Leña al fuego

Hoy nos levantamos con la espantosa imagen de ver cómo arden las calles de distintas capitales españolas, presuntamente en defensa de un autodenominado rapero que ha terminado, por tonto y por chorizo, con sus huesos en prisión.

Para colmo de males, y por si no fuera poco que un mindundi de tal calaña sea capaz de levantar a las masas, sale a la palestra su señoría Echenique, para echar leña al fuego y apoyar ese pseudomovimiento violento en defensa de no se sabe qué.

El problema es de calado porque esa gasolina no tiene mayor fundamento que la de desviar la atención del gobierno, levantar debates estériles de calado social por su extrema violencia, y alentar a los antisistema a hacer lo que mejor saben y más les gusta, ejercer violencia.

Y es que parece lógico pensar que un gobierno que recorta la libertad de prensa exigiendo su control, que recorta la libertad a la hora de escoger centro educativo, que recorta el derecho a la vida incentivando el aborto, que recorta el derecho al acceso a la sanidad universal practicando una velada eutanasia en las residencias de mayores, que discrimina por razón de sexo mediante el ministerio de igualdad, que discrimina por razón de raza anteponiendo los derechos de la inmigración ilegal a las ayudas a españoles, que discrimina por razón de religión felicitando el ramadán y el año nuevo chino mientras elimina los tradicionales belenes españoles y que, también restringe la libertad de expresión prohibiendo entonar el himno nacional en Galapagar, necesita de Pablo Hasel para justificar un falso movimiento ideológico de izquierdas que solo pretende propaganda y del que en dos días ni nos acordaremos. Hasel eres un tonto útil, pero muy tonto.

Curiosamente en la semana en la que el Juzgado imputa a Monedero por el caso neurona, Echenique se dedica a alentar a las masas en las calles, pero esta vez no contra el gobierno, sino contra decisiones judiciales que más tarde o más temprano acabarán con Podemos, que por su juventud y su beligerancia, no tiene las espaldas ni las tragaderas del PP-PSOE a la hora de delinquir.

Se augura una legislatura más dedicada a la movilización y a la propaganda que al gobierno, peligrosos días para la gente de bien. Sin embargo siempre hay esperanza, ya lo decían sus madres, quien juega con fuego se acaba quemando.

Antonio Estellahttp://www.mlalegal.org
Socio director del despacho de abogados Mlegal. Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada se especializó en derecho de los negocios en las prestigiosas escuelas jurídicas Harvard Law School e Instituto de Empresa, para posteriormente comenzar su carrera profesional en despachos internacionales como Garrigues, Deloitte y MLA. En la actualidad compagina su ejercicio profesional con la colaboración en distintas universidades y escuelas de negocio como profesor

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,703SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad