La Junta ha gastado ocho millones de euros en la reparación urgente de puentes en mal estado

La Consejería de Fomento está llevando a cabo una exhaustiva revisión de los puentes de la red de carreteras autonómica

La reparación urgente de puentes que se encontraban en mal estado y con patologías severas en la red viaria autonómica ha supuesto ya un coste superior a los ocho millones de euros en dos años. La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha sufragado con obras de emergencia los daños de estas estructuras, algunas de las cuales tuvieron que ser demolidas y reconstruidas ante el riesgo que suponía para los conductores.

El puente Infanta Cristina sobre el río Carreras, que supone el principal acceso a Isla Cristina (Huelva), es el último que se someterá a una reparación urgente. La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, avanzó la declaración de emergencia en la última comisión de Fomento, a la vista de «los daños estructurales del puente, que suponían un grave peligro». Más de dos millones de euros irán a parar a la rehabilitación integral de esta estructura de 200 metros, que ha sufrido procesos de corrosión extrema de las armaduras del puente, además de la aparición de grietas y fisuras.

La próxima reparación del puente de Isla Cristina será la actuación de emergencia con mayor desembolso, pero no la única. En el último año y medio se ha actuado de urgencia en la reparación integral de siete puentes de las provincias de Cádiz, Granada, Jaén y Sevilla. Tres de ellos tuvieron que ser reconstruidos completamente debido a su mal estado, fruto de años de desgaste y escasa conservación: el puente sobre el río Chico en Órgiva, en la A-348; el puente sobre el río Baza en la A-4200; y el puente sobre el río Alhama en la travesía de Santa Cruz del Comercio, cuya nueva estructura fue inaugurada este febrero por el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.

Un ejemplo de rápida actuación han sido, por ejemplo, las obras de emergencia del puente sobre el río Jándula, en Andújar, con más de un siglo de existencia. Este enlace histórico para acceder al Parque de la Sierra de Andújar y al santuario de la Virgen de la Cabeza sufría un importante deterioro que se solventó sólo tres meses después de detectarse con una inversión de 1,2 millones.

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio cuenta en cartera con tres obras más que se encuentran recientemente finalizadas o en plena ejecución. Estas tres intervenciones, que suman un importe superior a los 1,8 millones de euros, suponen la reparación y adecuación estructural del puente sobre el arroyo del Salado en Montellano (Sevilla), la reparación de tres pasos superiores sobre las líneas ferroviaria Linares-Almería a la altura del término municipal de Úbeda y, por último, el arreglo de los daños en el estribo del histórico puente de hierro sobre el río Guadalete en La Barca de la Florida, una ELA de Jerez de la Frontera.

Para evitar llegar a estos extremos y el sobrecoste que supone no actuar a tiempo en estos puentes antes de que lleguen al colapso, los servicios de Conservación de Carreteras llevan meses realizando inspecciones en los puentes. Fruto de este trabajo se detectaron las patologías del puente de Hierro de la Barca de la Florida, en Jerez de la Frontera, y del puente sobre el río Jándula, en Andújar. A estos trabajos de campo se sumará en unos meses un contrato integral para la revisión de los 3.000 puentes o estructuras existentes en la red viaria de titularidad autonómica para comprobar su estado y fijar así un calendario de actuaciones en aquellos en los que se detecten patologías.

El Puente del Alamillo, que se construyó con motivo de la Exposición Universal de 1992 en Sevilla, es de las estructuras que ya ha pasado con éxito el examen. La estructura se sometió a su primera revisión completa en cerca de 30 años de vida. Este chequeo, con un presupuesto de 500.000 euros, se desarrolló hace un año con empresas punteras en la conservación de puentes atirantados, tecnologías de tirantes y consultoría general, que recurrieron incluso, por primera vez en España, de robots trepadores que permitieron la auscultación continua del tirante con un alto rendimiento y, además, sin cortar el tráfico. En definitiva, se inspeccionaron los anclajes inferiores y superiores y la longitud libre de los tirantes, además de verificar el estado de todas las vainas de protección, llevar a cabo un ensayo magnético inductivo (MFL) sobre nueve tirantes y una nivelación de precisión del tablero.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

908FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,964SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad