Sánchez Teruel, José Antonio Alfonso, el Coletavirus… esa manía de la izquierda de creernos idiotas

Resulta desolador verse uno obligado a escribir, cada día, acerca de los inagotables e incontenibles fórmulas que tiene la extrema izquierda (recuerdo una vez más que en España ya no hay izquierda sino sólo extrema izquierda) de tomarnos por imbéciles. Cada día da no ya para un artículo sino incluso para un libro.

Cierto es que la semana viene especialmente intensa en este segmento, pero especialmente el día de ayer podría ser catalogado como histórico. Empezaré por el PSOE, formación cuyo secretario provincial, druida de la mentira en el ámbito almeriense, vino ayer a contarnos que su partido, con Susana Díaz a la cabeza, dejó amarrada la instalación de un equipo PET-TAC para el Hospital de Torrecárdenas, pero casualmente todo estaba preparado para ser activado justo en el momento en el que la ‘sultana socialista andaluza’ fue destronada y el PSOE perdió la mayoría absoluta y pasó a la oposición. Resulta curioso cómo estos señores son capaces de pensar que a nadie en Andalucía le va a escamar que, tras 40 años de gobiernos socialistas, fuera justo el año en el que perdieron las elecciones cuando iban a protagonizar tan importante paso en el ámbito del equipamiento médico.

Otro socialista, en este caso concejal en el Ayuntamiento, José Antonio Alfonso, médico de profesión aunque por sus declaraciones de ayer no lo parezca, respondía ayer a la pregunta de Diego Fernandez sobre las continuas mentiras, primero de Sánchez Teruel hace más de medio año y el pasado miércoles por parte de Sánchez Haro, acerca de que la Junta de Andalucía mantiene cerrados los centros de salud. Una mentira que anteayer desmentía el vicepresidente del Sindicato Médico en Almería, Paco Durbán, pero que no hacía falta que desmintiera él, puesto que todo el que esté interesado en comprobarlo puede verificar in situ que están abiertos y que, de hecho, lo han estado siempre.

El ínclito Alfonso trataba de explicar, en un laberinto dialéctico imposible, lo que significa “estar cerrado”, que para él es que las citas se piden por teléfono. No, mire usted, señor Alfonso: que un centro de salud esté cerrado es que está cerrado, es decir, y perdone la perogrullada, que no esté abierto. Y los centros están abiertos. Y añadía, el buen señor, que ya digo que es médico aunque no lo parece, que si alguien tiene una urgencia, como por ejemplo tener 37 de fiebre, si pide cita por teléfono no lo atienden. Digo que no parece médico porque ni sabe que 37 grados no constituye fiebre, ni que en todo caso eso no es ninguna urgencia y, por supuesto, tampoco se ha enterado de que en algunos centros de salud hay servicios de urgencias y en otros las urgencias están abiertas en los centros hospitalarios. En las urgencias, querido José Antonio, no hace falta pedir cita: uno va y listo.O a lo mejor sí se ha enterado, pero se une al coro de los socialistas que están seguros de que somos todos imbéciles.

Ya no me extenderé mucho en el caso de todos esos señores de extrema izquierda, socialistas y comunistas, que han tratado de justificar que una piara de animales salvajes reventara el miércoles el mitin de Vox en Vallecas, con la excusa de que si un partido de derechas va a un barrio que ellos consideran de izquierdas, lo que está haciendo es provocar. Esto, más que considerarnos gilipollas, es directamente ciscarse en la libertad de expresión, el derecho de reunión y la propia Constitución en la que, por cierto, ellos ni creen ni han creído nunca.

Victor Hernández Bru
licenciado en Ciencias de la Información y posee suficiencia investigadora por la Universidad Complutense, doctor en Humanidades (Historia) y máster en Comunicación Social por la Universidad de Almería y máster en Administración y Dirección de Empresas por ESIC. Ha dirigido diversas empresas de comunicación como socio-director, como Presssport Comunicación e Imagen y Estudionet Márketing On Line; trabajado en prensa escrita para Ideal (23 años), es responsable de comunicación de importantes empresas de diferentes sectores, como Grupo Agroponiente, Jarquil, Segusán Seguros y dirige las emisoras esRadioAlmería.com y RadioMarcaAlmería.com. Ha publicado su tesis doctoral, Historia de la Prensa de Almería, y la novela Diario de un Maltratador, además de diversos artículos especialmente enfocados sobre la historia del tiempo presente en España.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,701SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad