El «histórico» convenio de la Línea 3 «allana el camino» y pone el «punto y seguido» para la red completa

El Gobierno de España y la Junta de Andalucía han rubricado «por fin» el convenio de financiación del tramo norte de la Línea 3 del Metro (1.300 millones sufragados a partes iguales en ocho anualidades) en un acto «histórico» que «allana el camino» y pone el «punto y seguido» para que Sevilla cuente con una red completa de Metro.

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, y la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, han subrayado en el acto celebrado en el salón de los tapices del Alcázar que con el acuerdo firmado, fruto de «intensos meses de trabajo, acuerdo y diálogo», «arrancamos desde ya un proyecto largamente esperado por los sevillanos».

El alcalde de la ciudad, Antonio Muñoz, que ha asumido desde su llegada a la Alcaldía el papel de mediador para «desbloquear» este proyecto, ha asegurado que «me consta la voluntad» de ambas administraciones de que el acto de este miércoles sea «un punto y seguido», aludiendo a que «nos esperan ahora los vecinos de Bellavista y Torreblanca», dos barrios que serán atendidos con el tramo sur de la Línea 3 y con la Línea 2. «No debe haber otro parón de diez años», ha subrayado Muñoz.

El presidente de la Junta ha sido tajante: «Ya no hay vuelta atrás». «Pronto» comenzarán las obras del ramal técnico y, en paralelo empezarán a licitarse los subtramos (seis en total) hasta completar los 7,5 kilómetros que darán servicio a 120.000 sevillanos de barrios como Pino Montano, Macarena y Los Carteros.

Moreno ha subrayado la «envergadura» económica, técnica y social de este tramo norte de la Línea 3, un proyecto «muy importante y muy caro», para el que ya la Junta tiene consignados en los presupuestos autonómicos de 2023 los primeros 20 millones de euros. Este acuerdo, ha abundado el presidente, debe «servir de guía» para el tramo sur, cuyo proyecto actualizado estará este año; y para la Línea 2, cuya actualización se licitará este ejercicio también.

La ministra Raquel Sánchez ha defendido que «es mucho» lo que el Gobierno de Pedro Sánchez «está haciendo por Sevilla». «El Gobierno de España está con los sevillanos y los andaluces», ha remarcado, al tiempo que ha aclarado «algún malentendido». «Sin nuestra participación, sería imposible ejecutar esta ampliación», ha sostenido, ya que, ha puntualizado, «no estamos obligados porque no es nuestra competencia». En el presupuesto del Estado de 2023 también están consignados 20 millones de la primera anualidad, que serán transferidos antes del 30 de junio.

El tramo norte posibilitará la conexión con la Línea 1. Con ello, se comunicará el norte de la ciudad no solo con el Prado de San Sebastián, sino con barrios como Nervión y Los Remedios, además de con Montequinto y el Aljarafe. Incluye el paso por cuatro centros sanitarios: el Hospital de San Lázaro, el Macarena, el Victoria Eugenia de la Cruz Roja y el centro de especialidades de María Auxiliadora.

Se recorrerá en 18 minutos y dispondrá de doce estaciones: Pino Montano Norte, Pino Montano, Los Mares, Los Carteros, San Lázaro, Hospital Virgen Macarena, Macarena, Capuchinos, María Auxiliadora, Puerta Carmona, Jardines de Murillo y Prado de San Sebastián. Esta línea, con una demanda estimada de 13,3 millones de viajeros al año, supondrá una reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera de 982 toneladas al año.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,735SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: