El Ayuntamiento de Granada y EMASAGRA impulsan un protocolo de hidrovulnerabilidad que garantiza el derecho al suministro de agua para casi 4000 familias necesitadas

El acuerdo, firmado con Emasagra, se enmarca en el Plan Estratégico de la Empresa Municipal de Aguas para la recuperación económica de Granada tras la pandemia “sobre la base de la solidaridad, la creación de empleo de calidad y la reconstrucción verde y sostenible”, según ha defendido el alcalde, Luis Salvador.

El Ayuntamiento de Granada ha impulsado, a través de la empresa municipal Emasagra, un Protocolo de Hidrovulnerabilidad “que garantiza que ningún granadino va a dejar de recibir un servicio básico fundamental como es el agua”. Así lo ha afirmado esta mañana el alcalde, Luis Salvador, quien ha presentado el acuerdo en el Consistorio junto con el concejal de Derechos Sociales, José Antonio huertas y el director-gerente de Emasagra, Juan Carlos Torres.

“Todos sabemos que el agua es un requisito básico para cualquier familia y por tanto, el garantizarla y el hacerlo además de forma que lo conozcan los granadinos es muy importante”, ha explicado Salvador. “Pero además el agua es un derecho que tenemos que garantizar. “Quien no tenga capacidad –por su situación o por tener un problema que pueda ser reconocible por los servicios sociales- debe saber que pueda verse cubierto por este convenio”, ha apostillado.

Tras agradecer la “colaboración permanente” de Emasagra con el Ayuntamiento, el primer edil ha incidido en la apuesta de su equipo de gobierno por luchar contra todo tipo de pobreza energética “al igual que nos preocupamos por intentar cubrir toda necesidad a lo que la sociedad tenga algún problema para acceder”. En ese sentido, ha recordado también “la habilitación, el pasado mes de marzo, de un fondo de 320.000 euros, todavía vigente, para ayudar a empresas, hostelería y distintos sectores que pudieran tener problemas importantes durante esta crisis que estamos sufriendo”.
Además, Salvador ha detallado que el acuerdo, firmado con Emasagra, se enmarca en el Plan Estratégico de la Empresa Municipal de Aguas para la recuperación económica de Granada tras la pandemia “sobre la base de la solidaridad, la creación de empleo de calidad y la reconstrucción verde y sostenible, que son los objetivos de este Ayuntamiento”.

El concejal de Derechos Sociales, por su parte, ha añadido que el Protocolo firmado, con una duración de cuatro años, beneficia “no sólo las familias vulnerables o personas más necesitadas, sino a los jubilados, pensionistas, familias numerosas, desempleados y viviendas de más de cuatro habitantes”.

El edil ha avanzado la constitución de una mesa técnica “formada por técnicos de Derechos Sociales y de Emasagra para trabajar sobre los casos que se nos vayan presentando. Estamos hablando de miles de familias que pueden verse beneficiadas con este convenio, gente que no puede acometer el pago de la factura del agua o que tiene posibilidades de pagarla, pero fraccionando ese abono”.

Para acogerse a este protocolo, los Servicios Sociales Municipales y Emasagra atenderán a los factores socioeconómicos y psicosociales de las familias y los técnicos del Ayuntamiento valorarán si la situación impide a los usuarios afrontar los pagos por consumo de agua, que podrán fraccionar las cantidades adeudadas o acogerse a las distintas bonificaciones y facilidades que ofrece la empresa, evitándose en todo caso el corte de suministro a ciudadanos vulnerables, según ha añadido el responsable municipal de Derechos Sociales.

También el director-gerente de Emasagra, Juan Carlos Torres, ha afirmado que «hay que dar cobertura a los más vulnerables y es que la acción social siempre ha sido una obligación en nuestra empresa pero ahora más, si cabe. Emasagra tiene que ser un motor de solidaridad y de dinamización de riqueza y empleo a través de la recuperación sostenible y próspera de Granada, un pulmón verde y social con la gestión del agua como referencia. En ese empeño, marcaremos el paso en los próximos años, con alianzas con agentes económicos y sociales, y con la máxima de no dejar a nadie atrás».

Por último, el alcalde ha felicitado a Emasgra “por un Plan Estratégico que va a ser absolutamente importante en el desarrollo de la propia ciudad y del Área Metropolitana” y ha avanzado que desde el Ayuntamiento, “queremos trabajar con ellos en un proyecto tan ambicioso y atractivo como e el riego inteligente para el Anillo Verde”.

“Estamos ante un Protocolo -impulsado en la Agenda 20/30- con el que se quiere conseguir que Granada sea una ciudad con un desarrollo sostenible, una economía circular, mayor digitalización y un mejor aprovechamiento de los recursos. Es decir, dar un salto que tenga un enfoque no solo de mejor aprovechamiento de los recursos, sino también mediombiental y de gestión más eficaz”, ha concluido.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,698SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad