¿NAVIDAD O CHRISTMAS?

A lo mejor, si sabemos que la Navidad no es un invento cristiano podemos evitar sentirnos tan defraudados ante el cariz y el ritmo que ha ido convirtiendo esas fiestas en algo tan alejado de lo que suponíamos; al menos algunos de nosotros.

Es cierto, la Navidad comenzó siendo una fiesta pagana de origen romano que no tenía nada que ver con el nacimiento de Jesús. El destinatario de aquellos primeros festejos era Saturno que, dicho sea de paso, no traía regalos a los niños, se los comía.

Tampoco parece muy probable que el Niño Jesús naciera un 25 de Diciembre. Los pastores estaban al raso y sus ovejas y cabras pastaban al aire libre. Si tenemos en cuenta que los judíos enviaban su ganado al desierto cerca de Pascuas y que estos no regresaban hasta las primeras lluvias, es impensable que el nacimiento de Jesús se produjera después de Septiembre o la primera semana de Octubre. En realidad, el motivo para elegir esa fecha fue la decisión de la Iglesia, impulsada por el Papa Julio I, de acabar con la fiesta romana, la Saturnalia, dado su carácter pagano.

Pero a fín de cuentas, ¿que mas da?, la Navidad ha sido para los cristianos una fiesta particularmente entrañable; tanto para las que la miran con los ojos de la Fé como para los que disfrutan de la fiesta propiamente dicha. Los niños la han vivido siempre con la ilusión de sus regalos…aunque tuvieran que esperar y contar los días hasta el 6 de Enero.

Pero he aquí que los “mayores” que somos sumamente malvados en muchas ocasiones, nos hemos apropiado de la Navidad convirtiéndola en comidas de empresa, cenas y cotillones y compra-venta de décimos de lotería.

Mayores, jóvenes y niños nos hemos dejado atrapar por la poderosa maquinaria yanqui y hemos mandado a un erte a los pastores y demás figuritas de nuestros tradicionales belenes para dejar paso a Santa Claus y sus elfos. Cambiamos camellos por renos y cambiamos nuestras tradiciones más arraigadas para oir como suenan los villancicos de rutilantes estrellas americanas mientras los peces ya no beben en el río, ni va ninguna burra hacia Belén, ni se peina la Virgen.

Ni que decir tiene que las muñecas de Famosa ya no se dirigen al portal, seguramente porque allí no hay wifi, o porque los niñ@s de hoy prefieren el último móvil de Iphone o algúno de esos videojuegos violentos y peligrosos.

Hace pocos días he sido jurado en un concurso de postales navideñas hechas por niños de varios colegios. Entre más de quinientas postales sólo había un portal de Belén, y en dos de ellas aparecían los Magos de Oriente; todo lo demás eran trineos, elfos, renos y “papa noëles”. Ahí queda el dato.

No soy un enemigo de Santa Claus, de hecho siempre me ha parecido un personaje simpático y que podía convivir con nuestra celebración navideña; pero de ahí a lo que está ocurriendo distan muchos kilómetros de trineo. Como en tantos otros temas, los mismos que critican a los americanos son sus mejores apóstoles.

Esto no es una queja, es un llamamiento a todos los interesados para que no dejemos escapar nuestras costumbres y podamos recuperar aquello de “paz y amor”, los belenes, la mágica noche de reyes, la familia, los amigos…el perdido “Espíritu de la Navidad” en definitiva. Para acompañar a nuestros mayores y disfrutar de los niños, y no hacer el imbécil en la “comida de empresa” intentando ser “colega” de un jefe que volverá a coger el látigo el lunes siguiente, y que nunca va a ser tu colega.

Todas las formas de celebración de esta tradicional festividad, tan importante para los cristianos, pueden convivir, y no dejan de ser cultura, y es agradable conocerlas y compartirlas, pero no podemos desvestir a un santo para vestir a otro.

Se que, como están los tiempos, lo que pido es una utopía, pero no pierdo nada por intentarlo.

Y por cierto, echad un poco de dinero en el bolsillo, y dejad por un momento el puto Wizum!!!

Miguel Ángel Sesarino
Miguel Ángel Sesarino
-Periodista y comunicador jiennense afincado en Málaga desde 1984. Tras su paso por la Universidad Complutense comenzó a ejercer el periodismo en la Cadena Ser de Jaén, siendo destinado a Radio Andújar donde desarrolló labores de turno e informativos. Posteriormente dirigió y presentó magazines y programas especiales. En 1985 y 1986 dirige y presenta un programa nacional de larga duración en Radio Centro de Quito (Ecuador) para la Cadena Melodial, ampliado posteriormente a través del Callejón Interandino hasta zonas de Perú, Colombia y Florida (EE. UU.) Tras su paso por Ecuador trabaja en Málaga en emisoras locales (Radio Fahala, Radio Churriana). Posteriormente entra en la programación de la emisora de Cadena Radio Voz Málaga para pasar luego, desde el principio de sus emisiones a la cadena radiofónica EsRadio Málaga. Paralelamente ha escrito artículos de opinión y reportajes para diversas publicaciones en España, Ecuador y México, ha publicado dos libros de relatos cortos y otro está a punto de ver la luz. En la próxima primavera saldrá también una novela.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,737SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: