Cinco locales clausurados y 1.500 kilos de alimentos en mal estado retirados en una operación policial

Una operación conjunta de la Policía Nacional y Policía Local junto a veterinarios del Ayuntamiento de Granada para controlar diversos establecimientos de restauración y ocio en la ciudad se ha saldado con la clausura de cinco locales, la incoación de numerosas denuncias y la retirada de 1.500 kilos de alimentos tras detectarse que se encontraban en mal estado.

La operación se llevó a cabo en la madrugada del sábado 25 de noviembre en locales de ocio y restauración situados en los barrios del Albayzín, Centro, Bobadilla y Zaidín y contó con la intervención de agentes especializados de la Policía Local de Granada compuestos por la Unidad GOAD, Unidad Canina y Unidad de Medio Ambiente.

Por su parte, la Policía Nacional aportó cerca de una treintena de agentes especializados en seguridad ciudadana, Extranjería y Fronteras y Policía Judicial. A este dispositivo se incorporaron también dos inspectores veterinarios de la Dirección de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Granada y un inspector de trabajo.

La operación, que se desarrolló desde las ocho de la tarde hasta las seis de la mañana, se saldó con la clausura de cinco establecimientos, cuatro de ellos por deficiencias sanitarias y un quinto por el incumplimiento del cese de su actividad, además de presentar un exceso de aforo superior al triple. Por su parte, la Inspección de Trabajo cumplimentó cuatro actas, en distintos establecimientos, por no aportar los contratos laborales de sus trabajadores.

Paralelamente se incoaron, por parte de Policía Local, cerca de una veintena de denuncias por infracción a la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, a las que hay que añadir otras nueve más cumplimentadas por la Policía Nacional, principalmente en relación al consumo de drogas en lugares públicos.

La Policía Local también incoó más de una treintena de denuncias concernientes al incumplimiento de la Ordenanza de la Convivencia y con la Seguridad Vial, mientras que la Policía Nacional llevó a cabo la identificación de más de 70 personas en los diversos locales de ocio y restauración inspeccionados.

Durante el curso de estas inspecciones fueron retirados por Inagra –empresa concesionaria del servicio de limpieza y recogida de basuras de Granada– un total de 1.500 kilos de alimentos tras detectarse que se encontraban en mal estado.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,733SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: