El IAM forma a un millar de profesionales sobre violencia vicaria y en las chicas adolescentes

Laura Fernández ha avanzado que la atención a menores víctimas de violencia de género crece casi un 40% en el primer semestre.

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha formado durante el mes de noviembre a un millar de profesionales de los ocho Centros Provinciales de la Mujer, los 180 Centros Municipales de Información a la Mujer (CMIM) de toda Andalucía, así como profesorado, agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad y personal del ámbito de la salud, la psicología o del trabajo social. Las formaciones, que se han realizado de manera online los días 3, 5, 18 y 19 de noviembre en horario de mañana y tarde, han versado sobre ‘Violencia de género en la adolescencia y trabajo en red’ y ‘Aspectos psicológicos y jurídicos para favorecer la recuperación integral de menores víctimas de violencia vicaria’. Estas formaciones forman parte de las más de 55 actuaciones que presentó la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, organizadas por su departamento este mes de noviembre con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que se conmemora cada 25N.

Estos cursos forman parte del Plan del Formación del Instituto Andaluz de la Mujer que busca mejorar la asistencia a las víctimas de violencia de género, así como la coordinación entre las distintas administraciones e instituciones. En el caso de los talleres sobre ‘Violencia de género en la adolescencia y trabajo en red’, en el que han participado más de 600 personas, aunque las inscripciones superaron las 1.500, el objetivo ha sido abordar la detección y primera acogida de las adolescentes víctimas de violencia de género, el acompañamiento a estas chicas y sus familias, además de impulsar los mecanismos de coordinación y gestión del riesgo poniendo el foco en el trabajo en red. La formación ha sido impartida por Paola Fernández, psicóloga sanitaria y psicoterapeuta especializada en intervención psicológica integral en violencias machistas. Además, es la responsable del Servicio de atención psicológica a mujeres menores de edad víctimas de violencia de género del Instituto Andaluz de la Mujer, en la Asociación unaAuna.

La directora del Instituto Andaluz de la Mujer, Laura Fernández, quien ha inaugurado ambos cursos, ha destacado que es “fundamental trabajar las características específicas y dificultades de la violencia de género en la población adolescente, ofreciendo al personal técnico estrategias y herramientas para la detección proactiva, la intervención y apoyo al proceso de recuperación psicológica y los itinerarios de derivación, en su caso, a los servicios especializados”. A este respecto, ha avanzado que durante el primer semestre del año se ha atendido a casi un 40% más de menores en los diferentes programas de atención psicológica dirigidas a chicas adolescentes y a hijas e hijos de mujeres víctimas de violencia de género.

Mientras tanto, en el curso ‘Aspectos psicológicos y jurídicos para favorecer la recuperación integral de menores víctimas de violencia vicaria’, al que han asistido 300 personas y las inscripciones han alcanzado las 600, se persigue mejorar y seguir perfeccionando la asistencia integral a las víctimas de violencia de género, en este caso, a las hijas e hijos de mujeres maltratadas a través de la visibilización de los recursos existentes, la adquisición de conocimientos jurídicos relacionados con la protección de estos menores y de los distintos ámbitos procesales que les pueden afectar; así como establecer cauces de coordinación y trabajo multidisciplinar entre el Instituto Andaluz de la Mujer y el personal técnico que trabajan con las y los menores víctimas de violencia de género y sus madres. El equipo de profesionales de la asociación Acción Social por la Igualdad, responsables del Servicio de atención psicológica a hijas e hijos de mujeres víctimas de violencia de género del Instituto Andaluz de la Mujer, han sido los encargados de impartir estos cursos.

La directora del IAM ha apuntado “la importancia de este tipo de programas y formaciones para la recuperación integral de una población, en este caso infantil y juvenil, especialmente vulnerable ante este tipo de violencia; tanto de la violencia vicaria, que es la que los maltratadores ejercen sobre los hijos e hijas con el objetivo de causar el mayor daño posible a sus parejas o exparejas, como la violencia machista en las primeras relaciones de parejas. Por eso, desde el inicio hemos apostado por reforzar este servicio que consideramos fundamental en la atención y de estas chicas y chicos, así como en la prevención de esta violencia en un futuro. De esta forma, hemos garantizado y afianzado estos programas con un aumento presupuestario de casi el doble de financiación, pasando de una dotación de 715.007 euros frente al 1.423.177 euros actuales, un 99,04% más”.

Asimismo, ha puesto en valor que “Andalucía es pionera en la inclusión y consideración como víctimas de la violencia de género de pleno derecho tanto a las chicas menores de edad que sufren violencia, así como a hijas e hijos de mujeres víctimas de violencia de género. De esta manera, en el Instituto Andaluz de la Mujer tenemos programas pioneros y referentes no solo en España, sino en Europa”.

Mayor atención de los menores

Precisamente, ha avanzado que a través de estos servicios el Instituto Andaluz de la Mujer ha atendido a 892 menores durante el primer semestre de 2021 a través de los diferentes programas de asistencia psicológica dirigidos a hijas e hijos de mujeres víctimas de violencia de género y a adolescentes que han sufrido agresiones, tanto psicológicas, físicas y/o sexuales, en sus primeras relaciones de pareja, lo que supone un aumento de casi el 40% (39,59%) con respecto al mismo periodo del pasado año, cuando se ayudó a 639 jóvenes. Estos programas también han ofrecido apoyo y orientación a 663 madres, padres y/o tutores legales, un 26,52% más que en 2020, cuando fueron 524. De esta forma, en los primeros seis meses de 2021 se ha prestado atención a 1.555 personas, entre menores y familias víctimas directas e indirectas de la violencia machista, frente a las 1.163 del año anterior.

En concreto, en el Programa de atención psicológica a hijas e hijos de mujeres víctimas de violencia de género se ha dado cobertura a 688 menores en el primer semestre de 2021, lo que supone un 57,07% más que en el mismo periodo del año anterior cuando se atendió a 438. También se ha asesorado a 446 madres, 160 más que en 2020. En total, se ha dado apoyo a 1.134 personas. Este programa se dirige a menores de 0 a 17 años, incluyendo también la atención perinatal, es decir, desde la gestación, el parto, el postparto y la crianza de los 0 a 3 años, así como el resto de la primera infancia (hasta los 5 años). Este servicio está dirigido específicamente a menores, pero también asesora a las madres con el objetivo de informarlas sobre los efectos psicosociales de la violencia machista en sus hijas e hijos, aprendan a identificar las señales de alarma previas a la reproducción de conductas de violencia, a mejorar las relaciones y la comunicación y, por último, orientar a estas mujeres sobre las pautas educativas más adecuadas en función de la edad. La franja de edad entre los 6 a 14 años es la que tiene más demanda.

Mientras tanto, en el Programa de atención psicológica a mujeres menores de edad víctimas de violencia de género se ha atendido a 120 chicas, de las que 63 han pedido ayuda por primera vez a lo largo de estos seis meses, lo que supone que el 52,5% son nuevas usuarias. Asimismo, se ha dado asesoramiento a 147 familiares. Este programa ofrece atención psicológica, individual y grupal a adolescentes de entre 14 y 17 años que sufren o han sufrido violencia de género en sus primeras relaciones de pareja, y además se orienta e informa a las madres, padres y/o tutores de las menores atendidas.

Como complemento a esta prestación, se ha puesto en marcha el Programa de atención psicológica a mujeres menores de edad especializada en violencia sexual donde se ha intervenido con 84 adolescentes, un 3,70% más que en el primer semestre del pasado año. Además, se ha asesorado a 70 familiares. Este servicio ofrece atención especializada para hacer frente a las consecuencias psicológicas derivadas de las agresiones y/o abusos sexuales sufridos por las menores usuarias. El programa está implementado con un equipo de psicólogas expertas en violencia de género y otro de sexólogas expertas en violencia sexual. Además, también se orienta y asesora a las familias para un mejor abordaje de esta situación.

Para acceder a estos programas, las víctimas de violencia de género deben contactar con el Centro Provincial del Instituto Andaluz de la Mujer de cada provincia, con la red de Centros Municipales de Información a la Mujer y a través del Teléfono de Información a las Mujeres 900 200 999.

Laura Fernández ha subrayado en su intervención final que “la Consejería de Igualdad y el Instituto Andaluz de la Mujer confiamos en que estas formaciones sean nutritivas, que sirvan para adquirir herramientas que se trasladen a los diferentes ámbitos de trabajo, y que, de alguna manera, se generen nuevas preguntas y debates nunca planteados. En estos cursos hemos expuesto una cara de la violencia de género que no es frecuente, y que es diferente, como es la que sufren las hijas e hijos y las adolescentes, y por ello no solo pretende formar, sino también sensibilizar”.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,717SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: