Moreno considera que el modelo andaluz es aplicable en Cataluña y puede dar un nuevo y mejor rumbo a España

En el ‘Cercle d’Economia’ de Barcelona, ha defendido una mejora del actual sistema de financiación autonómica y una mayor corresponsabilidad fiscal. También ha reclamado al Gobierno de España que el nuevo plan de ayudas integre las reivindicaciones los sectores afectados y apuesta por el diálogo como vía para solucionar los conflictos en Cataluña

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha participado este viernes en el ‘Cercle d’Economia’ de Barcelona, donde ha reflexionado sobre el contexto político en España, particularmente en Cataluña, y el impacto de la pandemia. Aquí, ha puesto en valor el nuevo modelo andaluz de gestión que, en su opinión, es aplicable a otras comunidades autónomas, como la catalana, y puede inspirar un nuevo y mejor rumbo para España.

«El modelo andaluz funciona», ha añadido. Y lo hace, según sus palabras, sustentado en tres reglas fundamentales: la moderación, la estabilidad y la confianza. En cuanto a la moderación, ha destacado que uno de sus grandes objetivos como presidente es volver a unir a la sociedad andaluza, desde una posición tolerante y abierta. «Después de casi 40 años de gobiernos de un mismo signo político, una parte muy importante de la sociedad andaluza se sentía excluida».

Asimismo, ha considerado la búsqueda constante de diálogo como vía hacia la estabilidad. Gracias a ello, en dos años se han aprobado en Andalucía tres Presupuestos y se han integrado proyectos e ideas de la oposición por primera vez. Además, se han alcanzado acuerdos con el Gobierno de España, como sucedió con el Decreto Ley de simplificación normativa que el Estado recurrió ante el Tribunal Constitucional. «Se discutió intensamente, cedimos en cada una de las partes y conseguimos que el Gobierno de la Nación retirara el recurso».

Otro de los propósitos del Ejecutivo andaluz era generar confianza en los sectores económicos y empresariales. Para esto, se ha dotado a Andalucía de estabilidad, se han bajado impuestos, eliminado trabas burocráticas y se ha dado seguridad jurídica. Como resultado, la comunidad ha ganado en contribuyentes y ha recaudado más; se han alcanzado cifras récord en exportaciones agroalimentarias y las licitaciones públicas han crecido un 137% en un año con el objetivo de dinamizar la economía.

En este punto, ha hecho hincapié en la apuesta sin precedentes del Gobierno de Andalucía por la digitalización, la sostenibilidad y la economía verde. De hecho, actualmente hay en tramitación más de 700 proyectos, con una inversión de 17.000 millones de euros y una potencia a instalar de 25.000 MW. «Vamos a seguir hacia un objetivo: convertir a Andalucía en un referente de suministro de energía para Europa. Si el sur ya es la huerta de Europa, ahora también aspiramos a ser la mayor reserva europea del nuevo petróleo, que es la energía renovable», ha continuado.

Proteger a los sectores afectados por la Covid-19

Con respecto a la Covid-19, ha remarcado que el Gobierno andaluz apostó desde el primer indicio por la previsión, el refuerzo de servicios y por buscar el equilibrio entre salud y economía. Para ello, la Junta, por un lado, acordó con pymes y autónomos un plan de 667 millones –y ahora se está trabajando en un segundo paquete, más ambicioso en cuantía–. Y, por otro, se movilizaron 3.450 millones en el plan Andalucía en Marcha destinado a infraestructuras. Además, se han destinado más de 2.000 millones de euros «extra» a robustecer el sistema público de salud para el futuro y el presente.

Al hilo de esto último, Moreno ha dicho no entender que España, segunda potencia turística del mundo, no haya tenido un plan de rescate a la hostelería y el sector del turismo, como sí lo han hecho otros países. Así espera que el paquete adicional de 11.000 millones de euros que anunció el presidente del Gobierno de la Nación, Pedro Sánchez, para empresas, pymes y trabajadores autónomos, integre las principales reivindicaciones de estos sectores: como ayudas directas, la prórroga de los ERTE y la bajada de impuestos.

«Sería un grave error no sentir a los empresarios y creadores de empleo como aliados de la recuperación. Desproteger a la economía en su peor momento de nuestra historia reciente, sería un suicido social», ha comentado. Al mismo tiempo, ha afirmado que es imprescindible no desaprovechar los Fondos de Recuperación Next Generation EU para la reconstrucción económica, ni tampoco que se utilice para enfrentar a territorios. «Una gestión opaca, unilateral e injusta sería un gravísimo obstáculo a la revitalización de la economía». Por este motivo, confía en que el Gobierno de la Nación corrija el rumbo del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía.

Nuevo sistema de financiación autonómica

Durante la ponencia-diálogo, bajo el título ‘Modelo de Andalucía: respuestas para el futuro’, en la que también han intervenido el presidente del Cercle d’Economia, Javier Faus, y el director de El País en Cataluña, Miquel Noguer, Moreno ha insistido en que los fondos europeos no pueden ser excusa para que el Gobierno de la Nación renuncie a mejorar el actual sistema de financiación autonómica. Igualmente, ha defendido una mayor corresponsabilidad fiscal. «Me refiero a una solidaridad entre territorios bien entendida, siempre acompañada de corresponsabilidad en el gasto y la gestión», ha declarado.

También, ha puesto de relieve que ha demandado en muchas ocasiones al Gobierno de la Nación una mejor respuesta al ofrecimiento de colaboración leal y efectiva, que sí se hace de forma constante desde Andalucía. En este sentido, ha agregado que el Ejecutivo nacional no ha cumplido durante la pandemia con el papel vertebrador, de coordinación e impulso que debe tener el Estado.

«Ha pasado de la ocupación de las competencias de las comunidades a la abdicación de sus responsabilidades en la tercera ola. La mejor España se construye con mirada amplia. No basta la mirada radial desde Madrid», ha observado.

«El independentismo debe abandonar su deriva radical»

De igual forma, el presidente andaluz se ha referido a la situación política en Cataluña. En tal sentido, ha expresado que una comunidad cosmopolita, reconocida internacionalmente por su apertura y vanguardia no debería aspirar a un proyecto rupturista y de aislamiento. «El procés y sus consecuencias no pueden arrastrarnos al resto de los españoles hacia un desapego de Cataluña». Del mismo modo, se ha mostrado a favor de la diversidad política, pero donde no caben derivas radicales independentistas. «Si el centralismo nos aleja de los grandes espacios de oportunidad y progreso, el separatismo y el populismo rompen con todos ellos».

Igualmente, ha rechazado la legitimación de la violencia que algunos representantes políticos practican con sus palabras o sus silencios. «Defiendo un modelo de tolerancia e igualdad. Alejados del populismo y polarización. Ya sabemos que deterioran la convivencia y no aciertan en términos de prosperidad».

Por último, ha apuntado a que los líderes políticos y la sociedad en su conjunto tienen el deber de recoser vínculos con un reconocimiento mutuo, ahondando en la sintonía entre territorios y reconciliando posturas. Todo hecho, ha resaltado, bajo un modelo de tolerancia e igualdad, alejados del populismo y la polarización. «Cataluña tiene que mirar hacia dentro y ver si ese diálogo intercatalán se está produciendo, con esa otra parte de la sociedad que piensa diferente y necesita ser escuchada y atendida. Cataluña sólo va a poder experimentar su máxima proyección cuando ese diálogo interior se haya zanjado y se concentren todas las energías en solucionar algunos de sus asuntos históricos», ha concluido.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,694SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad