VOX Sevilla justifica su «no» a la modificación del PGOU para los pisos turísticos porque

La modificación choca con la Ley Andaluza que regula estos casos y tendría como "único perjudicado al sevillano que mediante esta actividad económica tiene posibilidades de llegar a final de mes".

El Pleno Municipal del Ayuntamiento de Sevilla tiene entre sus puntos previstos para mañana jueves, la modificación del PGOU en cuanto a la normativa para el uso de viviendas con fines turísticos. El Grupo Municipal de VOX se ha preocupado en estas últimas semanas en recabar toda la información, escuchando todas las sensibilidades implicadas en esta disyuntiva. Con todos los argumentos encima de la mesa, la decisión de este grupo va a ser la negativa a aceptar esa modificación. Por tanto el voto será «no».

En un primer lugar conviene dejar claro que VOX no se niega a una regulación de los pisos turísticos, algo que «ya aprobamos en la Comisión de Reactivación», recuerda Gonzalo García de Polavieja, portavoz adjunto del Grupo Municipal. «Sin embargo consideramos que esta aceptación no implica hacerlo deprisa y corriendo, con una celeridad que ya quisieran los sevillanos en cuestiones más importantes para el día a día de los mismos», explica el concejal de VOX.

La negativa que mañana expondrá este Grupo Municipal tiene varios argumentos de consideración, y que VOX tiene especial interés en que sean del alcance de todos los ciudadanos. Especialmente de aquellos que están implicados en esta problemática.

Definitivamente no es el momento. El turismo es inexistente hoy y no sabemos ni cuando ni cómo volverá a Sevilla. ¿Qué impide esperar a ver qué nos depara el futuro y cómo encajará en nuestra realidad?
Esta modificación choca frontalmente con la Ley Andaluza que regula estas cuestiones. Si la modificación sale adelante provocará un aluvión de demandas en los juzgados, como ha sucedido en otras ciudades, y de momento el Tribunal Supremo no se ha pronunciado al respecto.
VOX entiende la preocupación de algunas asociaciones de vecinos, pero no podemos obviar que si una comunidad de vecinos tiene problemas con los pisos turísticos ya existen herramientas legales para ello: la Ley de Propiedad Horizontal, pudiendo reformar los Estatutos de su comunidad para tal efecto.
Esta regulación sigue los modelos de Barcelona y Cádiz, donde es una obviedad comprobar como el problema no sólo no se ha resuelto, sino que además se ha acrecentado.
Esta ordenanza tiene un único perjudicado: el pequeño propietario de uno o dos pisos, el cual es vecino de Sevilla por lo general y a quien se le restringiría una actividad económica que, en muchos casos, le ayuda a llegar a fin de mes.
Por último, esta modificación sólo alimentaría a los fondos inversores extranjeros (conocidos como fondos buitres), poniendo el turismo de Sevilla en sus manos y no en las de los sevillanos.
«Pensemos en un matrimonio que, por edad, deciden destinar su piso en el centro de Sevilla a estos fines para destinar los rendimientos al pago de una residencia donde serán mucho mejor atendidos. Si vivieran en una segunda planta, no podrían hacerlo», justifica Gonzalo García de Polavieja.

«Las ciudades que han optado por estos modelos suelen tener alcaldes populistas de extrema izquierda que llevan al abismo a sus ciudades, no solucionan los problemas y acaban perjudicando tanto el desarrollo económico como la creación de empleo», termina asegurando el portavoz adjunto de VOX en el Ayuntamiento de Sevilla.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,701SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad