La gran estafa

Vivimos engañados desde tiempos remotos. Nos han timado y subestimado sin pudor alguno. Lo peor de todo es que hemos tragado discursos retóricos, como cuando nos tomamos frascos enteros de ibuprofeno a consecuencia de una resaca atómica que nos explota en la cabeza. Y no, no estoy hablando de las entidades bancarias..

Hemos caído en la trampa de los tratamientos ´antiedad´. Nos los han metido como una cura milagrosa por las venas y ahora, cuando vemos en el espejo un cuello con tantas grietas como la Cordillera Andina, nos sentimos burlados por un sistema que sataniza el hecho de cumplir años.

Lo primero que quiero decir es que para que alguien se someta a un tratamiento ´antiedad´ debe estar muerto. Así de simple. No existir. No soplar una vela más en esa deliciosa tarta de queso con los amigos cantando ´cumpleañossss felizzzz´. El prefijo anti (de origen griego) significa opuesto, con propiedades contrarias. Por lo que se puede decir entonces que el término ´antiedad´ -esa palabra mágica que cambia e incrementa el coste de cualquier bote de crema o tratamiento estético- es la antítesis de vida; es una estrategia de marketing; es una mentirilla blanca que nos han vendido como la fuente de la eterna juventud.

La única forma de ir contra la edad es dejar de existir. Lo mejor sería aprender que el tiempo no es un enemigo, sino un compañero con el que tendremos que lidiar hasta que se nos acabe el ticket de estadía en este plano. No me pregunten qué viene después. Todavía no conozco a nadie que haya regresado del ´más allá´ y confirme si por aquellos lados también existen falsos tratamientos estéticos.

Ralentizar es un verbo transitivo que significa hacer más lenta una actividad o proceso. Quizás ´ralentizar el envejecimiento´ sería el término más adecuado, y menos mentiroso, para hablar sobre el paso del tiempo y las huellas que deja en la piel y el organismo. Luchar contra la gravedad y las arrugas es una pelea desgastante, y costosa también, por lo que hay que saber muy bien si se quiere entrar en ese cuadrilátero, con una clara desventaja frente a nuestro contrincante. No nos engañemos más.

No detallaré las cosas que podemos hacer para ralentizar el envejecimiento, no soy experta en belleza y en todo caso google, o la vecina de enfrente, siempre tienen las respuestas a nuestras dudas. Lo que sí voy a decir, en resumidas cuentas, es que para ir sumando una vela cada año en la tarta de cumpleaños lo mejor es relajarse y colaborar en el viaje.

Es posible que hoy escribo sobre esto porque pronto cumpliré años, o porque no salgo del asombro de ver cómo está Mick Jagger a sus casi 79 años: estupendo, divino, fabuloso. Este hombre, que no tiene un centímetro libre en el rostro para darle un contrato de alquiler a una línea de expresión más, es el vivo ejemplo de lo que no significa un tratamiento antiedad o antiarrugas, pero sí de ´aquí se vino a disfrutar y esto es lo que voy hacer hasta que me apaguen el micrófono´.

No diría que Jagger ha ralentizado el envejecimiento, sino más bien que lo ha burlado en todas las letras. Y lo hace cada vez que canta y baila en un escenario por más de dos horas, con esos movimientos que cualquier jovencito de 20 años envidiaría ,aunque tuviera la cara tersa como un bebé y un cuerpo de físico culturismo.

Por eso, acabo de decidir que de mayor quiero ser como Mick Jagger. Quiero convivir con el tiempo vistiendo por las mañanas chaquetas con mucho brilli brilli, reír con cada musculo de la cara activo o lo que es lo mismo arrugados y comprimidos entre sí, y por supuesto quiero bailar como si fuera una marioneta sujetada por hilos invisibles, mientras mis piernas se contornean por todos lados. Me da a mi que, con el vocalista de The Roolling Stones como estereotipo de belleza, las marcas de productos y tratamientos estéticos lo tienen muy cuesta arriba conmigo.

Betty Hernández.

Betty Hernández
Betty Hernández
Periodista, locutora y migrante. Experta en escritura digital, periodismo institucional, radio y redes sociales. Es venezolana, de padre canario y madre portuguesa, vive en Granada desde 2019.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,716SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: