Marín inaugura el nuevo centro de menores de Granada, «que aspira a ser referente nacional»

El CIMI Genil viene a paliar "el déficit de plazas" que sufría la provincia y permitirá a los jóvenes cumplir sus medidas "cerca de sus familias"

El vicepresidente y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha inaugurado este miércoles las instalaciones del nuevo Centro de Internamiento de Menores Infractores (CIMI) Genil, que ya ha comenzado a recibir a jóvenes. Con este nuevo recurso de Justicia Juvenil se pone a disposición 32 nuevas plazas, con lo que se pone fin «al déficit de plazas» que venía sufriendo la provincia, pues hasta ahora solo contaba con 14 plazas para el cumplimiento de medidas judiciales. «Éste es un centro moderno que permitirá que los jóvenes permanezcan cerca de sus familias, para poder realizar una intervención completa con ellas en su proceso de reeducación. Todo el mundo se merece una segunda oportunidad», ha dicho Marín.

El vicepresidente ha descubierto una placa conmemorativa de la puesta en marcha del centro, en un acto en el que han estado presentes el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río; la Fiscal Superior de Andalucía, Ana Tárrago; y el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu. Asimismo, también han acudido el alcalde de Granada, Luis Salvador; la secretaria general para la Justicia, María José Torres Cuéllar; el director general de Justicia Juvenil y Cooperación, Francisco Ontiveros; y el delegado territorial de Justicia, Regeneración y Administración Local en Granada, Enrique Barchino. Por parte de la Fundación Diagrama, entidad que gestiona el centro, han acudido su director nacional, Rafael Perez Cuadrado, y el director del CIMI, Santiago Exposito Ballesteros, entre otros representantes.

«Felicito a la Consejería por este centro cercano. Iniciativas como ésta son las que deberíamos ver todos los días. Es un entorno perfecto para la reinserción de menores», ha asegurado Lorenzo del Río tras visitar el centro.

Por su parte, la Fiscal Superior «ha apoyado este proyecto en el que tanta visibilidad tienen los fiscales. Es una jurisdicción a la que estoy muy unida y sé como se implican todos los fiscales. Se van a cumplir todas las medidas de internamiento que recoge la Ley del Menor». «Estos centros pueden hacer una labor de reinserción muy rápida. Tenemos que lograr la convivencia y hoy hemos hecho un avance porque acercamos los niños a las familias. Granada ha dado un paso adelante y la Consejería de Justicia ha propiciado esta tarea. Que ningún niño se quede en la cuneta, con mucho afecto los niños cambian y pueden llegar donde quieran», ha considerado Jesús Maeztu.

El alcalde de Granada, Luis Salvador, ha destacado por su parte la «importancia» para la ciudad de Granada de contar en su término municipal con «unas magníficas instalaciones» que van a posibilitar que muchos jóvenes puedan contar con un mejor futuro gracias a «una completa metodología de reinserción social» y a un equipo de profesionales que les ayudarán en su recorrido.

Marín ha destacado no sólo las «magníficas instalaciones», sino la mejora que supone para el Sistema de Justicia Juvenil, gestionado de forma íntegra desde la Consejería de Justicia. «Y lo hacemos dentro de nuestra reorganización de plazas porque al llegar nos encontramos que provincias como Granada sólo contaban con 14 plazas disponibles, mientras otras superaban las 200».

Esta situación provocaba que el 84% de los menores infractores de Granada tuvieran que salir de su provincia para cumplir las medidas judiciales impuestas, cuando además es una las provincias con más población menor infractora. «Las consecuencias eran las dificultades a la hora de intervenir también con las familias y trabajar con ellas, debido a los problemas de desplazamientos», ha indicado.

«Cumplimos con nuestro compromiso y sumamos 32 plazas más a Granada, hasta alcanzar las 46, que van a permitir, además, sino también contar con plazas terapéuticas, algo que nunca antes había tenido esta provincia», a lo que ha añadido que «vamos a continuar mejorando el servicio y el año que viene también vamos a disponer de plazas para chicas, que tampoco estaban disponibles».

«Trabajamos para lograr la excelencia de nuestro Sistema de Justicia Juvenil, que ya goza de un reconocido prestigio. Y trabajamos por la igualdad de los menores, para que, sean de la provincia que sean, tengan todos los mismas oportunidades a la hora de para lograr su reeducación y su recuperación para la sociedad», ha indicado el vicepresidente de la Junta.

Para la puesta en marcha de este centro, que va a ser gestionado por la Fundación Diagrama, la Consejería de Justicia ha realizado un contrato por un importe superior a los 12 millones para los próximos cuatro años. El centro, que es aportado por la entidad, fue un antiguo prostíbulo que ha sido recuperado para acoger el CIMI.

Las nuevas instalaciones se distribuyen en seis hogares distintos, en función de las distintas necesidades de atención de los menores, donde se encuentran las habitaciones de los menores, la mayoría individuales, algunas dobles, todas disponen de baño. Estos hogares tienen sus espacios comunes, como las aulas formativas, pero el centro dispone de una gran zona común, en el centro del edificio, donde se encuentran una piscina, gimnasio al aire libre, pista deportiva, escenario para actividades culturales también al aire libre. También dispone de un huerto ecológico.

Una sala Gesell para trabajar con las familias

En la zona formativa disponen de varias aulas, biblioteca, salón de actos y, como novedad, una sala Gesell, que será utilizada especialmente para uno de los programas de los que dispone el centro, denominado ABARCA, dedicado a la violencia filioparental, y donde se va a poder trabajar con los menores y sus familias. Igualmente, disponen de conexión a internet y de todas las herramientas necesarias para un entorno formativo digital. Sistema de videoconferencia con conexión con los juzgados.

Los menores que lleguen a este centro para cumplir una medida impuesta por un juzgado contarán con su Itinerario Individualizado de Formación e Inserción Laboral para afrontar su reeducación. Además de la formación académica reglada, que estos jóvenes reciben gracias al convenio firmado con la Consejería de Educación y Deporte, el CIMI dispone de talleres laborales sobre albañilería, jardinería, agricultura o mantenimiento de edificios, entre otros.

Además, el centro impartirá el certificado de Profesionalidad de Operaciones Básicas de Restaurantes y Bares, y el de monitor de actividades de tiempo libre educativo infantil y juvenil para que estos chicos puedan salir con un futuro laboral. En este sentido, la entidad también desarrolla un Programa de Inserción Laboral, para el que cuentan con la colaboración de empresas implicadas en la responsabilidad social a través de la Red Nodus. Gracias al mismo los menores pueden acceder a prácticas en estas empresas y acceder a sus primeros contratos laborales.

«Desde la Consejería de Justicia estamos completamente volcados con estos menores, porque estamos convencidos que con las herramientas adecuadas estos chicos pueden cambiar su rumbo y lograr reconducir sus vidas tras su paso por el centro», ha asegurado Marín, quien ha agradecido a Diagrama y al resto de entidades que gestionan los recursos de Justicia Juvenil «su gran tarea y la importante labor que vienen realizando con estos jóvenes».

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,675SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad