Nueva marca de prestigio para la artesanía andaluza

'Artesanía hecha en Andalucía' apoya la originalidad y diferenciación en el mercado creativo y da soporte a valores inmateriales que entroncan con la cultura, el arte y el patrimonio

La diferenciación de la producción artesanal viene definida por dos elementos claves: la materia prima y la técnica empleada. Es muy probable que el cliente, cuando adquiere un objeto, una figura, una prenda o un complemento, no sea consciente del proceso de fabricación que hay detrás de su confección o elaboración, ya que se encuentra ante un producto final terminado del que se siente atraído por su belleza o su diseño. Pero la artesanía lleva asociada, con carácter general, un buen puñado de valores positivos como la originalidad, exclusividad, destreza, calidad, tradición, arraigo, cultura, historia… Todo ese entramado, además de promocionarlo, es necesario protegerlo, ya que constituye la base sobre la que se construye la relación de confianza con el consumidor.

Andalucía es una de las comunidades en las que el sector de la artesanía adquiere mayor peso, ya que aglutina a unas 7.000 empresas, más del 18% de las firmas artesanas nacionales, proporcionando empleo a casi 20.000 personas, lo que supone alrededor del 19% del empleo del sector artesanal en España, según datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Teniendo en cuenta esa relevancia, la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades ha creado una marca única, ‘Artesanía hecha en Andalucía’, con la que se pretende impulsar la promoción y comercialización de la producción artesana que se realiza en la región, así como proteger y mantener el prestigio de esta actividad económica, de los profesionales y sus obras.

Con frecuencia los productos artesanales están expuestos a imitaciones y copias de baja calidad que afectan a las ventas y perjudican la reputación de los productos originales, con las consiguientes pérdidas para el sector. Por ello, ‘Artesanía hecha en Andalucía’ certifica que el artículo adquirido es un producto artesano elaborado en un taller artesano que cuenta con todas las garantías de fabricación y con los máximos estándares de calidad y que la pieza o creación es auténtica, singular e inigualable.

Pero además de apoyar esa diferenciación y garantizar la exclusividad de la producción artesana hecha en la comunidad, este distintivo da soporte a una serie de valores inmateriales que entroncan con la cultura, el arte y el patrimonio. La artesanía elaborada en Andalucía constituye en muchas de sus manifestaciones la expresión formal y cultural de su propia historia y es un claro testimonio de sus costumbres y tradiciones. De ahí la necesidad de reconocer el valor de los distintos oficios artesanos que, teniendo su origen en la tradición, proyectan en cambio su futuro hacia la innovación en técnicas y procesos y la conquista de nuevos mercados.

Esta actividad forma parte indiscutible de la oferta turística con la que cuenta un destino, cuyo atractivo también se nutre de la capacidad de creación de sus habitantes. Los artesanos son un ejemplo de esa creatividad, de la transformación de la materia prima en arte y valor. Por ello, la nueva marca permitirá que la producción artesana tenga mayor exposición y nivel de conocimiento en las zonas turísticas de la comunidad.

¿Quién puede usar la marca?

‘Artesanía hecha en Andalucía’ acredita que el producto que porta dicha marca ha sido elaborado en un taller artesano inscrito en el Registro de Artesanos de Andalucía y que cumple los requisitos para su uso establecidos en la normativa reguladora. Podrá ser usada tanto por las empresas como por los profesionales inscritos en dicho registro. También podrán exhibirla las asociaciones, federaciones y confederaciones de artesanos también registradas, aunque exclusivamente para la promoción o comercialización; así como los establecimientos comerciales de venta de artesanía, siempre que un 30% de sus productos expuestos para la venta provenga de ese tejido empresarial autorizado.

La nueva imagen sólo deberá utilizarse de forma accesoria y no sustituirá, en ningún caso, a la marca del artesano o de la empresa. Los beneficiarios que hayan obtenido la autorización tendrán que identificar sus talleres, sedes y puntos de venta, tanto fijos como temporales, con una placa que contenga la imagen y el logo.

La creación de una marca propia de artesanía andaluza es una de las actuaciones contempladas en el III Plan Integral para el Fomento de la Artesanía en Andalucía 2019/2022.

Registro de Artesanos

Podrán solicitar la inscripción en el Registro de Artesanos aquellas empresas, personas físicas o jurídicas que desarrollen esta actividad en la comunidad, que desempeñen una o varias disciplinas artesanas incluidas en el Repertorio de Oficios, y que dispongan de un local para su desempeño.

La inclusión en dicho registro no solo posibilita poder usar la nueva imagen: constituye la puerta de entrada que permite acceder a los incentivos, acciones promocionales, herramientas y servicios que pone en marcha la Consejería de Transformación Económica a favor del sector. Entre ellos, destacan las distintas líneas de subvenciones lanzadas para apoyar la reactivación de este segmento, su modernización y digitalización o la nueva aplicación digital ‘Andalucía Comercio y Artesanía’ (ACÁ). Esta plataforma está destinada a la promoción de los comercios y talleres artesanos que, a través de un sistema de geolocalización, conecta la oferta comercial de una zona con las necesidades de los usuarios. También es requisito indispensable, por ejemplo, para poder optar a los Premios a la Artesanía de Andalucía.

104 millones en ayudas

La artesanía es un sector productivo generador de empleo y con peso económico en Andalucía, que deberá jugar un papel relevante en la reactivación de la comunidad. Debido a la actual crisis sanitaria y económica, este segmento atraviesa por una difícil situación. De ahí que desde la Consejería de Transformación Económica se haya desplegado una importante batería de ayudas que superan los 104 millones de euros dirigidas a la artesanía y el pequeño comercio. De ese montante, se encuentra abierta hasta el próximo jueves 6 de mayo la convocatoria de 79,2 millones en incentivos para dotar de liquidez y evitar el cierre definitivo de establecimientos de ambos sectores con ayudas de 3.000 euros.

A esa línea se suman once millones en subvenciones con destino a pymes comerciales y artesanas para favorecer su proceso de modernización, transformación digital y su reactivación debido a la pandemia. Para este año 2021 y con la misma finalidad se convocará una dotación de 4,8 millones de euros más. Asimismo, se han concedido 2,5 millones para impulsar el asociacionismo comercial. Para este 2021 se lanzarán también dos nuevos programas de ayudas para fomentar el uso de herramientas digitales en las pymes comerciales andaluzas (3,6 millones) y para que los ayuntamientos promuevan la modernización del comercio minorista (3 millones).

2.500 talleres

La comunidad cuenta con el mayor número de talleres artesanales de España, alrededor de 2.500, y con uno de los repertorios de oficios más extensos (159 catalogados). Posee 60 maestras y maestros artesanos reconocidos y 28 profesionales con el sello de calidad, así como 49 puntos de interés artesanal y diez Zonas de Interés Artesanal declaradas, que engloban cerca de 187 talleres.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,698SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad