Se abren los incentivos para la rehabilitación energética de edificios en municipios de hasta 5.000 habitantes

La Agencia Andaluza de la Energía gestiona este programa, con 5,4 millones para actuaciones en cubiertas, fachadas, mejoras en la iluminación y generación térmica con renovables.

Ciudadanos, comunidades de vecinos, ayuntamientos y entidades locales, empresas propietarias o arrendatarias de edificios de cualquier uso, empresas explotadoras y de servicios energéticos, comunidades de energías renovables y ciudadanas de energía o diputaciones provinciales, entre otros, pueden solicitar ya las ayudas del PREE 5000, el Programa de Rehabilitación Energética para Edificios construidos antes de 2007 que se sitúen en alguno de los 544 municipios andaluces de hasta 5.000 habitantes considerados en el Reto Demográfico, y cuyo listado puede encontrarse en la página web de la Agencia Andaluza de la Energía, la entidad gestora del programa.

Dotado con 5,4 millones de euros de presupuesto procedentes de fondos europeos Next Generation, la finalidad de esta nueva línea de ayudas es la mejora de la calificación energética (con el cambio de, al menos, una letra), y una reducción del consumo de energía primaria no renovable en un mínimo de un 30% en edificios de cualquier uso (administrativo, deportivo, sanitario, docente, cultural, etc.) y en residenciales y viviendas.

Para conseguir esta transformación del sector de la edificación, el programa incentiva tres tipologías de actuaciones. En primer lugar, las de mejora de la eficiencia energética en la envolvente térmica como, por ejemplo, proyectos de aislamiento en fachadas, cubiertas, sustitución de las carpinterías exteriores y vidrios por otros de comportamiento más eficiente energéticamente, incorporación de protecciones solares, etc.

En segundo lugar, apoya también acciones de mejora de la eficiencia energética en instalaciones de iluminación, mediante la renovación tanto de los puntos de luz como de los sistemas de regulación y control, telegestión y sistemas de monitorización de las instalaciones.

La tercera tipología de proyectos incentivables consiste en la sustitución de energía convencional por instalaciones de generación de energía térmica de origen renovable para producción de agua caliente sanitaria, calefacción, refrigeración y/o climatización de piscinas, siendo subvencionables diversas tecnologías como la energía solar térmica (tanto instalaciones solares nuevas como rehabilitaciones o ampliaciones de instalaciones existentes), la energía geotérmica o la biomasa, prestando especial atención en los casos que utilicen biomasa a la incorporación de un sistema de intercambio de humos/agua. También se incluyen instalaciones de aerotermia, hidrotermia y otros sistemas de ventilación natural y forzada, de enfriamiento gratuito por aire exterior o sistemas evaporativos, entre otros.

Intensidades de las ayudas.

Para el cálculo de las intensidades de las ayudas incluidas en este programa se tiene en cuenta la suma de una ayuda base, que dependerá de si se actúa sobre un edificio completo o una parte de él, más una ayuda adicional.

De esta forma, la ayuda base de las actuaciones que se realicen en edificios completos (opción A), variará entre el 20% y el 50% según la actuación, mientras que las que se ejecuten sobre una o varias viviendas o locales del mismo edificio (opción B) oscilarán entre el 20% y el 40%.

A esta ayuda base se le puede sumar una ayuda adicional que va a depender de tres criterios: su carácter social, de eficiencia energética y actuación integrada. Así, los edificios calificados de protección pública que acojan a colectivos vulnerables y afectados por pobreza energética contarán con una ayuda adicional de hasta el 15% por criterio social.

El criterio de eficiencia energética se aplicará cuando los edificios obtienen una clase energética A o B en la escala de CO2 o bien mejoren en dos letras su calificación energética de partida, pudiendo obtener entre un 5% y un 15% de ayuda adicional.

Por último, como actuaciones integradas se entienden combinaciones de medidas, siempre y cuando una de ellas sea sobre la envolvente térmica y consiga una reducción de la demanda global en calefacción y refrigeración igual o superior al 30%, oscilando las ayudas entre un 5% y un 25% adicional, en función del tipo de actuación que se combine.

La Agencia Andaluza de la Energía (entidad adscrita a las consejerías de la Presidencia, Administración Pública e Interior y de Hacienda y Financiación Europea) publicó el pasado 29 de octubre de 2021 la convocatoria para Andalucía de este programa de incentivos regulado por medio del Real Decreto 691/2021, de 3 de agosto, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que está incluido en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, cuyas ayudas pueden solicitarse hasta el 31 de diciembre de 2023 o hasta el agotamiento de los fondos.

La tramitación de los incentivos es 100% telemática y debe realizarse por los propios beneficiarios, ya que no hay empresas colaboradoras ni adheridas en este programa.

Ejemplos de actuaciones.

Un centro educativo que mejore el aislamiento de sus cubiertas, sustituya las ventanas y ponga una instalación de aerotermia para climatización, consiguiendo un salto de calificación energética de D a B, conseguiría una ayuda del 85% en la inversión correspondiente a la mejora de aislamiento y renovación de ventanas y de un 50% en la inversión realizada en la instalación de climatización.

Las viviendas unifamiliares con una calificación energética C, por ejemplo, pueden hacer una reforma completa insuflando aislamiento de celulosa en las fachadas, colocando ventanas de carpintería metálica con rotura de puente térmico y doble acristalamiento, elementos de sombra y una cubierta ventilada. Si además deciden implementar una caldera de biomasa, instalando un suelo radiante y un equipo centralizado de aerotermia para sustituir las bombas normales de aire acondicionado, la vivienda logrará una calificación energética A. Al tratarse de una intervención completa en vivienda unifamiliar (opción A) el incentivo para la actuación de mejora de la envolvente sería del 90% y para la inversión en la instalación de generación térmica, de un 55%.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,737SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: