La Junta destinará en los próximos meses más de 50 millones a I+D+i y transferencia de conocimiento

El consejero Rogelio Velasco destaca que el objetivo del Gobierno andaluz es aumentar el gasto de 2019, año en el que el apoyo público dio "un verdadero vuelco".

La Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades convocará en los próximos meses más de 50 millones de euros en ayudas destinadas al fortalecimiento de proyectos de I+D+i y la transferencia de conocimiento, según ha destacado Rogelio Velasco durante el Foro Abierto de Ciencias de América Latina y el Caribe CILAC 2021. En su intervención, ha subrayado que ese montante se encuadra en la partida de 391 millones de euros a disposición de la I+D+i andaluza entre el inicio de la legislatura en 2019 y finales de este año.

Velasco ha indicado que ese compromiso económico responde al objetivo de la Junta de «incrementar las cifras de gasto de I+D que se alcanzaron en 2019, «año en el que el apoyo público a las políticas de investigación dio un verdadero vuelco, incrementándose un 5,28%, lo que representa el mayor esfuerzo inversor por parte del sector público en la última década». En ese contexto, ha explicado que «el desarrollo económico de cualquier región depende de la capacidad de su sistema de I+D+i para generar y transferir conocimiento e innovación». «Debemos ser capaces de hacer llegar los resultados de la labor investigadora a todo nuestro sector productivo si queremos realmente impulsar una economía sólida y robusta», ha apostillado.

El consejero de Transformación Económica ha señalado que dicha transferencia ha de estar dirigida en dos direcciones: tanto para mejorar los modelos productivos actuales como para identificar ventajas competitivas que propicien nuevos sectores estratégicos y emergentes capaces de crear riqueza y generar empleo. En ese sentido, ha remarcado que desde su departamento se está ayudando a los sectores más tradicionales para que «incorporen, de manera continuada, nuevos conocimientos a sus procesos de gestión, producción y comercialización con el objetivo de que sigan siendo competitivos en el futuro».

De igual modo, ha destacado que «también se apuesta por segmentos y actividades intensivos en conocimiento, que tienen un poderoso efecto de arrastre y de innovación sobre el conjunto de la economía regional». Se trata de campos como la biotecnología, la biomedicina, las energías renovables, la industria aeroespacial, las tecnologías de la información, la economía digital, o las industrias y servicios ambientales, entre otros.

Exponentes del sistema regional de I+D+i andaluz.

Por otro lado, Rogelio Velasco ha puesto de manifiesto que Andalucía cuenta con grandes ejemplos de ecosistemas innovadores ligados a universidades, con empleo vinculado, en buena parte, al conocimiento y la tecnología; y con empresas que dedican más recursos a la formación de sus trabajadores que la media, y que tienen facilidad para colaborar y encontrar socios con los que desarrollar proyectos de I+D+I», ha dicho. Asimismo, se ha referido a «la encomiable capacidad» de adaptación y potencial innovador que han demostrado durante la pandemia tanto las universidades y centros investigadores como el sector empresarial.

En ese sentido, ha recordado que durante la crisis sanitaria «muchas empresas han reorientado su producción para aportar soluciones y las universidades públicas han intensificado su labor investigadora para el desarrollo de herramientas que mejoren el diagnóstico y tratamiento de pacientes COVID, así como contribuir al mejor conocimiento de la enfermedad». Para refrendar esa afirmación, Velasco ha detallado que a través de la plataforma PLAnd COVID-19, puesta en marcha por la Consejería de Transformación Económica se han presentado unas 500 propuestas y sean cerrado más de 120 acuerdos entre empresas para la provisión de material sanitario o de capacidades industriales y tecnológicas de apoyo y asesoramiento. Esta iniciativa fue creada para la recepción, análisis y transferencia de capacidades y soluciones de innovación para la lucha contra la pandemia.

Igualmente, el titular de Transformación Económica ha subrayado también otro de los exponentes relevantes del sistema regional de I+D+i: la red de parques tecnológicos andaluces, que constituyen «puntos de encuentro para el tejido productivo y la I+D+i andaluza», ha dicho. «Estos espacios han aguantado mejor el envite tanto de la crisis económica como de la pandemia», ha remarcado.

Además, ha señalado que los parques son vistos como destinos preferentes a la hora de iniciar proyectos empresariales y tractores de capital internacional, como lo demuestra la preferencia por Málaga TechPark de la multinacional Dekra, que va a instalar allí su nuevo hub global de tecnologías digitales; o Google, que ha elegido también este parque como sede de su futuro Centro Internacional de Excelencia para la Ciberseguridad.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

909FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,898SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad