La economía andaluza cae en 2020 un 10,3% por la Covid-19, tras crecer un 0,3% en el cuarto trimestre

El descenso regional fue siete décimas menor respecto al PIB nacional y esa evolución se explica por el mejor comportamiento de la agricultura, la construcción y el sector servicios

La crisis del coronavirus ha llevado a la economía andaluza a registrar en 2020 un descenso del PIB del 10,3%, pese a que en el cuarto trimestre del año ha conseguido mantenerse en cifras positivas, con un crecimiento trimestral del 0,3%, según se desprende del avance del Producto Interior Bruto (PIB) realizado por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), dependiente de la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades.

La irrupción de la pandemia está provocando un importante impacto en todos los ámbitos de la sociedad, acusándose especialmente tanto en la economía nacional como en la andaluza. Como consecuencia de ello, el año 2020 constituye el peor ejercicio para el PIB regional desde el inicio de la serie histórica en 1995. Hasta ahora la contracción más acentuada se había producido en 2009, con un decrecimiento del 3,6%, en el contexto de la anterior  crisis económica iniciada en 2008.

No obstante, esta disminución del 10,3% es siete décimas inferior al valor acumulado por el conjunto de la economía nacional, que ha descendido un 11%. Ese mayor crecimiento interanual para todo 2020 del PIB regional respecto al total nacional se explica por un mejor comportamiento de las ramas agrícolas, de la construcción y del sector servicios en su conjunto.

Estos mismos factores han sido responsables también del mejor comportamiento experimentado por la economía andaluza en el cuarto trimestre de 2020, apuntándose un crecimiento del 0,3% respecto al trimestre anterior, tan solo una décima inferior a la subida reflejada por el PIB nacional en el mismo periodo. En cambio, si se compara con el cuarto trimestre de 2019, esa evolución se torna negativa y arroja una variación del -8,7%, cuatro décimas superior al registrado por la economía española.

En el caso del sector primario, una vez avanzada la campaña de recogida de aceituna de mesa y de almazara se ha producido una mejora de las cifras de producción respecto a las estimaciones realizadas en los primeros periodos del año, con la consiguiente incidencia positiva en las estimaciones realizadas para este ámbito de actividad.

Por su parte, de acuerdo con la información parcial ofrecido por el Índice de Producción Industrial, se ha observado para las ramas industriales en Andalucía un comportamiento más negativo que para el conjunto de España, tanto para el cuarto trimestre como para el conjunto del año.

En cambio, la construcción ha tenido una mejor evolución en la economía andaluza respecto al del conjunto nacional como ponen de manifiesto los indicadores parciales relacionados con el consumo aparente de cemento o la evolución de las horas trabajadas que ofrece la Encuesta de Población Activa en Andalucía respecto al resto del país. La tasa interanual de las horas trabajadas en este cuarto trimestre es superior en más de cuatro puntos en la región en comparación con España.

Por último, en el sector servicios en su conjunto se ha observado un comportamiento menos negativo en Andalucía que en el resto nacional, de acuerdo con los últimos resultados publicados sobre la evolución del Índice de Actividad del Sector Servicios y de las horas trabajadas en el sector según la EPA.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,669SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad