Una segunda vida para el patrimonio andaluz

El IAPH, con 29 intervenciones completadas durante 2021, se mantiene como referente internacional en investigación y conservación del patrimonio histórico cultural

Llegaron al Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico buscando una segunda vida y recuperar su esplendor original. Y tras una minuciosa intervención, en la que cada pieza ha sido tratada con mimo, volvieron a lucir como el día que fueron talladas, pintadas o bordadas. Es el caso de los efebos de bronce de San Pedro Abad (Córdoba), las pinturas sobre tabla de la iglesia del Hospital de la Caridad, el manto de la Coronación de la Hermandad de la Esperanza Macarena de Sevilla o el conjunto del ajuar de ‘los Apóstoles’ de la Virgen del Rocío, principales bienes pernoctaron en el IAPH durante el pasado año.

Así, en el taller de restauración se contabilizaron en 2021 un total de 29 intervenciones, a las que se suman otros proyectos que son de apoyo a la tutela. No sólo han recuperado su máximo esplendor sino que, en ocasiones, como ocurre con los dos efebos, estos proyectos de conservación e investigación suponen «una oportunidad científica para avanzar en el conocimiento de la escultura romana de bronce en la comunidad andaluza», tal y como explicó la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo.

En esta línea, se enmarca el trabajo iniciado por el IAPH para la restauración de los bienes muebles de la iglesia del Hospital de San Lázaro de Sevilla, en el marco del convenio firmado por la Consejería de Salud y Familias y la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, con la participación de la Fundación La Caixa y la entidad Hidralia Gestión Integral de Aguas de Andalucía. Una actuación centrada en la conservación del conjunto iconográfico del retablo mayor de la iglesia, compuesto por dos esculturas y seis pinturas sobre tabla, cuatro de ellas ejecutadas hacia 1553 y atribuidas a Villegas Marmolejo.


La colaboración con instituciones públicas y privadas, en beneficio del patrimonio cultural y del conjunto de la sociedad andaluza, ha vuelto a ser una constante en este año. Ejemplo de ello es también la intervención en tres tablas pictóricas del siglo XVII procedentes de la Universidad Loyola, que se encuentran en estos momentos en los talleres del IAPH, y el programa de formación de estudiantes en prácticas de la Universidad de Sevilla, vinculado a la restauración de dos pinturas sobre lienzo de gran formato denominadas ‘Adoración de los pastores’ y ‘Adoración de los Reyes Magos’, conservadas en el templo de la Anunciación.

En el taller de pintura hay tablas de San Lázaro y lienzos de gran formato de la Hispalense.
En el taller de pintura hay tablas del Hospital de San Lázaro y lienzos de gran formato de la Hispalense.

En cuanto a las intervenciones de bienes muebles de tipología textil destacan, por su trascendencia social en la comunidad andaluza, las intervenciones en el manto de la Coronación de la Esperanza Macarena -diseño del orfebre y proyectistas Fernando Marmolejo y el bordado de Esperanza Elena Caro- y el manto procesional y el conjunto del ajuar denominado de ‘los Apóstoles’ de la Virgen del Rocío, realizado en en la década de los 50 en el taller de bordados del convento de Santa Isabel.

Desde el punto de vista de las investigaciones aplicadas, han dado fructíferos resultados algunas de las intervenciones, como el caso del proyecto para la conservación y mantenimiento de su uso del Palio de la Virgen del Valle de Sevilla (siglos XVIII-XX), o como consecuencia de los procesos de tratamiento realizados. Al respecto, la consejera de Cultura presentaba recientemente los resultados de restauración del lienzo de la Inmaculada de la Parroquia de la Magdalena de Sevilla, cuya investigación en torno a la autoría aún se encuentra en desarrollo.

«Dada la innegable calidad técnica y estilística de la pieza, que ha salido a la luz tras la intervención», apuntaba Del Pozo, «el IAPH ha podido reforzar estudios que permitirán la posible adscripción del lienzo al taller de Francisco Pacheco, en fechas coincidentes con el periodo de formación de Alonso Cano y Velázquez».

La restauración en San Francisco Javier, de Diego Roldán, redescubrió su valor patrimonial.
La restauración del San Francisco Javier, de Diego Roldán, permitió redescubrir su valor patrimonial.

Para cerrar este recorrido por las restauraciones del IAPH hay que poner el foco en dos proyectos de recuperación de obras desconocidas hasta el momento: la escultura San Francisco Javier (Diego Roldán, siglo XVIII), procedente de la Parroquia del Inmaculado Corazón de María del barrio de Torreblanca (Sevilla) y el Cristo del Subterráneo, anónimo de estilo gótico ejecutado en el último tercio del siglo XIII o primer tercio del siglo XIV, cuya intervención en curso supone la recuperación de uno de los crucificados más antiguos datados en la comunidad andaluza, restituido a la Hermandad de la Candelaria de Sevilla en septiembre de 2020 mediante decreto de levantamiento del depósito del Ministerio de Cultura y Deporte

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,737SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: