Junta estudia “medidas complementarias” y padres piden “no mantener” a docentes denunciadas en el Aula TEA

La Delegación Territorial de Desarrollo Educativo y FP ha indicado que está abierta a adoptar “otras medidas complementarias” en el CEIP de Roquetas de Mar (Almería) donde ejercen una docente y una monitora investigadas actualmente por presuntas vejaciones a niños de un Aula TEA.

Así se lo ha trasladado a los padres de los cinco menores denunciantes el delegado, Francisco Alonso, en el transcurro de una reunión celebrada este jueves y en la que las familias le han dado “a conocer sus demandas sobre este aula”.

Según han indicado a Europa Press desde la administración autonómica, Alonso les ha informado de la “medida llevada a cabo hasta el momento” y les ha asegurado que “se podrían adoptar otras medidas complementarias”.

Los padres han reclamado a la Junta “que no se mantengan” en el centro las dos docentes que han sido destinadas y que estas no “vuelvan a tener contacto directo” con sus hijos.

Le han expuesto el caso que ya investiga el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 y le han exhibido copia “de las transcripciones” de las “grabaciones” hechas en el aula “con las manifestaciones que hacen” ambas denunciadas.

Según ha indicado a Europa Press el letrado de las familias, el delegado territorial “ha tomado pleno conocimiento” del contenido de la denuncia, tras lo que se le ha planteado que ni la docente ni la monitoria “pueden continuar” en el centro educativo “tras el daño psicológico infringido” a los menores.

“Son niños de cuatro y cinco años, vulnerables, que reaccionan, no de palabra, físicamente, ante alguien que les ha hecho daño y no se puede mantener el contacto directo”, ha explicado el abogado Juan Marfil.

Los padres han trasladado y justificado al delegado territorial su decisión de que sus hijos “no acudan al colegio, en tanto en cuanto no se resuelva una situación” en la que, según ha resaltado, “hay datos objetivos que apuntan a que se han producido, como mínimo insultos, cuando no otras cosas”.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Roquetas de Mar mantiene abiertas diligencias investigación por presuntos delitos de malos tratos psicológicos y vejaciones tras tomar declaración a las dos denunciadas en calidad de investigadas.

Tras conocerse la judicialización de la denuncia, la Junta trasladó que el centro educativo había informado a Inspección de la Delegación de Desarrollo Educativo de las “medidas puestas en marcha”.

En concreto, según indicaron desde la administración autonómica y “dado que no había medidas cautelares contra la maestra y la monitora”, se ha establecido un “sistema rotatorio en el aula TEA” con la “incorporación” de un maestro de refuerzo educativo “que apoye”.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,688SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

%d