Chicote y el agro de Almería: cuando un cocinero quiere ser Perry Mason

A Chicote no le gustan los invernaderos, a pesar de ser una fuente de salud con sus productos y de sostenibilidad ambiental por su producción de eso que deberíamos popularizar como ‘aire bueno’.

Es la segunda vez que lo hace. El cocinero Alberto Chicote, obnubilado por el brillo de las audiencias, ha terminado por creerse periodista, a pesar de que para ello le falta un ingrediente fundamental en su cocina: el rigor, esa ‘rara avis’ en la cadena en la que trabaja, #LaSexta.

Como en su anterior visita para desprestigiar el modelo agrícola de Almería, el chef de la mala leche vino a Almería y se dejó llevar por lo que le contaron tres. El ‘modus operandi’ no es exclusivamente suyo. Quienes llevamos muchos años trabajando en la comunicación del sector, hemos sufrido mil y una visitas de periodistas de guión, mucho más rigurosos que Chicote, pero con su misma estructura profesional: una información hecha a priori, a la búsqueda de pruebas, da igual el nivel de veracidad, con la que demostrarla.

Chicote habló con cuatro gatos en representación del sector y, en cuanto encontró lo que quería, dejó de investigar, de contrastar, de comprobar la veracidad de los testimonios. Lo que buscaba ya estaba en el saco: desprestigiar ese modelo productivo que tanto molesta al chef, sin que sepamos por qué.

A Chicote no le gustan los invernaderos, a pesar de ser una fuente de salud con sus productos y de sostenibilidad ambiental por su producción de eso que deberíamos popularizar como ‘aire bueno’.

¿Hay empresas en Almería que re-etiquetan producto marroquí? Eso lo sabemos todos. Y que ello perjudica gravemente al sector es también algo de sobra conocido. Pero la imagen populista y charlatana que una vez más ha ofrecido el cocinero que se cree periodista, generalizando como si todo el producto almeriense fuera fraudulento o como si quienes llevan a cabo ese tipo de prácticas no fueran un residual minoría, no deja de ser, además de un ataque frontal e injusto a un modelo productivo que es ejemplo en todo el mundo, un insulto a la práctica periodística.

Considerar veraz y periodístico el trabajo de Chicote es un posicionamiento análogo al de exhibir el re-etiquetado de producto en el agro almeriense como una práctica mayoritaria en nuestro sector.

Farsas como la de Chicote las hemos vivido en Almería y en nuestro agro de todos los colores. Por muchos gritos que el cocinero dé en las cocinas ajenas, siento decirle al amigo Alberto que el agro almeriense es demasiado toro para tan pequeño capote.

Victor Hernández Bru
licenciado en Ciencias de la Información y posee suficiencia investigadora por la Universidad Complutense, doctor en Humanidades (Historia) y máster en Comunicación Social por la Universidad de Almería y máster en Administración y Dirección de Empresas por ESIC. Ha dirigido diversas empresas de comunicación como socio-director, como Presssport Comunicación e Imagen y Estudionet Márketing On Line; trabajado en prensa escrita para Ideal (23 años), es responsable de comunicación de importantes empresas de diferentes sectores, como Grupo Agroponiente, Jarquil, Segusán Seguros y dirige las emisoras esRadioAlmería.com y RadioMarcaAlmería.com. Ha publicado su tesis doctoral, Historia de la Prensa de Almería, y la novela Diario de un Maltratador, además de diversos artículos especialmente enfocados sobre la historia del tiempo presente en España.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,698SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad