La Policía Nacional detiene a un hombre por estafar, con la connivencia de un proveedor, a la empresa de aceite reciclado para la que trabajaba

El empleado de la compañía perjudicada -con sede social en Málaga- era el responsable de recepcionar los barriles de aceite usado procedentes del proveedor, que estaría en complot con el anterior, contabilizándose en factura más barriles recibidos de los que realmente se suministraban. La operativa fraudulenta fue detectada por responsables de la empresa al observar un descuadre entre los litros reales de aceite recibidos y el importe abonado al proveedor.

La Policía Nacional ha detenido en Málaga a dos hombres de nacionalidad española como presuntos responsables de un delito de estafa continuada a una empresa de aceite reciclado. Entre los investigados figuran un empleado de la compañía perjudicada y un proveedor que suministraba óleo usado para su reciclado.

Según las pesquisas, el trabajador de la empresa afectada, con sede social en la provincia de Málaga, era el responsable de recepcionar los barriles de aceite usado procedentes de un proveedor –que estaría en complot con el anterior-, contabilizándose en factura más mercancía recibida de la que se suministraba realmente. El importe de lo estafado asciende a 20.000 euros.

La operativa fraudulenta fue detectada por responsables de la compañía, al observar un descuadre entre los litros reales de aceite recibidos y el importe abonado al proveedor –procedente de Córdoba-.

Origen de la investigación.

La investigación comenzó a raíz de la denuncia por parte de uno de los socios de una empresa dedicada a la recepción de aceite usado para su reciclaje, en la que se daba cuenta del cobro indebido de más litros de producto recibido que el que en realidad se entregaba por el proveedor.

Las pesquisas practicadas permitieron constatar que, a los seis meses del  inicio de la relación comercial entre la empresa perjudicada y el proveedor, aumentó la cantidad de barriles suministrados, así como la frecuencia de las entregas.  Además, tras analizar de forma pormenorizada las características y dimensiones de los bidones de suministro de aceite y las dimensiones exactas y capacidad de carga del vehículo de reparto, se constató que como máximo se podían transportar 38 bidones, siendo superiores los barriles recogidos en la documentación de recepción de la mercancía.

Finalmente, los agentes detuvieron a ambos investigados, acusados de un delito de estafa continuada por una cantidad que asciende a los 20.181 euros. De los hechos conoce el Juzgado de Instrucción Número 4 de Málaga.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,716SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: