Fernández-Pacheco pone en valor Aguilar de la Frontera como sede del Proyecto ‘Framework’

El consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía, Ramón Fernández-Pacheco, ha realizado una visita de campo a Aguilar de la Frontera, municipio de la provincia de Córdoba donde se desarrolla el proyecto europeo ‘Framework’, en la que ha puesto en valor a la localidad “como única sede española de esta experiencia piloto a nivel europeo cuyo objetivo es la conservación de nuestra biodiversidad mediante el empleo de una agricultura alternativa, sensible a la biodiversidad y permitiendo el aprovechamiento sostenible de la actividad cinegética”.

Según ha indicado la Administración autonómica, el titular de Sostenibilidad ha incidido en la importancia de que la iniciativa, puesta en marcha en España por la Fundación Andaluza de Caza y la Federación Artemisan, se desarrolle en Aguilar de la Frontera, “lo que sitúa a Andalucía a la cabeza en la búsqueda de nuevos sistemas de producción que potencien la biodiversidad en los territorios agrícolas de la mano de la actividad cinegética, gracias a la unión de dos agentes que inciden directamente sobre ella: agricultores y cazadores”.

En su visita, Fernández-Pacheco ha estado acompañado por el director general de Política Forestal, Juan Ramón Pérez Valenzuela; los delegados territoriales en Córdoba de las consejerías de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Ramón Acosta, y de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Rafael Martínez.

Igualmente, junto al consejero han estado representantes de las entidades participantes en el Proyecto Framework en el municipio cordobés, el presidente de la Federación de Caza de Andalucía, José María Mancheño; el director de la Fundación Artemisan, Luis Fernando Villanueva, y el presidente de la Sociedad de Cazadores de Aguilar de la Frontera, Cristóbal Reina.

A través del Proyecto ‘Framework’ se están llevando a cabo una serie de actuaciones agrícolas experimentales –lideradas por las federaciones Andaluza de Caza y Artemisan, junto a un grupo de agricultores locales vinculados a la Sociedad de Cazadores y el Club Peña El Coto de Aguilar de la Frontera–, con el fin de investigar acerca de las medidas más oportunas para compatibilizar la agricultura y la conservación del ecosistema.

En el caso concreto de Aguilar de la Frontera, se han instaurado unas cubiertas vegetales entre las filas de olivos que han arrojado unos resultados preliminares positivos en cuanto al incremento de la biodiversidad, la reducción de la erosión y la pérdida de suelo.

“Este proyecto es un claro ejemplo de que lo que es bueno para la actividad cinegética lo es para el entorno natural, y al revés, por eso quiero agradecer a quienes lo han puesto en marcha en Andalucía y quiero aprovechar la ocasión para reforzar el compromiso del Gobierno andaluz con la caza sostenible”, ha destacado el consejero.

En esa línea, Fernández-Pacheco ha señalado algunas de las medidas de apoyo al sector llevadas a cabo por el Gobierno andaluz, como “la firma del Protocolo para la defensa y el impulso de la Caza en Andalucía; la declaración como Bienes de Interés Cultural en Andalucía de la montería, la rehala o la cetrería o el nuevo Plan Andaluz de la Caza, que continúa su tramitación y que será la mejor hoja de ruta para la conservación y el mantenimiento del equilibrio ecológico”.

Por su parte, el presidente de la Federación Andaluza de Caza ha señalado que “los cazadores andaluces llevamos más de una década alertando del grave declive de la biodiversidad asociado a la agricultura intensiva y demandando una política agraria que permita al agricultor conciliar conservación y rentabilidad económica”.

“‘Framework’ nace para unir a cazadores, agricultores y científicos en torno a un proyecto que tiene como fin devolver la vida al olivar, garantizando el máximo rendimiento a los agricultores implicados en el proyecto”, ha afirmado.

Entretanto, el director de Fundación Artemisan, Luis Fernando Villanueva, ha agradecido a los agricultores y cazadores participantes su implicación con el proyecto y con la conservación de la biodiversidad y ha animado a otros agricultores a “sumarse a estas prácticas que están demostrando que es posible recuperar la vida en el olivar sin que el rendimiento se vea afectado, evitando además la pérdida de suelo por erosión y reteniendo la humedad, algo especialmente importante en una época de sequía como la que afrontamos”.

PROYECTO ‘FRAMEWORK’

El Proyecto ‘Framework’ nace impulsado por la Unión Europea con el objetivo de diseñar y desarrollar un nuevo método de agricultura alternativa denominada ‘Agricultura Sensible a la Biodiversidad’ que permita combinar la mitigación de los problemas agrícolas y la conservación de la biodiversidad.

En España solo se realiza en Aguilar de la Frontera, gracias a la iniciativa de la Fundación Artemisan y la Federación Andaluza de Caza (FAC) junto a la colaboración de una red de agricultores locales.

Andalucía participa en el proyecto con uno de los once estudios piloto repartidos en nueve países que comenzaron a desarrollarse en 2020 a nivel europeo y que se aplica de forma experimental en Aguilar de la Frontera, donde se ha establecido la instauración de cubiertas vegetales entre las filas de olivos como medida fundamental para recuperar la biodiversidad en el olivar.

En el caso de Aguilar, donde domina el cultivo de olivar, el Proyecto ‘Framework’ cuenta con dos zonas de estudio en unas 350 hectáreas. En la primera se están realizando actuaciones agrícolas mediante la instauración de cubiertas vegetales entre las filas de olivos. La segunda de ellas actúa como control/testigo donde comparar el efecto de las medidas implantadas.

En paralelo, se realizan una serie de muestreos de avifauna para ver la evolución de las distintas especies, sobre todo aves de pequeño formato, insectos polinizadores como mariposas y abejas, rapaces y especies cinegéticas.

De esta forma, la implantación de cubiertas vegetales ha demostrado que evita la escorrentía y previene la pérdida de suelo, incrementa la captación e infiltración del agua, reduce la temperatura del suelo en verano y la evapotranspiración, todo ello sin que exista pérdida de rentabilidad y producción para los agricultores.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,696SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

A %d blogueros les gusta esto: