Aspas se come a un Granada inferior (3-1)

El de Moaña fue un auténtico martirio para los rojiblancos, que acumulan tres jornadas seguidas sin ganar en Liga. El Celta, por su parte, coge aire, tras sumar su primer triunfo tras ocho fechas sin conseguirlo. Es la primera victoria del Chacho Coudet en el banquillo celeste.

Se le está atragantando el calendario al Granada. Eso es evidente. Lo cual no quita que no sea hasta cierto punto normal. Cabe recordar, que tras el polémico brote de COVID hace ya un mes, el equipo no ha vuelto a ser el mismo. Y es que, sin duda, es muy difícil recuperar plenamente a una plantilla corta y mermada jugando dos días a la semana.

Antecedentes aparte el Celta fue un avión desde los primeros minutos. Se notaba que estaban necesitados de victorias y que querían iniciar una buena racha en casa. Salieron al césped mucho más metidos y con mucho más tino en el toque, poniendo en muchos aprietos a los tres centrales que Diego Martínez puso en liza. De la mano de Iago Aspas, Brais Méndez o Nolito, el conjunto vigués llegaba de manera cada vez más clara, aunque se encontraron una y otra vez con el muro portugués que el Granada tiene por portero.

Así las cosas, llegó el gol del Granada en una jugada aislada. Era el minuto 25 cuando Milla envió a la guerra a Luis Suárez, que tras una gran carrera picó la pelota ante la salida de Rubén Blanco. Definición de quilates del cafetero, que fue de las mejores noticias de la tarde. La alegría duró poco, pues prácticamente en la jugada siguiente Nolito hacía el empate y ponía justicia en el marcador.

En la segunda parte se esperaba un paso adelante del cuadro andaluz, que se vio claramente superado. Lo cierto es que Diego lo intentó, sustituyendo a Jorge Molina (créanme, jugó) por Puertas, aunque la tónica fue la misma. El Celta seguía a lo suyo y lo único que aumentaba era la sensación de que el Granada tendría que encomendarse a la Virgen de las Angustias si quería salir con vida. Los de Coudet, eso sí, no consiguieron perforar la portería hasta la recta final del partido y de rebote, cuando Baeza puso por delante a los suyos.

Con un Granada muy tocado, el Celta siguió atacando y en una contra sentenció Fran Beltrán, que acababa de entrar, poniendo el 3-1 definitivo. En los últimos instantes se caldearon los ánimos y Okay fue expulsado con roja directa tras un claro agarrón de pelo a Luis Milla.

Primera vez que le remontan a Diego Martínez como entrenador del Granada (ahí es nada) y el regreso de Quini tras casi un año lesionado son, sin duda, dos de los datos a rescatar de la jornada que termina esta noche.

Ficha técnica:

Celta de Vigo: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Araujo, Murillo, Olaza; Tapia; Brais Méndez (Aidoo, min. 92), Denis Suárez (Okay, min. 74), Nolito (Baeza, min. 74); Santi Mina (Beltrán, min. 83), Aspas

Granada CF: Rui Silva; Foulquier (Quini, min.75), Vallejo (Soro, min. 82), Germán Sánchez, Duarte, Neva; Herrera (Gonalons, min. 59), Milla; Luis Suárez (Soldado. min. 60), Machís, Molina (Puertas, min. 46)

Goles: 0-1, m.25: Luis Suárez. 1-1, m.27: Nolito. 2-1, m.81: Baeza. 3-1, m.85: Beltrán.

Árbitro: Díaz De Mera (colegio castellano manchego). Expulsó al jugador del Celta Okay (min. 97). Amonestó por los locales a Murillo (min. 20), Tapia (min. 45), Olaza (min. 92) y Hugo Mallo (min. 95); y a los visitantes Foulquier (min. 52), Diego Martínez (min. 72) y Soldado (min. 95).

Incidencias. Encuentro correspondiente a la undécima jornada de la Liga Santander disputado en el estadio Abanca Balaídos. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Maradona.

Texto: Luis Ruiz

Imagen: Granada CF Web

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,675SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad