los acerados existentes.

Para aumentar la seguridad del tramo se instaló un vallado de seguridad a lo largo de toda el acerado, así como cuatro báculos con iluminación solar led. Por último, para asegurar la evacuación del agua pluvial y su conexión con los pozos e imbornales, se instaló un correaguas de hormigón en ambos lados de la margen izquierda.

Con dichas actuaciones, además de conseguir una mejora de la seguridad, se ha comprobado que la velocidad de los vehículos por la travesía ha disminuido de manera considerable, sobre todo gracias a la nueva señalización, tanto vertical como horizontal. En ese sentido, destaca la incorporación de nuevos pasos de peatones y nueva iluminación, con lo que se reduce aún más si cabe el riesgo de peligro para los viandantes en esta carretera.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,713SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: