El Museo de Bellas Artes de Sevilla acoge la gran exposición del cuarto centenario de Valdés Leal

Del Pozo inaugura la gran muestra dedicada al artista, con un total de 88 obras, de las que 65 son préstamos nacionales e internacionales.

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, ha inaugurado esta mañana en el Museo de Bellas Artes de Sevilla la exposición ‘Valdés Leal (1622-1690)’, cita que conmemora el cuarto centenario del artista a través de un total 88 piezas –65 préstamos y 23 de la colección de la pinacoteca hispalense– que aspiran a clarificar la vida y la obra del pintor y escultor andaluz, apartando etiquetas inexactas y lecturas distorsionadas, entre ellas su predilección por la crudeza y el dramatismo.

En su intervención, la consejera Patricia del Pozo ha afirmado que “esta exposición brinda una excelente oportunidad para fijar a Valdés Leal como lo que realmente fue: un creador en permanente búsqueda, rico en registros e intenciones y dueño de un lenguaje arrebatadoramente personal que lo situó en la cumbre artística de su tiempo”. ‘Valdés Leal (1622-1690)’ permanecerá abierta en las salas V y VIII y la de temporales de la pinacoteca sevillana hasta el 27 de marzo de 2022.

Del Pozo ha subrayado, además, el esfuerzo realizado por la Junta de Andalucía desde 2019 para situar al Museo de Bellas Artes de Sevilla en el lugar que le corresponde, tratándose de “una institución fundamental para la cultura de Andalucía y de España”. Así, ha enumerado “el fortalecimiento de las exposiciones temporales (Montañés, Luis Masson, Picasso y Valdés Leal), la activación de la compra de obras tras 13 años (‘La Virgen de la Leche’ de Luisa Roldán) y la apuesta por las actividades educativas.

‘Valdés Leal (1622-1690)’ exhibe, en una ocasión única e irrepetible, una amplia representación de la producción del artista con motivo del cuarto centenario de su nacimiento. Comisariada por Ignacio Cano Rivero, Ignacio Hermoso Romero y Valme Muñoz Rubio, la exposición actualiza la aproximación científica al pintor y escultor realizada también por la pinacoteca sevillana en 1991, con ocasión del tercer centenario de su fallecimiento.

Además de ofrecer las conclusiones de las últimas investigaciones en torno a Valdés Leal y su taller, la muestra aspira a situar al artista en su tiempo. Ubicado en sus años iniciales en la órbita de Herrera el Viejo y Antonio del Castillo, se vio fuertemente influido por los aires nuevos traídos por Herrera el Mozo desde Madrid. También explora cómo el éxito de Murillo le llevó a buscar unos caminos expresivos alternativos, a través de un lenguaje arrebatadoramente personal.

‘Valdés Leal (1622-1690)’ reúne, además de los fondos del artista custodiados por el Museo de Bellas Artes de Sevilla, importantes préstamos nacionales e internacionales. Destacan, entre ellos, el Museo Nacional del Prado, el Museo Nacional de Arte de Cataluña, The National Gallery de Londres, Hamburger Kuntshalle, la Catedral de Sevilla, la Hermandad de la Santa Caridad, así como diversas colecciones privadas y parroquias cordobesas, gaditanas e hispalenses.

La exposición, que sigue la estela de otras recientes dedicadas a los grandes maestros de la escuela sevillana (Pacheco, Murillo y Martínez Montañés), se divide en tres secciones. La primera de ellas, ‘El pintor de la imaginería’, muestra fundamentalmente pinturas, agrupadas por una serie de rasgos que configuran las principales características de su obra, entre los que destaca su capacidad para romper con los cánones establecidos.

El segundo de los espacios, ‘El genio creador’, exhibe su vertiente como dibujante, pero también su labor como grabador y diseñador, particularmente los trabajos que realiza para la Catedral de Sevilla. Con motivo de los actos de la canonización de San Fernando en la seo hispalense, Valdés colaboró con otros artistas y promotores en la decoración realizando algunos de los proyectos para los triunfos levantados en el templo y las decoraciones de sus muros.

Por último, la tercera sección reúne dos de las series de Valdés Leal para conventos y órdenes religiosas, componiendo entre todas ellas historias de los santos fundadores para decorar altares y retablos. En este ámbito se exhiben los encargos para el Monasterio de san Jerónimo y la Casa Profesa de la Compañía de Jesús en Sevilla.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,717SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: