Perros

Imaginará fiel lector que el título del artículo de hoy se refiere a la clase política dirigente por sus desmanes, derroches, falta de decoro y desprecio hacia el pueblo español, pero no.

Decía el gran Pau Donés que la vida son cuatro días y ya pasaron tres, así que no estemos de mala leche sino de buen humor. Y tiene razón.

En mi caso una de las cosas que me ponen de mejor humor es salir a pasear con mi perro. Mi perro, como el de casi todos, es infinitamente fiel, siempre lo noto contento, no le importa si llueve, hace frio o demasiado calor, siempre lo verán sentado a mi lado, escoja el sitio que escoja.

Me recibe con una infalible sonrisa cada vez que nos vemos y no sabe que el que realmente sonríe soy yo cuando lo veo correr junto a mi. Mi perro es de esos cuya absoluta prioridad es estar con su amo, acude a cada llamada, a cada orden, es un perro educado, noble, nervioso como pocos pero que sabe mantenerse en calma si yo se lo pido.

Y es que es de esos perros que entiende que yo soy su amo, no pasa nada por utilizar esa palabra porque es mi amigo, pero es animal. Mi perro y mi hija se han vuelto inseparables, ella con su año y medio se le sube encima, le tira de las orejas, del rabo, le fastidia, y él resignado y divertido solamente se queda allí, quieto, con ella, paciente y tranquilo, dándole cariño y haciéndole un extraordinario regalo: confianza en sí misma para estar con animales, porque mi perro es mi amigo, pero es animal.

Qué bonito es dejarlo correr en libertad, dar un largo paseo con él y verlo ventear, seguir un rastro, entrar en acequias y zarzales, y volver siempre contento, no hay mayor consuelo para una pena.

Decía la «Niña de Antequera» que su perro era valiente con los valientes y no lo había con más nobleza, había que verlo cuando jugaba con los chiquillos en la dehesa. Pues así es mi perro, noble y valiente y estoy orgulloso de él.

Por eso en estos tiempos convulsos, de extrema crisis económica, de valores y de tiempo para mi es importante hacer un aparte, coger a mi perro y disfrutar de él, porque él es único, es amigo y animal, soy su amo y soy su amigo, me regala su nobleza y su cariño, y yo simplemente estoy ahí.

Así que desde aquí quiero felicitar a todos esos perros y sus amos, que hacen grandes equipos y desde la complicidad de saber que me entendéis muestro un profundo respeto hacia los dueños de Tara, Greco, Otto, Shira, Luna, India, Bertín, Coco, Bimba, Crispi, Chispa, Polo, Gogui, Naya, Thor y un sinfín de amigos más que nos dan su amor y su cariño incondicional, llenando vacíos que ni ellos imaginan que tenemos.

Antonio Estella Pérez.

Antonio Estellahttp://www.mlalegal.org
Socio director del despacho de abogados Mlegal. Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada se especializó en derecho de los negocios en las prestigiosas escuelas jurídicas Harvard Law School e Instituto de Empresa, para posteriormente comenzar su carrera profesional en despachos internacionales como Garrigues, Deloitte y MLA. En la actualidad compagina su ejercicio profesional con la colaboración en distintas universidades y escuelas de negocio como profesor

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,671SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad