El informe de la Policía Nacional confirma la teoría de VOX y desmonta la coartada de Cabrera y el Jefe de la Policía Local

El equipo jurídico de VOX solicitó al juzgado que instruye el ‘caso 6 de enero’ un informe del dispositivo que la Policía Nacional realizó a tal efecto. La respuesta deja claro que no se percibió “ninguna zona masificada” y que todo estaba "en orden, dando por terminada la actuación a las 15:07 horas”.

El incidente del Teniente Alcalde de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, en el restaurante ‘Princi.Pico’ el pasado 6 de enero sigue su curso. El último detalle que se ha conocido ha sido la respuesta de la Policía Nacional sobre el dispositivo organizado por dicho cuerpo a instancias de la llamada al 112.

Dicho informe fue solicitado por el juzgado a petición del equipo jurídico de VOX, y el contenido del mismo deja claro que efectivamente no había ningún problema de seguridad en el citado restaurante el día de Reyes. En concreto, la Policía Nacional confirma que ocho agentes se personaron en el ‘Princi.Pico’ tras recibir “la llamada que entra en el CIMACC 091 con origen a las 14:46 horas”.

El motivo del dispositivo era “para que se dirijan a la citada calle donde al parecer mil personas se encontraban aglomeradas en un Bar”. Sin embargo, la operación se resuelve en el momento ya que los agentes “no perciben ninguna zona masificada y todo en orden, dando por terminada la actuación a las 15:07 horas”.

Este informe confirma los argumentos expuestos por VOX en su denuncia y desmonta la teoría de Juan Carlos Cabrera y de Mediana Artega, Jefe de la Policía Local.

1. El despliegue de la Policía Local y la exhaustiva inspección de varias horas de duración, no se corresponde con el contenido de la llamada al 112, ya que la Policía Nacional desmiente claramente en su informe la existencia de un altercado o circunstancia que pusiera en riesgo la seguridad.

2. La Policía Nacional culmina su operativo en el restaurante en el momento en el que la Policía Local comienza en el suyo. Esto quiere decir que la situación era la misma y pone en evidencia la coartada que mantuvo desde el primer momento el Delegado de Gobernación.

3. Tanto el informe de la Policía Local como el de la Policía Nacional dejan claro que el 6 de enero no se estaba produciendo ningún incumplimiento de la normativa Covid en el restaurante ‘Princi.Pico’. Por tanto la información facilitada por la llamada al 112 no se ajustó a la realidad y no pudo ser el motivo de ninguna sanción ni inspección exhaustiva.

4. Esta información desmonta la teoría que tanto Juan Carlos Cabrera como Pérez Arteaga han mantenido desde el inicio, y deja como único motivo real de dicha inspección la llamada personal entre ambos, que además conviene recordar que fue previa a la llamada al 112.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,716SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: