Cuarta noche de delincuencia callejera en Barcelona: Córdoba se apunta a la desobediencia.

La tenue iniciativa del gobierno de Sánchez y el descaro del vicepresidente Iglesias alentando la desobediencia civil barrunta una semana polémica. El ministro del Interior puesto en cuestión por Vox. Cuatro detenidos y al menos seis heridos en distintos puntos de Cataluña

Las concentraciones de rechazo a la detención y encarcelamiento del rapero Pablo Hasél, condenado por enaltecimiento del terrorismo e injurias y calumnias a la monarquía y a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, han derivado este viernes en la cuarta noche de altercados.

Desde el pasado martes, cuando se registraron las primera concentraciones, varias ciudades españolas han sido escenario de disturbios y cargas policiales que han provocado enfrentamientos violentos entre manifestantes y agentes de la autoridad e importantes destrozos.

Resultado de imagen de barcelona

Este viernes, diversas ciudades catalanes han acogido la que ha sido la cuarta noche de protestas, con Barcelona como principal damnificada por los altercados y escenario también de una huelga universitaria en apoyo al rapero que se ha saldado sin grandes incidentes.

No ha sido hasta la noche cuando se han registrado los primeros incidentes violentos, que se han saldado con cuatro detenidos (dos en Barcelona y otras dos en Girona) y al menos seis heridos, uno de los cuales ha precisado traslado hospitalario, según han informado los Mossos d’Esquadra y el Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM).

Las protestas en apoyo a Pablo Hasél, que se han dado por finalizadas poco antes de las 23.00, han dejado quema de contenedores en Barcelona, Tarragona y Girona, así como barricadas y enfrentamientos con lanzamiento de piedras entre manifestantes y policías, y asalto a entidades bancarias.

En Barcelona, los incidentes han comenzado cuando los manifestantes se han dirigido hacia la Via Laietana, donde está la Jefatura de la Policía Nacional en Barcelona, edificio ante el cual se han concentrado. Allí, han empezado a tirar botellas de cristal y petardos contra el edificio y los agentes de la Policía Nacional que lo custodian.

Resultado de imagen de barcelona arde

Los Mossos d’Esquadra, situados varios metros más abajo, han avisado por megafonía de que actuarán, y los manifestantes han respondido al aviso avanzando hacia la línea de los vehículos de los Mossos.

Sobre las 20.30, los manifestantes han empezado a levantar barricadas en el Pla de Palau, con contenedores que han incendiado.

Hasta esa hora ha habido en este punto lanzamiento de botellas y otros objetos, y además un grupo ha reventado la puerta de una sucursal del BBVA y otra del Banco Santander, y ha reventado los cajeros de otra –CaixaBank–, en la zona del Pla de Palau. En los aledaños ha habido otros destrozos, incluida la quema de contenedores.

En la zona de La Rambla, un grupo de encapuchados han lanzado objetos contra una comisaría en esta calle, según un tuit de Mossos d’Esquadra recogido por Europa Press. Cerca, en el mismo distrito de Ciutat Vella, otros activistas han causado destrozos en tiendas.

Resultado de imagen de barcelona arde

Tras disturbios y tensión entre activistas y policías en La Rambla, los manifestantes han subido hasta la plaza Catalunya, donde esa tensión se ha ido disipando.

La rebaja se ha hecho aún más patente cuando las furgonetas de los Mossos han abandonado la parte alta de La Rambla y se han dirigido hacia la plaza Universitat.

La tensión también ha ido de baja en la parte inferior de La Rambla, mientras los bomberos han empezado a apagar los pequeños incendios que se han provocado en papeleras a lo largo de la céntrica vía.

También se han registrado actos violentos en otras ciudades catalanas como Girona, donde los manifestantes han hecho pintadas con los lemas ‘Muerte al Borbón’ y ‘Libertad Hasel’ en los cristales del edificio de la Generalitat en la ciudad y también se han encendido fuegos ante los juzgados.

Resultado de imagen de barcelona arde

Unas 500 personas, según la Policía Local, han participado en la manifestación de este viernes, que ha comenzado en la plaza del Mercat de Lleó y ha ido avanzando por diferentes puntos de la ciudad en dirección a la sede de la Generalitat.

Los manifestantes han lanzado piedras a los Mossos d’Esquadra ante los juzgados, momento en que los agentes han comenzado a actuar y los manifestantes se han dispersado por las calles adyacentes, y también han tirado contenedores y han cogido cristales para lanzarlos a la policía.

También han roto los cristales de una entidad bancaria en la plaza Mercadal, y de otros dos bancos en la zona de la plaza Independència. Igualmente han desmontado mobiliario urbano para lanzarlo a los dispositivos policiales en la plaza 1 d’Octubre.

Otros manifestantes han levantado barricadas con material de obra y han prendido fuego en la zona del Pont de Pedra, y que en el carrer Nou han roto los cristales de otra sucursal.

La CUP ha informado de que su diputado por Girona y exalcalde de Celrà (Girona) Dani Cornellà ha sido presuntamente agredido por agentes de los Mossos en la protesta de Girona en apoyo a Pablo Hasel «cuando intentaba dialogar» con motivo de la detención de un joven.

«El diputado de la CUP Dani Cornellà ha sufrido una agresión totalmente injustificada por parte de los Mossos d’Esquadra hoy en Girona. Dani Cornellà intentaba mediar durante la detención de un manifestante. Basta de agresiones policiales», dice la CUP en un tuit recogido por Europa Press.

En un vídeo difundido por el partido en su cuenta de Twitter, los manifestantes piden ayuda ante la detención de un joven, que está en el suelo reducido presuntamente por un mosso: el chico grita ‘Ayudadme’.

Además, en Villafranca del Penedés (Barcelona), grupos violentos han lanzado pirotecnia a la línea policial que custodia la comisaría de los Mossos d’Esquadra y arrojado piedras y pintura a los indicativos policiales, provocando daños en el edificio. Igualmente, en Tarragona se han registrado quema de contenedores.

Resultado de imagen de barcelona arde

Los Mossos d’Esquadra han detenido este viernes a tres personas en Cataluña, según el balance provisional de la cuarta noche de protestas por el encarcelamiento del rapero.

En Valencia han tenido lugar este viernes dos concentraciones en apoyo a las nueve personas detenidas durante las protestas de este jueves por el encarcelamiento de Pablo Hasél, una ante la Comisaría de Policía Nacional de la calle Zapadores donde se encontraban los detenidos y otra ante la Ciutat de la Justicia.

Finalmente, el titular del Juzgado de Instrucción 15 de Valencia, en funciones de guardia, ha decretado la libertad provisional y sin fianza para ocho de ellos, que tienen la condición de investigados y deberán comparecer ante el juzgado una vez al mes, según informa el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

Resultado de imagen de hasel

Convocan una concentración en Córdoba este sábado

Un grupo de «representantes y activistas del mundo del arte y la cultura» de Córdoba han convocado este sábado a las doce del mediodía en el templete del Bulevar del Gran Capitán una concentración en apoyo al delincuente encarcelado por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en una serie de tuits.

Sobre él pesan además dos sentencias por agredir a un periodista de TV3 en una rueda de prensa en el rectorado la Universidad de Lleida. Una condena agravada por rociar al agredido con un líquido. Además de la pena de prisión, le obligó a indemnizarlo con 12.150 euros.

En los últimos días se han venido produciendo altercados en numerosas ciudades de España con decenas de heridos y detenidos en apoyo de Hasel y tras la celebración de concentraciones pacíficas en su apoyo.

Un total de 113 nombres han suscrito un manifiesto bajo el título «Córdoba con la libertad de expresión» en el que se exige la puesta en libertad del rapero, le muestran su apoyo y hablan de una «implacable persecución de miembros de la cultura y el arte por intentar ejercer su derecho a la libertad de expresión» lo que «constituye un peligro para todo creador o activista cultural» que decide «exponer públicamente sus juicios críticos sobre la forma de actuar alguna de las instituciones del Estado».

Resultado de imagen de hasel

Encarcelado por sus seis antecedentes judiciales

Hay que recordar que la primera de las cuatro condenas a las que se ha enfrentado Hasél se dio en el año 2014 por enaltecimiento del terrorismo en algunas de las letras de sus canciones. Así, fue condenado a dos años de cárcel, ya que sus letras hablaban de ETA, los Grapo y otros grupos, unas letras que no quedaron amparadas por el derecho a la libertad de expresión.

Sin embargo, durante el año 2019, la Audiencia Nacional suspendió la ejecución de la sentencia durante tres años, ya que la condena no superaba los dos años y al momento de los hechos (2014) no tenía otros antecedentes penales.

Ya cuando se suspendió esa primera pena, Pablo Hasél había vuelto a delinquir, aunque la Audiencia Nacional lo pasó por alto porque la sentencia por el segundo delito todavía no era firme. El rapero cometió este segundo delito en 2018, cuando la Audiencia Nacional volvió a condenar al rapero por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona y a a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en una serie de tuits.

Después, el Tribunal Supremo bajó la pena a nueve meses de prisión y multas, ya que, en los mensajes, Hasél se referían a ETA y a los Grapo, bandas inactivas desde hacía ya años. Igualmente, en esta ocasión no le amparó el derecho a la libertad de expresión.

Es por esta segunda condena por la que el rapero entra a prisión, ya que hoy en día sí es una sentencia firme que, aunque se recurrió ante el Constitucional, el organismo no admitió el recurso, ya que ese tribunal solo examina casos en los que se considere que hay una oposición de las leyes al orden constitucional.

Por otro lado, está la condena por agresiones del año 2020, cuando un juez lo condenó a seis meses de cárcel por agredir a un periodista de TV3 en una rueda de prensa. El juez consideró probado que Hasel empujó, insultó y roció con un líquido de limpieza al periodista

Y de otra parte, la Audiencia de Lleida ha confirmado este viernes otra condena de dos años y medio para el rapero Pablo Hasel por amenazar a un testigo de un juicio contra unos guardias urbanos de Lleida, pena que podría sumarse a los nueve meses de cárcel que está cumpliendo por enaltecimiento al terrorismo.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

827FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,970SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad