El centro Principia será referente internacional de las vocaciones científicas y las nuevas tecnologías

Javier Imbroda señala en Málaga durante el foro del Diario Sur que el Gobierno andaluz sienta las bases para que la educación "tenga un recorrido de generaciones".

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha destacado que el Gobierno andaluz está sentando las bases para que la educación «tenga un recorrido no de legislaturas, sino de generaciones». En este sentido, el consejero ha afirmado que «la política nunca ha tenido la visión de la educación a largo plazo, sino cortoplacista, y a veces ni eso». Imbroda, que ha participado en el encuentro virtual organizado por el Diario Sur, ha señalado que «esto va de creación, atracción y retención del talento» y ha añadido que el desafío constante a partir de ahora está en el desarrollo del talento, esa va a ser la gran ventaja competitiva de cualquier institución, y para eso la educación y la formación permanente no es solo vital sino que hay que hacerla. Asimismo, el titular de Educación ha anunciado en este foro que la Consejería destinará casi medio millón de euros a la modernización y ampliación del Centro Principia de Málaga, espacio dedicado a la divulgación científica y tecnológica de forma didáctica.

Se trata, ha avanzado Imbroda, de una remodelación que, según las previsiones y si todos los plazos se desarrollaran con normalidad, podría estar lista para finales de año o principios de 2022. De esta manera, ha destacado el consejero, esta actuación sienta las bases para un nuevo Principia que «sin lugar a dudas se convertirá en un referente internacional de las vocaciones científicas y de las nuevas tecnologías». Javier Imbroda también ha agradecido la complicidad del resto de las administraciones implicadas, «un ejemplo más de colaboración institucional y que vamos a trabajar de la mano para relanzar este centro interactivo».

Además, el consejero ha detallado las medidas puestas en marcha por su departamento para «recuperar la excelencia de la educación en Andalucía sin dejar a ningún alumno atrás», en un momento además marcado por una pandemia. Para ello, Educación cuenta con un presupuesto que asciende a 7.340 millones de euros, 482,53 millones más respecto a este año 2020, lo que supone un crecimiento del 7%. Esta cifra, la más alta de la historia de la Junta en Educación, ha afirmado Imbroda, «evidencia la apuesta indiscutible de este Gobierno por la educación andaluza». En este sentido, ha resaltado que con estas cuentas se puede atender mejor a cada uno de los estudiantes andaluces. De hecho se ha incrementado la inversión por alumno y alumna en más de 500 euros, superando por primera vez, y «ampliamente», los 4.000 euros, hasta alcanzar la cifra de 4.200 euros por alumno, un 16% desde 2018.

El consejero ha hecho especial hincapié en la inversión destinada al alumnado más vulnerable. Así, ha subrayado que la Educación Especial cuenta con el mayor presupuesto de su historia superando ampliamente los 400 millones de euros y con un programa específico de atención preferente a las infraestructuras de los centros de Educación Especial, compensatoria y difícil desempeño, por valor de unos 14 millones de euros en dos años, con el que la Consejería quiere reforzar el apoyo a los centros que atienden a alumnado con características especiales.

Entre las medidas para reducir las tasas de fracaso y abandono escolar temprano, el consejero se ha referido a la puesta en marcha de un Refuerzo Integral que permita al alumnado y, en especial al más vulnerable, tener un refuerzo académico y pedagógico que se extienda en periodo lectivo y extraescolar. Así, este curso el Programa de Refuerzo, Orientación y Apoyo (PROA) se ha ampliado a tres días por semana y se ha adelantado la fecha de comienzo de enero a septiembre y se extenderá hasta finales del mayo. A esta iniciativa se suma el programa de Refuerzo Educativo Estival, que volverá a ofertarse el próximo verano. Otra de las iniciativas es el programa Impulsa, dirigido a los estudiantes de 5º y 6º de Primaria y de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) escolarizado en centros públicos de zonas socio-económicas vulnerables.

El consejero ha destacado también como una prioridad esencial la figura del profesorado, que ha definido como el alma del sistema educativo y que sin ellos los avances en la educación no serían posible. Así, Imbroda ha explicado que este curso se han reforzado las plantillas docentes públicas con casi 9.000 docentes más para hacer frente a un curso excepcional como consecuencia del Covid-19. Además, el consejero ha recordado que las plantillas de la red concertada se han reforzado con más de 1.300 docentes. Este incremento de profesorado ha sido fruto del diálogo con los distintos representantes sindicales tanto de la pública como de la concertada.

Todas estas medidas, ha resaltado Imbroda «están permitiendo que miles de alumnos puedan seguir su formación alejados de las palabras fracaso o abandono».

Apuesta por una estrategia digital.

Igualmente, el consejero ha afirmado que Andalucía «necesita subir el nivel y avanzar hacia la excelencia educativa. Uno de los objetivos marcados, ha asegurado el consejero, es seguir avanzando en la transformación digital de la educación. Así, se están poniendo a disposición de los centros docentes públicos más de 86.000 dispositivos electrónicos tanto para maestros y profesores como para cubrir las necesidades del alumnado afectado por la brecha digital, ha afirmado.

Además, se han firmado sendos convenios con Google y Microsoft que permitirán a los centros docentes públicos andaluces acceder a los servicios educativos cloud de estas dos compañías de forma gratuita y que complementarán a las plataformas que la Consejería ya pone a disposición de la comunidad educativa. Estos convenios, ha indicado el consejero, contribuyen sin lugar a dudas a mejorar los procesos de enseñanza-aprendizaje de más de 440.000 estudiantes.

También ha destacado que durante estos dos años se ha ido digitalizando cada vez más los procedimientos administrativos de la Consejería a través de la Secretaría Virtual.

Imbroda ha hecho especial hincapié en las medidas tecnológicas puestas en marcha tras el cierre presencial de los centros docentes por la crisis del Covid-19. «La Consejería respondió en 24 horas al reto de pasar de una educación presencial a una ‘online’ reforzando su infraestructura tecnológica de manera inmediata». De esta manera, se potenció la plataforma Moodle Centros que han utilizado 142.467 docentes y 1.064.997 alumnos y alumnas; se creó la web eAprendizaje con un total de 140.877 visitas y se incrementó a un 200% los servidores destinados a iPasen y en un 500% su ancho de banda. También se aumentó la capacidad de los servidores Blogaverrores para contenidos digitales en un 400% y la potencia de Moodle en un 300%.

Otra de las líneas estratégicas para avanzar en la excelencia de la Consejería ha sido la puesta en marcha de una red pública de Bachillerato Internacional, integrada por ocho institutos un centro por provincia, de Centros Educativos de Excelencia Deportiva que permitirá compatibilizar las enseñanzas de Bachillerato y Formación Profesional con los entrenamientos de los deportistas de alto nivel, alto rendimiento y rendimiento de base o un programa de que permitirá compatibilizar las enseñanzas de Educación Secundaria con los estudios profesionales de Música y Danza en horario lectivo.

Plan de Infraestructuras Educativas 2021.

Respecto a las infraestructuras educativas, el consejero ha explicado que existía una necesidad de dar respuesta de forma ordenada y planificada a las demandas y nuevos retos del sistema público. Con este criterio se ha aprobado el Plan de Infraestructuras Educativas 2021, que en el caso de Málaga incluyen 48 obras de creación, ampliación o mejora de centros educativos públicos, con un presupuesto programado de más de 54,2 millones de euros.

Asimismo, el consejero ha resaltado que este plan incluye la mayor apuesta de la historia de Andalucía por la bioclimatización y las energías renovables, con 400 actuaciones de instalación de sistemas de refrigeración adiabática y placas solares fotovoltaicas en centros públicos andaluces, por valor de 140 millones de euros. Este plan prevé, en la provincia de Málaga, la ejecución de 14 actuaciones en el periodo 2021-22 en centros ubicados en las zonas con mayor severidad climática en verano con una inversión de cinco millones de euros

Se trata de un programa que da continuidad a los proyectos piloto de adiabática y fotovoltaica iniciados en 2020, con la novedad de que en 2021 ambas actuaciones se ejecutarán de forma simultánea en los centros, de manera que se cubrirán tanto las necesidades de mejora de la climatización como las de ahorro y la eficiencia energética de los mismos.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,698SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad