El Hospital Universitario de Jaén recomienda la fotoprotección para prevenir el cáncer de piel

El centro diagnostica en lo que va de 2022 un número de tumores cutáneos que anticipa un crecimiento notable con respecto a 2021.

El Hospital Universitario de Jaén se ha sumado a la conmemoración del Día Europeo de la Prevención contra el Cáncer de Piel, con la intención de fomentar la fotoprotección entre la población, como base para la prevención y hábito saludable frente a los efectos adversos de la radiación solar.

Según datos recogidos por la Red Española de Registros de Cáncer (REDECAN) y la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), se estima que, en 2022, en España se diagnosticarán más de 7.400 melanomas de piel. El melanoma es el tipo de cáncer de piel que mayor impacto causa en la salud de las personas. En general, el cáncer de piel tiene más incidencia por encima del de pulmón y mama, aunque es uno de los más fáciles de prevenir e identificar. Afecta a personas de todos los tonos de piel, incluidas aquellos más oscuros, y se manifiesta principalmente en las zonas del cuerpo más expuestas al sol.

La especialista de la Unidad de Dermatología Fátima Moreno Suárez ha subrayado que “en concreto en Jaén, las cifras son especialmente llamativas, diagnosticándose en 2021 un total de 617 y 358 sólo en lo que va de año”. La dermatóloga ha hecho especial hincapié en lo relativo a tipos como el melanoma o el carcinoma basocelular. Así, ha detallado que “en lo que ha discurrido de 2022, se han diagnosticado en el centro 30 melanomas, cifra muy cercana a los 45 que se registraron en total en 2021”. Así mismo, ha alertado de que en el caso de los carcinomas basocelulares, “hasta la fecha, se han diagnosticado en el Hospital 228, mientras que a lo largo de todo el año pasado se registraron 405, lo que hace prever un crecimiento también destacado de este tipo de tumor”.

En este sentido, ha explicado que “en el crecimiento notable de aparición de tumores cutáneos en la provincia influye, sin duda, un factor determinante como es el peso de la agricultura, ya que los trabajadores del campo, como ocurre con aquellas personas que trabajan en el mar, están especialmente expuestos a los efectos del sol, por lo que nos encontramos continuamente con casos de cáncer de piel en este sector de la población”.

Por todo ello, la especialista en Dermatología del Hospital Universitario de Jaén ha incidido en la importancia que tiene realizar una autoexploración periódica, “al menos una vez al mes”, ha puntualizado, para detallar después que “basta con dedicar diez minutos y comprobar la posible asimetría de los lunares, el tipo de borde, si es irregular; el color, que en un melanoma inicial suele ser no homogéneo; el diámetro que, en el caso de los melanomas, puede superar los 6 milímetros, y, como no puede ser de otra forma, la evolución”.

Del mismo modo, ha recordado que “hay que tener en cuenta otros síntomas de alerta como sangrado, inflamación, enrojecimiento, endurecimiento, picor, etcétera, de manchas en la piel que pueden corresponder a diversos tipos de cánceres cutáneos”. En este punto, ha alertado de que “sólo un 11% de las personas se somete a una revisión de lunares con un dermatólogo y únicamente un 33% se autoexplora la piel anualmente”.

Ante señales de alerta en la piel como las mencionadas, la especialista en Dermatología ha apuntado a la necesidad de acudir al médico de cabecera, con la finalidad de que el facultativo pueda realizar un primer examen y, en su caso, enviar al servicio del Hospital las imágenes que considere de interés, si se aprecian signos de un posible cáncer cutáneo. Así, ha recordado que la Unidad cuenta con teleconsulta desde hace ya cinco años, “lo que está agilizando el diagnóstico precoz”. Así, revisadas las imágenes, si el especialista estima que se trata de un posible cáncer de piel, se asigna al paciente una consulta urgente en el Hospital.

Efectos de la pandemia.

La mitad, en concreto el 46,2%, de los diagnósticos realizados en consulta ambulatoria dermatológica en España son de patología tumoral. Sin embargo, en el primer año de pandemia se experimentó una disminución de los diagnósticos de cáncer de piel, en general, y de melanoma, en particular, lo que ha influido en una menor supervivencia del paciente.

Después del confinamiento se produjo un aumento de melanomas con un peor estadiaje tumoral, con un aumento del espesor de Breslow y del número de mitosis. Concretamente, un 27,5% de los pacientes diagnosticados presentaban tumores de estadio T1, frente al 40,3% recogidos en una muestra inicial previa al confinamiento, y más de un 30%, tumores en estadio T4, frente al 16,3% en la muestra inicial.

Según comenta la doctora Moreno Suárez, “los especialistas consideran que en 2020, como consecuencia de la Covid-19, una de cada cinco personas con melanoma en fase inicial no fue diagnosticada”.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,716SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: